Feeling acuerdista UCR-PRO-juecismo

Rodrigo de Loredo
Rodrigo de Loredo

[dc]E[/dc]l feeling entre el PRO y el aguadismo sumó ayer un nuevo capítulo en Río Cuarto, con la excusa de la presentación del libro de Rodrigo de Loredo, “Salir a flote”, en el cual el legislador critica el modelo delasotista.
El acto fue en El Viejo Mercado, y asistieron dirigentes macristas, además de radicales.
De Loredo reunió a los tres intendentes radicales de 1983 a hoy: Miguel Abella, Antonio Rins y Juan Jure.
Por el PRO estuvieron el diputado nacional (y exárbitro) Héctor Baldassi, el macrista local Jorge Pazo y el dirigente agropecuario Néstor Roulet. El caso de Roulet es singular, porque fue candidato a vicegobernador de Oscar Aguad en 2011, se pasó al macrismo en 2013 para enfrentar al mismo candidato radical, y ahora apoya al legislador aguadista en la presentación de su libro. Baldassi, en declaraciones a LV16 dijo ayer que el PRO es “un partido siempre dispuesto al diálogo”, pero advirtió que “todavía es apresurado hablar de acuerdos”.
El macrismo y el aguadismo tienen lazos políticos desde hace mucho tiempo, pero ahora están logrando que esa comunión se extienda al resto de la UCR, o mejor dicho, a la mayor parte del partido.
De hecho, el intendente Ramón Mestre le pide consejos de gobierno a Macri y los mestristas, en general, ya no descartan un acuerdo electoral con el PRO. Influye para ello que ven bloqueada una alianza con el Frente Cívico, desde donde Luis Juez dispara denuncias mediáticas y judiciales contra Mestre.
Como si coincidir con el mestrismo les resultara muy difícil, los aguadistas ahora aparecen permeables a un acercamiento al juecismo. No lo descartan, por lo menos, a pesar de lo duro que siempre fue Juez con Aguad.
En la misma dirección que los aguadistas marcha el intendente de Río Cuarto, Juan Jure, quien gobierna con el Frente Cívico y se acerca a Macri.
Ambos puntos de vista, el mestrista y el aguadista son complicados de encajar en el esquema nacional del Frente Amplio Unen. Allí está Luis Juez junto a la UCR (lo que fastidia a los mestristas), pero rechazando de plano un acuerdo posterior con el PRO (como quieren los aguadistas).
Juez es, como siempre, la piedra en el zapato de la UCR.
Ayer, en declaraciones a un programa de TV, Juez insistió con que quiere aliarse con radicales, pero no con Mestre. Elogió a Dante Rossi, quien renunció a la subsecretaría de Tránsito de la Municipalidad, y contó que se había reunidos dos horas con Jure; además, informó de un encuentro entre Mario Negri y Graciela Villata, aunque desde el entorno del radical aclararon que hablan cada vez que se encuentran en la Cámara de Diputados, sin segundas lecturas.
Jure reconoció que tomó un café con Juez en Córdoba. “Ojalá que podamos abrir un abanico bien amplio”, dijo. “La historia argentina nos demuestra que ha habido muchas experiencias en la que han podido convivir distintos sectores politicos, partidarios, en un mismo proyecto”, agregó.
El riocuartense dijo que hay que “sentarse a dialogar” entre dirigentes de distintos proyectos. Y recalcó: “Nuestro gobierno es una clara expresión de esto”. “No hay que ponerle límites a la construcción del proyecto”, enfatizó.