Recaudación dejó excedente de u$s 183 mil M en 6 años

2014-04-23ECONOMIA02De acuerdo a un análisis de la Fundación Libertad y Progreso, entre 2008 y 2013 hubo un excedente de recaudación de US$ 183 mil millones para el Tesoro nacional. El cálculo surge a partir de un gasto histórico del 30% del PBI que, en los últimos años, superó ese nivel. Para la entidad –que tiene entre sus referentes a Manuel Solanet y Aldo Abraham-, ese excedente podría haberse empleado para “mejorar la calidad de vida y empleo de los argentinos, a través de varias vías, como la construcción de viviendas y autopistas y la eliminación de la desnutrición”.
Como ejemplo, de esos u$s 183 mil millones, unos u$s 60 mil millones se podrían haber construido casas para dos millones de familias de cinco integrantes, cada casa a un valor promedio de u$s 30 mil (tomando la cotización blue utilizada en la valuación del mercado inmobiliario). Además, dotar de agua, electricidad, cloacas y gas a esas casas demandaría un extra de U$S 6 mil millones.
Por otro lado, la Fundación plantea en un documento con el excedente también se podrían haber construido siete mil kilómetros de autopistas en los principales corredores de tráfico del país, de acuerdo al plan del Instituto Nacional de Transporte de la Academia Nacional de Ingeniería, a un costo total de u$s 23.100 millones. “Estas decisiones de inversión, además de los beneficios evidentes que hubieran provocado en la vida concreta de los ciudadanos, hubieran generado miles de nuevos puestos de trabajo”, señala el documento, que calcula que estos proyectos habrían creado 819.400 empleos directos e indirectos.
Para los autores del reporte, aún utilizando ese dinero para viviendas, servicios y autopistas, todavía sobrarían fondos para financiar la erradicación de la desnutrición de los niños entre 0 y 2 años (aproximadamente u$s 1.584 millones, tomando como base las estimaciones de la Fundación Conin) y todavía sobrarían u$s 73.416 millones que podrían usarse para aumentar las jubilaciones, mejorar los hospitales o financiar futuras reducciones de impuestos.
“Entre 2008 y 2013 el Gobierno contó con un excedente de recaudación que se usó para financiar gasto público improductivo, y aún así no alcanzó para cubrirlo del todo, generando un déficit que llegó al 4% del PBI”, destaca Solanet. “Sólo utilizando una parte del excedente de recaudación, el Gobierno podría, por ejemplo, haber eliminado completamente las villas miserias, construyendo viviendas dotadas de los servicios básicos para 10 millones de personas”, agrega el director de la entidad, Agustín Etcheverre.

Gasto récord
Con datos cerrados de 2013, la recaudación nacional representa el 34% del PBI, equivalente a más de $1 billón, récord en la historia argentina. Nunca hubo tantos ingresos, pero tampoco nunca hubo tanto gasto y eso explica que se haya decidido usar parte de las reservas para financiarlo. Para la consultora Idesa “la sucesión de violaciones institucionales y la apropiación de las reservas tienen como principal finalidad financiar una dinámica fiscal insostenible; el problema de fondo es el desorden de las cuentas públicas. Nunca el sector público nacional dispuso de tantos recursos como en la actualidad. Pero la mayor parte de estos recursos son destinados al sostenimiento de actividades no estratégicas o directamente a alimentar burocracia, clientelismo y corrupción. Sólo de esta manera se explica que, con semejante aumento del gasto público, la población no disfrute ni de más ni de mejores servicios públicos y que se sigan postergando las inversiones fundamentales para el desarrollo económico y social”.
Según el Ministerio de Economía entre 1993 y 1999, los ingresos reales del sector público crecían a una tasa promedio anual de 5,4% mientras que el gasto público lo hacía al 8,2% anual; entre 2002 y 2008 -post default, megadevaluación y pesificación compulsiva- los ingresos públicos pasaron a crecer al 16% anual y el gasto público al 13,4% anual. A noviembre del 2009 los ingresos públicos reales crecen sólo al 3,8% mientras que el gasto público real crece al 16,8% interanual.