Aguad agitó el fantasma de la ruptura en el radicalismo

ilustra el casper de aguad[dc]O[/dc]scar Aguad retomó ayer uno de sus pasatiempos favoritos: la agitación del fantasma de la ruptura del radicalismo. En declaraciones a Canal Doce, advirtió que “el país” es su prioridad frente al partido, sugiriendo que podría abandonar la UCR si finalmente se adopta una estrategia aliancista estrecha, que no incluya al PRO.“Yo quisiera quedarme en mi partido, pero la prioridad es mi país”, disparó cuando le preguntaron por si era capaz de provocar una ruptura en la Unión Cívica Radical, en el escenario de un partido encapsulado.
“Yo estoy dispuesto a hablar con todas las fuerzas políticas; voy a hacer todos los intentos para que mi partido acepte construir un frente”, prometió.
Aguad propone una coalición amplia, tanto que incluya al PRO. Otros, en el radicalismo, como Mario Negri, entienden que el rumbo es hacia un acuerdo con el socialismo de Hermes Binner. Ramón Mestre guarda silencio.
La amenaza de una ruptura es una táctica que Aguad ejercita en los años no electorales, en los de rosca. Sin embargo, hace un par de semanas retiró planillas para constituir su núcleo interno en la UCR, que se llamará Marea Radical, para independizarse del mestrista Confluencia.
Aguad reflexionó sobre las dificultades de construir una coalición nacional: “Conversar con alguien que piensa lo mismo que yo es muy sencillo. El desafío es conversar con alguien que piensa diferente. Este es un país dividido, fragmentado en el que no logramos ponernos de acuerdo”.
También se mostró aliancista puertas adentro de la provincia, para “evitar el cuarto mandato de De la Sota”. “Hay que armar un frente contra De la Sota, hay que construir un frente provincial para luchar contra De la Sota. Y tiene que ser un frente parecido al nacional”, especificó.
En relación a la relación entre Mestre y Juez, opinó que el senador del Frente Cívico “no puede pretender decirle a los demás lo que tiene que hacer”. “Yo puedo marcar un pensamiento diferente, pero decir que no puedo dialogar me parece que es al menos ridículo”, agregó.

Apoyo de Baldata
A Oscar Aguad le llegó un mensaje amistoso desde la Coalición Cívica-ARI. La ex diputada nacional Griselda Baldata dijo coincidir con el radical acerca de la necesidad de formar una gran coalición “programática y opositora” para disputar el poder al peronismo provincial.
“Nuestro partido no tiene ni la estructura territorial ni de gestión, como tiene la UCR y, en menor medida, el Frente Cívico; pero sí una enorme voluntad de hacer los aportes necesarios para encontrar programas, proyectos y propuestas que puedan seducir a un electorado tan calificado como el cordobés”, ofreció Baldata.
“Es necesario un acuerdo programático y de conductas que pueda presentarse como alternativa de gobierno para la gran mayoría que hoy no se siente representada por Unión por Córdoba”, sostuvo.
Para Baldata, “sólo hay que demostrar actitud constructiva, responsabilidad en las expresiones, minimizar las diferencias personales y exponenciar los acuerdos de gestión”. “Debemos estar a la altura de las circunstancias”, pregonó.
Elisa Carrió también comparte la posición de Aguad de ir hacia una alianza amplia, que pueda incluir a Mauricio Macri, para las presidenciales de 2015.