Nuevo transporte espera prueba de fuego: inicio de clases

Debut con sanciones Durante el fin de semana largo, el secretario de Transporte hizo público el descontento que generó en el poder concedente del servicio, los incumplimientos de Ersa y Autobuses Santa Fe con respecto a la correcta demarcación de las paradas. Este medio, pudo conocer que con la correspondiente intimación para cumplir con el requisito en un plazo no mayor a los siete días, el municipio sancionará económicamente a las firmas. Aún no trascendió la cifra de la multa.
Debut con sanciones
Durante el fin de semana largo, el secretario de Transporte hizo público el descontento que generó en el poder concedente del servicio, los incumplimientos de Ersa y Autobuses Santa Fe con respecto a la correcta demarcación de las paradas. Este medio, pudo conocer que con la correspondiente intimación para cumplir con el requisito en un plazo no mayor a los siete días, el municipio sancionará económicamente a las firmas. Aún no trascendió la cifra de la multa.

La gestión radical dio la señal de largada del nuevo sistema de transporte el pasado sábado. El debut incluyó la incorporación de 160 unidades cero kilómetro, tres días de gratuidad para la familiarización de los usuarios con los nuevos corredores y frecuencias; y el estreno del también renovado precio del boleto a $5,30 desde ayer.
Con un pedido de “paciencia” a los vecinos, en el discurso de apertura de sesiones del Concejo Deliberante, el intendente Ramón Mestre intentó matizar algunas críticas no sólo de la oposición sino de los propios pasajeros. Cierto es que los responsables de la instrumentación de la primera etapa de renovación del sistema vieron la necesidad de corregir recorridos sobre la marcha. Las quejas son previsibles y, sólo por ahora, pueden explicarse por las propias vicisitudes del cambio. Con el correr de los días, sí no son corregidas el cantar comenzará a ser otro.
La realidad no fue negada: desde la Secretaria de Transporte municipal, a través de su responsable Juan Pablo Díaz Cardeilhac, confirmaron que se llevaron adelante más de una veintena de modificaciones, mientras que no descartaron otras conforme a los planteos vecinales, todo con miras a ofrecer un servicio de calidad.
Como se espera en todo estreno, el optimismo debe ser la palabra clave. Si bien es lógico que todo cambio acarree reticencias, siempre hablando en el plano de las funcionalidades, se sabe que los aciertos y desaciertos de una iniciativa de gestión comenzarán a verse a partir de hoy, el primer día hábil que permitirá “medir” con una mayor aproximación las aplicaciones de una visión de movilidad del equipo de gobierno comandado por Mestre.
En Transporte tienen datos muy preliminares de los primeros tres días con los nuevos servicios, fundamentalmente, porque el fin de semana largo no permite una foto real de su funcionamiento. Cardeilhac informó que las unidades que engrosaron la flota estuvieron en pleno funcionamiento con una gran cantidad de pasajeros, atípica para los días sábados. La tendencia fue tomada por los funcionarios mestristas como un “signo de aceptación”.

Día clave
La jornada de hoy será un día clave con la reanudación del ritmo natural de la ciudad que se permitió una pausa por el fin de semana de Carnaval de cuatro días. Igual, en el gabinete municipal no desconocen que la prueba de fuego aún no llegó. No podría ser otra que el inicio del ciclo lectivo con la movilización de más de 391 mil estudiantes capitalinos.
Si se saca una cuenta rápida basándose en los beneficiarios del Boleto Educativo Gratuito que habilitó el Gobierno de la Provincia, el sistema de transporte local traslada, en números redondos, a 120 mil estudiantes y maestros de todos los niveles (poco más del 80% pertenece al nivel inicial, primario y secundario). El paro “solidario” con CTRA, anunciado por UEPC y SADOP, gremios que nuclean a los docentes públicos y privados de la provincia respectivamente, ampliará por 48 horas más el periodo de “experimentación” de los usuarios de las 72 líneas de colectivos.
El uso normal de miles y miles de escolares y educadores del servicio, sin dudas, moverá la aguja y traerá la foto que requieren los funcionarios del municipio para realizar observaciones en suelo firme. Para las conclusiones acabadas, habrá que esperar algunos meses más.