Jure también sufre por el boleto; ocuparon Concejo (PJ y ATE)

juan jureEl intendente de Río Cuarto, Juan Jure, atraviesa, como su correligionario capitalino, Ramón Mestre, serias dificultades para lograr el aumento del boleto del transporte urbano. El radicalismo impulsa que el boleto del servicio de la empresa SAT pase a costar 4,50 pesos a partir del 1 de marzo y 5 pesos en junio. Hoy continuará la sesión interrumpida ayer para aprobar la suba.
Ayer, manifestantes de la CTA, de ATE y, para peor, de la agrupación delasotista La Militante, irrumpieron en el Concejo Deliberante para impedir que continúe la sesión en la que el bloque oficialista iba a sancionar el aumento del 25 por ciento. Como resultado de la presión de las barras, el bloque de la UCR y sus aliados resolvió pasar a un cuarto intermedio, aunque los ediles del peronismo que se quedaron en el recinto aseguraron que esa moción no se voto, por lo que bajaron la bandera y declararon el cierre de la sesión por falta de quórum. Ese detalle no es menor porque al cierre de esta edición buscaba el oficialismo la manera de continuar la sesión, mientras que para los concejales opositores debería convocarse a una nueva reunión. La pérdida de tiempo, como le ocurre a Mestre en la ciudad de Córdoba, desgasta.
El presidente del Concejo Deliberante, Claudio Miranda, dijo que pasó a un cuarto intermedio porque “los manifestantes no dejan funcionar la sesión como corresponde”.
Por su parte, Federico Giuliani, de la CTA, calificó de “maniobra cobarde” de los radicales la de tratar de sacar en la sesión de ayer el aumento del boleto.
Una de las presencias sorpresivas en el Concejo fue la del legislador provincial Carlos Gutiérrez. El schiarettista aclaró que “nadie en su sano juicio quiere destruir empresas o cooperativas”, pero enfatizó que “estas situaciones significan mirar la especial situación que tiene el bolsillo de los sectores populares”. “En esta particular situación se le debe pedir a la empresa un esfuerzo para no afectar el bolsillo de los trabajadores”, consideró. “La empresa de transporte tienen más de 60 años de servicio sin un marco regulatorio, esto también es parte de la discusión”, remató.
Mediante un comunicado, La Militante rechazó el aumento al señalar que “afecta a los trabajadores, a nuestros jubilados y a todos los riocuartenses que se ven perjudicados por este aumento injustificado”. “Sepa señor intendente y directivos de la SAT que le están sacando el pan de la boca a sus propios vecinos”, afirmaron los jóvenes delasotistas.
Sugestivamente, el legislador provincial peronista Luis Sánchez, riocuartense, manifestó su “absoluta solidaridad con autoridades y miembros todos del Concejo Deliberante; dirán que es una actitud corporativa, no me importa, así no se construye”. “Si realmente algunos piensan que tomar la casa de la democracia es progre o revolucionario y que todo vale, estamos mal, aunque tengan razón” con su reclamo, consideró. “Si algunos piensan que podemos ser críticos en la ciudad y complacientes en la provincia o viceversa, y que será gratuito, no están leyendo bien”, advirtió. Sánchez analizó: “El debate es más profundo: cada unidad de la línea 60 en Buenos Aires tiene 70 mil pesos de subsidio mensual; cada unidad de transporte de pasajeros en Córdoba recibe 22 mil pesos mensuales. No comparto el aumento del boleto, pero insisto, el debate es más amplio”.
El presidente del bloque oficialista Río Cuarto para Todos, Martín Carranza, sostuvo que “en algunos sectores hay coherencia en los planteos, y en otros la verdad que no los entendemos”. “Estamos viendo a legisladores del Partido Justicialista y a la Militante, que en realidad deberían estar más preocupados por el narcotráfico, que dejaron desguarnecida a la provincia al momento de los saqueos, que tienen el combustible más alto por el impuesto a la tasa vial, que es uno de los insumos básicos que tiene el transporte”, retrucó. También, recordó que “aumentaron el transporte urbano un 38 por ciento de espalda a la gente, y aquí es totalmente distinto”. “Entendemos que tienen una doble moral, una doble posición política”, protestó. Carranza dijo que “lo que ellos hicieron de espalda a la gente les molesta o quieren tratar de que no se desarrolle aquí donde estamos debatiendo”. El radical puntualizó que “a nadie se les escapa el aumento de costos, la inflación y la devaluación del 20 por ciento en enero” y que “la mayoría de los ítems que regulan el transporte han sido impactados por las subas”.