De la Sota y Accastello reanudaron el diálogo por la creciente de un río

12620434634_241d22d407_oNo es novedad que hay una tregua entre los gobiernos de Cristina Fernández de Kirchner y José Manuel de la Sota. Por esa razón desde hace varios días abundan las señales de calma y desde ambas trincheras evitan cruces de declaraciones. Además hay principios de acuerdo que surgen de la nutrida agenda de gestión.
Las copiosas lluvias en casi todo el mapa provincial que transforman a febrero en un mes húmedo y con clima prácticamente tropical, provocó la crecida de buena parte de los ríos, entre ellos el Ctalamochita. Precisamente el curso caudaloso de este curso de agua causó problemas a los vecinos de Villa María, Villa Nueva y Bell Ville. Hasta acá noticias de información general y nada de comidilla política.
Lo cierto es que este problema que afecta a varias familias de la zona, provocó un inesperado diálogo entre el gobernador De la Sota y el intendente de Villa María, Eduardo Accastello. El mandatario provincial puso a disposición de las tres comunas todos los equipos técnicos de Defensa Civil y Desarrollo Social para socorrer a los afectados. Algo que debía hacer.
Hace algunos días, cuando había tomado alto protagonismo durante el Festival de Peñas, Accastello disparó munición gruesa contra De la Sota. Pero la semana pasada el Jefe de Gabinete de la nación, Jorge Capitanich, mantuvo dos reuniones con el villamariense, en el marco de un encuentro de dirigentes cordobeses K para bajar línea y aplacar los ánimos. En realidad les dijeron a intendentes, legisladores nacionales y otros referentes kirchneristas mediterráneos que fueran atenuando sus críticas con el Panal, ya que desde hace algunas semanas las administraciones nacional y provincial vienen discutiendo sobre una agenda de gestión.
De acuerdo a lo publicado en la edición de Alfil del lunes pasado, algunos de los acuerdos cerrados son el inminente envío desde la Casa Rosada de 25 millones de dólares en concepto de obras viales nacionales que realizó la Provincia con fondos propios, hace cuatro años. Además de la aprobación de la modernización del canal Córdoba-Los Molinos que permitirá abastecer de agua a la ciudad y Gran Córdoba. El sábado pasado en Alpa Corral, De la Sota elogió este avance de la relación aunque consideró que va muy despacio.
Las inclemencias del tiempo volvieron a comunicar a De la Sota y Accastello. Es bueno que más allá de las diferencias políticas dialoguen y solucionen los problemas de la gente.

Gabinete
El gobernador de la Sota encabezó ayer la reunión de gabinete en el Panal, de la que participaron también miembros de los gabinetes de Sur y del Este. No se conocieron oficialmente detalles del encuentro.