Tras discurso de Cristina, oposición fustigó al gobierno

DYN313.JPGSectores políticos y gremiales cuestionaron duramente el mensaje pronunciado por la presidenta Cristina Fernández y aseguraron, sobre la polémica acerca de una eventual salida anticipada, que es el gobierno el que “se quiere ir antes” y que la mandataria debe cumplir su mandato para “pagar la fiesta que compraron muchos argentinos”.
La diputada Elisa Carrió consideró que el gobierno no se tiene que ir antes, sino que debe “pagar la fiesta que compraron muchos argentinos, como antes compraron la de Carlos Menem”: “Acá tienen que cumplir el mandato, tienen que pagar el costo, esto se llama ‘justicia histórica’”, aseguró.
Por su parte, el titular de la CGT Azul y Blanca, el gastronómico Luis Barrionuevo, advirtió que si los kirchneristas “tienen miedo de irse antes” es “porque seguramente se van a ir antes” del Gobierno y argumentó que la jefa de Estado “está ausente”.
El titular del radicalismo, Ernesto Sanz, estimó que el reto público de la mandataria al jefe de la CGT oficialista, Antonio Caló, es un claro ejemplo de que “rompió los únicos puentes que le quedaban”, que era el sindicalismo afín a la Rosada.
También el titular de la CGT opositora, Hugo Moyano, consideró que el discurso presidencial “demuestra claramente que, a lo mejor, está buscando la forma de provocar algo como para justificar a lo mejor su salida o justificar la responsabilidad de otro cuando la responsabilidad es de ellos”.
La controversia sobre este tema la dejó abierta días atrás el ministro del Interior y Transporte, Florencio Randazzo, quien advirtió que “no se ilusionen, no nos vamos a ir”.
En ese contexto, desde el kirchnerismo unos 35 diputados nacionales emitieron un documento para apoyar al gobierno de Cristina Fernández y reivindicar el “derecho inclaudicable” a intervenir en la economía en beneficio “del bien común”.
El texto reafirma “el derecho y el deber ineludible e inclaudicable del Estado nacional a intervenir en la economía para ponerla al servicio del bien común” y el reconocimiento del “liderazgo político” de la Presidenta.
Para el diputado Claudio Lozano, “nunca más lamentable el discurso de ayer (por el martes) de la señora Presidenta” porque estimó que en base a dos anuncios de aumento a jubilados y asignaciones escolares “terminó su alocución reclamando a los dirigentes gremiales que no defiendan el poder adquisitivo de los salarios y que acepten paritarias amañadas, de manera tal de estabilizar el ajuste devaluatorio sobre las espaldas de los trabajadores y la caída del salario real”.
En tanto la legisladora de Union Pro Patricia Bullrich consideró que “debe haber adentro de Casa Rosada algún microclima respecto a que si ellos hablan de agentes, instigaciones, parecido a un discurso de la dictadura, evidentemente están buscando conspiraciones en todos lados, pero nunca un gobierno tuvo una oposición más calma en el sentido de afirmar que queremos que terminen su mandato”.
“Nunca hubo tanta coincidencia entre todos, en democracia y en los momentos difíciles, de pedir un cambio para el 10 de diciembre de 2015. Nadie los quiere sacar antes”, enfatizó Bullrich.
Carrió insistió en que Cristina Fernández debe finalizar su mandato porque “falta un año, no falta nada, que ellos por primera vez, paguen la fiesta; armaron una fiesta que compraron muchos argentinos, como muchos argentinos compraron la fiesta de Menem”.
En tanto para Moyano, “si realmente el gobierno tuviera la voluntad de tratar de encontrar una solución” a la situación actual “convocaría a todos y no se estaría peleando con todos”.
Barrionuevo opinó que “en esta situación que estamos viviendo diría que la inmensa mayoría está pensando: cuanto más pronto el 2015 mejor, para que podamos salir adelante y no tocar fondo del todo. Porque hoy tenés una presidenta ausente, porque está ausente”.