Oferta del Panal: gremios optimistas (humor interno obliga a presionar)

La provincia ofreció a los estatales una réplica del incremento del año pasado, dos puntos mayor:   28 % acumulado y en tres cuotas: 15 % en febrero, 7% en julio y 6 % en octubre. En 2013, la suba fue del 26 %: 14%, 6 % y 6 % en los mismos meses.
La provincia ofreció a los estatales una réplica del incremento del año pasado, dos puntos mayor: 28 % acumulado y en tres cuotas: 15 % en febrero, 7% en julio y 6 % en octubre. En 2013, la suba fue del 26 %: 14%, 6 % y 6 % en los mismos meses.

La incertidumbre económica parecía haber sellado un acuerdo tácito entre el Gobierno y los gremios estatales de postergar la discusión paritaria. Pero la Provincia decidió sorprender y primerear a los sindicatos con una pauta anual, en tres tramos del 28% acumulado. Un ofrecimiento que a primeras luces no desagradaría a los principales referentes gremiales pero que, de acuerdo con el humor social, deberían desechar.
La escalada del dólar oficial y la inflación acrecentaron las expectativas de los trabajadores estatales, que el año pasado vieron como las Fuerzas de Seguridad, tras los saqueos, obtenían un aumento del 33 %. Esto los enardeció no sólo por el aspecto monetario, sino también por las consecuencias sociales del auto acuartelamiento.
“El ofrecimiento, objetivamente, es bueno, pero para el clima social que se vive es insuficiente”, sintetiza un encumbrado dirigente gremial.
Este factor subjetivo practicamente obliga al SEP y a la UEPC a intentar lograr el mismo aumento que la Provincia concedió a los Policías. Pero las probabilidades son escasas. Desde el Panal, atentos a las arcas, el presupuesto y la deuda, no ven una alternativa mayor. Cada punto de incremento se traduce en impacto considerable en cualquiera de estos tres frentes.

Aumento y comparación
La Provincia ofreció a los estatales una réplica del incremento del año pasado, dos puntos mayor: 28 % acumulado y en tres cuotas: 15% en febrero, 7% en julio y 6% en octubre. En 2013, la suba fue del 26%: 14%, 6% y 6% en los mismo meses.
Si se tiene en cuenta la pérdida del poder adquisitivo de los últimos meses no se trata de una cifra significativa. Pero si se la compara con otros incrementos la situación es mejor. Entre los argumentos a favor de aceptar esta oferta, algunos dirigentes sostienen que está por encima de lo que la Nación aspira a cerrar con los docentes.
Ctera fue siempre considerada la paritaria testigo y todos los gremios la toman como referencias. Hasta el momento no hay un escenario claro. Pero para la Casa Rosada el techo de la discusión estaría por debajo del 25%.

Contexto político
Vale tener en cuenta aquí también los últimos movimientos del sindicalismo. La semana pasada, la CGT Regional Córdoba se reunió con el gobernador José Manuel de la Sota. Allí los dirigentes se comprometieron a garantizar la paz social. Sirva este apunte: una paritaria encauzada, que evite la conflictividad social beneficiaría tanto a la Provincia como a la Nación. Kirchneristas y no kirchneristas comparten esta postura. En definitiva, se trata del peronismo.

Resolución
A los gremios los tomó por sorpresa el llamado de la Provincia. Las cinco entidades que están en condiciones de discutir paritaria fueron convocadas el lunes pasado al Panal, como adelantó La Mañana de Córdoba en su edición de ayer.
El SEP mantendrá una reunión de comisión directiva hoy. Allí seguramente realizará un primer análisis de la situación. Vale recordar que el sindicato que conduce José Pihen demostró su efervescencia a fines del año pasado cuando reclamó el bono navideño tras los saqueos. En ese momento la UEPC, sin clases no contaba casi con poder de presión.
Pero ahora la relación se invierte. Los docentes tiene en su poder la carta más poderosa: el inicio del ciclo lectivo. Con eso buscarán presionar. Recién el 17, cuando los educadores comiencen a volver a los establecimientos, fijarán su postura.
Mientras tanto, el arco estatal mantendrá otros encuentros con la dirigencia. UPS y ATSA también participaron. Su decisión dependerá seguramente de lo que hagan los gremios más grandes.

Situación de ATE
Quizás el mayor problema para la Provincia sea la discusión con ATE, que finalmente fue incluida en la negociación. Hay dos factores que apuntalan esta hipótesis: 1) que por ser su debut, intente salir a jugar muy fuerte (de hecho ya pidió un 40%); 2) no es una central peronista, por lo tanto no tiene vínculos ni compromisos con Provincia o Nación.
Una alternativa para evitar un escenario conflictivo podría ser que la Provincia otorgue, como hace siempre, un aumento diferenciado al sector salud, el bastión de ATE.