Carrió: “Milani es La Cámpora dentro del Ejercito”

[dc]L[/dc]a diputada nacional Elisa Carrió cuestionó duramente la gestión del general César Milani al frente del Ejército y denunció que esa fuerza armada realizaba “inteligencia interna, prohibida por la ley de seguridad”.
En ese sentido, afirmó que se dedica a “recopilar datos de políticos, propios y opositores, empresarios, sindicalistas, algo que entusiasmaba a (la ex ministra de Defensa) Nilda Garré y fascina a la presidenta de la República”, Cristina Fernández.
Carrió acusó además a Milani por haber ocupado cargos en el Ejército con personal del sector de Inteligencia y dijo que allí cumple un rol importante el general Luis María Carena, quien “tiene relaciones directas con el Secretario (de Legal y Técnica, Carlos) Zannini”.
La diputada comparó a esos dirigentes con la agrupación kirchnerista afín a la presidenta al señalar que son como “La Cámpora dentro del Ejército”.
“Si son estas las compañías tácticas que van a asesorar en materia de narcotráfico a fuerzas especializadas como gendarmería, o se trata de un chiste o de un gran negocio para tener poder sobre toda la Argentina”, añadió.
Y, al aludir a dichos de la juventud peronista a principios de 1976, apuntó: “’Cuanto peor mejor’ parece decir la presidenta y por si esto fuera poco Milani la está usando, como usaba (el extinto almirante Emilio) Massera a Isabelita”, la ex presidenta peronista María Estela Martínez.
“¿Será por eso que tanto (Mauricio) Macri como (Daniel) Scioli salieron a apoyar la intervención de Milani en el combate al narcotráfico?”, ironizó.
Carrió denunció un “intento de reconfiguración de fuerzas armadas que hagan inteligencia interna que conduce necesaria y inevitablemente a cualquier forma de golpismo”. En ese marco, apuntó que en “los últimos años están cambiando drásticamente” el rol de las Fuerzas Armadas en democracia desde 1983 “de la mano del general Milani y sus colaboradores de la especialidad de inteligencia ingenieros”.
“Estas organizaciones de inteligencia que son las viejas organizaciones del proceso, funcionan como compañía de inteligencia táctica con especialistas militares y personal civil están opuestas en un cien por cien a las funciones que realiza un elemento de exploración”, añadió.
Además, señaló que “este es el personal más beneficiado del escudo del norte ya que tienen prioridad para esa actividad, detrás se esconde doble sueldo arbitrariamente repartido y su verdadera utilidad, es decir caja para alguien”.