Coqueteo aliancista de Mestre con kirchnerista arrepentido Massa

ilustra massa en cartlos paz
Rechazo de UCR nacional
El diputado nacional y referente de la Unión Cívica Radical a nivel nacional, Ricardo Alfonsín, criticó el coqueteo de Mestre con Massa, aunque no el encuentro per se.
“No me parece posible que Mestre se vaya, tampoco me parece mal que se reúna con hombres de otros partidos. Lo que no creo es que esa reunión pueda interpretarse como un pase, aunque desde el Frente Renovador harán todo lo posible para quedarse con él”.
“No hay radicales que tengan interés de irse al FR, salvo los que ya se pasaron y que siempre se fueron con quien le iba bien en las encuestas. La reunión de Massa con Mestre tiene más que ver con un deseo del Frente Renovador de aparecer como resolviendo sus problemas en términos de desarrollo territorial, porque más allá de la provincia de Buenos Aires no logran construir espacios importantes”.
Por otra parte, relativizando el encuentro del intendente de la segunda ciudad del país con un virtual precandidato presidencial, dirigentes del entorno del presidente de la UCR, Ernesto Sanz, recordaron que hace unos días Mestre estuvo del mismo modo con el senador y con Oscar Aguad en una gira cordobesa que incluyó un acto partidario en Deán Funes.

[dc]D[/dc]urante los últimos tiempos ronda el tema aliancista en el radicalismo cordobés. Por ejemplo, juecismo sí, juecismo no. Existen ánimos divididos, claro, pues no faltan pragmáticos que se olvidan del tendal de insultos proferidos por el senador y creen que la opción de la UCR para llegar al poder provincial en este momento de debilidad del PJ es sumando otras fuerzas, y haciendo tripa corazón. No obstante, la cosa aun está cruda: falta demasiado tiempo para las elecciones del 2015.
Sin embargo, el dirigente que supuestamente está mejor posicionado en el tablero radical local, Ramón Javier Mestre, muestra algunos signos de apertura que inclusive alarman a Comité Nacional (ver apartado “Rechazo de UCR nacional”).
Ayer Mestre le abrió las puertas de su despacho y se sacó fotografías que exceden la intención “institucional” con el intendente de Tigre en uso de licencia y actual diputado nacional, Sergio Massa. Nada menos que un kirchnerista arrepentido, que fue secretario de Gobierno de Cristina Fernández.
Algo que parece nada menos que una “herejía” para muchos de sus correligionarios que si tienen en común, fue el antikirchnerismo desde el día cero.
Naturalmente, los equipos de comunicación de sendas partes, aseguraron que la charla era sobre gestión. Claro estaba que la idea era difundir la pictografía “política”. ¿Por qué?
1) Massa y su sueño presidencial necesitan socios territoriales fuera de Buenos Aires. En esta moda “joven” y “transversal” el intendente cordobés podría encajar. El marketing lo haría posible, por qué no. A todos inquieta la postal.

2) Del otro lado, es decir, del lado de Mestre, el coqueteo tiene por auto-finalidad hacer cotizar su figura a nivel nacional. Sea como sea. Y ello que genera un mar de dudas también a nivel local, donde en rigor de verdad, no sobran las figuras que puedan constituir un proyecto de candidatura provincial con éxito.

La bajada cordobesa del presidenciable
Massa arribó a esta capital mediterránea (la última vez tuvo que posponer su bajada porque otro presidenciable “opositor”, Mauricio Macri, se le adelantó en Jesús María) y tras mantener el encuentro con Mestre viajó a Villa Carlos Paz donde además de almorzar con otros intendentes de la provincia de Córdoba, se reunió con jefes comunales de algunas ciudades del norte argentino.
En diálogo con la prensa tras su reunión en el Palacio 6 de Julio y al ser consultado sobre si dialogaron sobre la posibilidad de una alianza electoral en relación a su virtual candidatura presidencial para 2015, Massa afirmó: “Es más importante que en vez de hablar de alianzas electorales, hablar de lo que tenemos que hablar, que son las propuestas para resolver los problemas de la gente”. Eufemismo.
Luego, en cuanto a las reuniones en Carlos Paz, también descartó que ellas fueran para afianzar en el interior su proyecto presidencial: “Hoy es un tiempo para trabajar no para construir políticamente, el 2014 es un tiempo de gestión y trabajar con los intendentes en el desarrollo de las economías regionales y locales”.