Declararon policías detenidos y toma fuerza teoría de la “zona liberada”

3 slideAyer comenzó la serie de indagaciones a los 16 policías que se encuentran detenidos en la causa judicial que investiga si en la fuerza pública se cometieron ilícitos los días 3 y 4 diciembre, cuando el auto-acuartelamiento de agentes provocó una ola de saqueos en Córdoba.
El fiscal federal de Córdoba Raúl Garzón, a cargo de la pesquisa, le tomó declaración a cuatro de los 16 agentes. Si todo continúa como fue planificado, hoy, mañana y pasado continuarán las exposiciones, también a razón de cuatro por jornada.
Según pudo saberse de fuentes judiciales, el fiscal tiene la idea que de durante aquellos días los agentes insurrectos posibilitaron el inicio de los hechos de vandalismo haciendo saber a delincuentes que habría durante la protesta lo que en la jerga se denomina “zonas liberadas”. Esa teoría se habría extendido en los pasillos de tribunales.
También, en ese mismo sentido, es que ayer el titular del Colegio de Abogados, Alejandro Tejerina, informó la decisión de la institución de convertirse en sujeto querellante en la causa apenas termine la feria judicial. “Tenemos la sensación que hubo una liberación de ciertas zonas el 3 y 4 de diciembre pasado”, dijo Tejerina, y agregó “por eso mismo queremos constituirnos en querellantes, lo que significa tener participación en el proceso penal para aportar elementos al proceso de investigación”.
Cabe recordar que los uniformados se encuentran imputados por los presuntos delitos de desobediencia a la autoridad e instigación a cometer delitos. El apresamiento de los mismos fue ordenado el jueves de la semana pasada, día justamente en que un pequeño grupo de policías había iniciado una protesta por considerar que el gobierno provincial no había cumplido con el acuerdo de 13 punto que se rubricó el 4 de diciembre.
Ese mismo jueves, el primer mandatario local José De la Sota y el jefe de gabinete del gobierno Nacional, Jorge Capitanich se pusieron de acuerdo para enviar 1200 gendarmes con fines preventivos, hecho que desactivó por completo la protesta.
La detención de los 16 policías fue una decisión que Garzón tomó luego de cruzar filmaciones, fotos, testimonios e información recolectada de las redes sociales. Previamente había dispuesto la prisión preventiva de otros casi cincuenta detenidos, civiles imputados en mayor medida por robo agravado y encubrimiento.

Causa por drogas
En otro orden de cosas, ayer nuevamente se dieron novedades respecto a la causa que vincula a policías con el narcotráfico.
El fiscal Enrique Senestrari, quien lleva adelante la mediática investigación dijo en radio Cadena 3 que el mes entrante procederá con nuevas imputaciones, e inclusive no descartó más detenciones.
“Hay hechos que están confirmados y va a haber imputaciones cuando llegue febrero. Eso ya está preparado”, afirmó. “Antes de fin de año, presentamos un escrito ante el juez para que dicte las prisiones preventivas”, continuó.
El magistrado también informó sobre la participación de Rafael Sosa, ex jefe de la División Drogas Peligrosas, y de Gustavo González, ex jefe de Inteligencia de Drogas Peligrosas, ambos detenidos.
Dijo concretamente que éstos jerárquicos tenían conocimientos de la participación de Juan “el Francés” Viarnes como “agente encubierto, clandestino e ilegal”, cosa que había afirmado el periodista Tomás Méndez, en su programa ADN.
“El testimonio de -ex comisario mayor- Daniel Nis dejó en claro lo que sosteníamos”, enfatizó Senestrari, sobre la relación de Viarnes con la Sosa y González.
Como respuesta llegó de inmediato la palabra del abogado defensor del ex jefe de Drogas Peligrosas, acusando de ilegal la detención de su defendido.
“La situación judicial es que permanece detenido y no ha variado nada desde el momento de su detención. No se ha adjudicado ninguna prueba que lo comprometa. No se ha podido demostrar ninguna prueba que comprometa a ningún policía y lo más grave es esta acusación de la existencia de una asociación ilícita. Es nada más que una fantasía basada en una aparición pública de un denunciante que queda al descubierto que es un delincuente que ha armado esto”, sostuvo.