Habrá que esperar hasta 2015 para la reactivación del mercado inmobiliario

commercial_real_estateinvesting.jpeg.size.xxlarge.letterboxLa mayoría de los empresarios del sector que asistieron a la Jornada Internacional de Real Estate organizada por el IAE /IESE coincidieron en señalar que no se espera una reactivación en el corto plazo y que la actividad de los desarrollos inmobiliarios privados mejoraría sólo a partir del 2015.
Con relación a las expectativas sobre la evolución del nivel de actividad de los desarrollos inmobiliarios privados, el 21 por ciento de los encuestados prevé que aumentará, mientras que la mayor parte de los encuestados (43 por ciento) piensa que disminuirá aún más.
Cabe mencionar, que en el mismo ámbito, a finales del año 2009, la respuesta de la mayoría a esta inquietud había sido “se mantendrá estable” en un 56 por ciento.
Por su parte, la mayoría considera que la demanda seguirá proviniendo del “inversor particular con fondos propios”, mientras que lejos, con cerca de un 20 por ciento de las respuestas se tiene esperanzas en la aparición del usuario final con financiación como principal fuente de demanda.

Precios
Con respecto al nivel general de precios de los inmuebles usados en dólares para el próximo año, la tendencia predominante que proyectan los empresarios es hacia la estabilidad de los valores en los niveles actuales o reducción de hasta un 10 por ciento, ya que en conjunto suman casi el 70 por ciento de las respuestas (69,35 por ciento exactamente). Poco más de un 19 por ciento considera que los precios ajustarán a la baja en un porcentaje comprendido entre el 10 y 20 por ciento.
Asimismo, el nivel esperado de evolución en los precios en dólares de los inmuebles a estrenar es similar al de los inmuebles usados, aunque en este caso la mayoría se inclina más hacia la estabilidad de valores que hacia una reducción. Las respuestas evidencian que existe un mayor número de empresarios que esperan un ajuste de precios más en el mercado del usado que en el de inmuebles a estrenar.
Por otra parte, el incremento de los costos de las obras es una preocupación del sector desde hace años. Resulta, sin duda, una variable fundamental y altamente sensible a la hora de pensar en estructurar y desarrollar cualquier emprendimiento inmobiliario en una Argentina que convive con índices de inflación que superaron en los últimos años el 20 por ciento.
En este caso, el 48,3 por ciento opinó que los costos de construcción para los próximos 12 meses aumentarán entre el 20 y el 30 por ciento, respuesta que está en línea con los índices de incremento de los costos de construcción para los últimos años medidos por la Cámara Argentina de la Construcción.

Nivel de actividad
En cuanto a la cantidad de compraventas de inmuebles, la mayoría opina que seguirá en niveles similares a los actuales el próximo año, incluso un 30 por ciento cree que caerá aún más aunque en porcentajes inferiores al 10 por ciento. En tanto, un 15 por ciento de los encuestados considera que habrá más compraventas y que el nivel de actividad subirá hasta un 10 por ciento. No obstante, predominan en conjunto las proyecciones de que el número de operaciones se mantendrá estable o se reducirá aún más con un 78,34 por ciento frente al 21,66 por ciento que opina que aumentará.
En cuanto al ingreso de nuevos proyectos inmobiliarios en los próximos 12 meses, las respuestas fueron aún menos alentadoras. Sólo el 6,56 por ciento consideró que habrá un mayor número de emprendimientos el próximo año, mientras que el 57,38 por ciento estimó que se mantendrá en los actuales niveles y un 36,07 por ciento que se reducirá aún más.

Producto y ubicación
En lo que respecta al tipo de producto y su ubicación, el segmento residencial en el interior del país, fue considerado por la mayoría como el que funcionará mejor durante 2014-2015.
Sin embargo a la hora de prever cual será la ubicación con mayor proyección para negocios inmobiliarios, el 40,28 por ciento de las respuestas coincidieron en que el mejor potencial se encontraría en la zona norte del Gran Buenos Aires.
En cuanto a la rentabilidad esperada para inversiones inmobiliarias, de la encuesta se desprende que las mayores tasas de rendimiento se exigen a la hora de invertir en desarrollo inmobiliario, frente a la inversión con fines de revalorización y claramente por sobre la opción de renta.
Finalmente, aunque con porcentuales más distribuidos, la falta de financiación fue vista por el mayor número de participantes de la encuesta como la principal limitación actual para llevar adelante negocios inmobiliarios. El cepo cambiario figuró en segundo lugar a la hora de juzgar la causa que limita la actividad del real estate local.