Enroque corto

De la Sota: “no hubo pillaje” en Hernando

p02-2El legislador peronista, un hombre del interior, preparaba sus valijas para salir de vacaciones cuando recibió la llamada del periodista. Dejó un momento su tarea para conversar. Y le regaló un dato de observación.

Legislador: ¿Vio que desastre la inundación de Hernando?

Periodista: Terrible, sí. Ahora se discutirá si el desmonte y la política del gobierno provincial en esa materia facilitaron el desastre.

L.: Ya escuché que comenzó esa discusión. Pero otra cosa me llamó la atención, por ahora, y se la comento porque usted es un periodista de la ciudad de Córdoba y yo un legislador del interior provincial.

P.: ¿Qué cosa?

L.: De la Sota dijo en Hernando, adonde asistió para mostrarse preocupado por el asunto, que “aquí no hubo pillaje, hubo solidaridad y no se quebró el contrato de amistad”.

P.: ¿Y?

L.: Es un palo para ustedes, los cordobeses, que entre el 3 y el 4 de diciembre de atacaron unos contra otros.

P.: ¿No exagera?

L.: ¿Yo, o el gobernador?

P.: El gobernador.

L.: Usted sabe que De la Sota no se lleva bien con los cordobeses de la Capital, y que en cambio su imagen es muy buena en los departamentos del interior, como se ve en las elecciones.

Movimiento en el área social

La reformulación del organigrama de gobierno municipal y el cambio o rotación de funcionarios llega también a la base de la pirámide en este verano. El viejo informante de la municipalidad le comentó al periodista una novedad, mientas hablaban de temas gruesos de gestión, como son los servicios públicos.

Periodista: Y ya fuero del tema servicio, más en lo relativo al gobierno, ¿qué sabe?

Informante: Bueno, usted ha visto y su diario ha sacado de los enroques y modificaciones en el gabinete…

P.: Sí, pero yo me refiero más a nivel de subsecretarias, direcciones  subdirecciones.

I.: Mire, hay mucho, si me da unos días le detallo. Ahora me recuerdo de uno…

P.: Lo escucho.

I.: Si, es el ascenso de un funcionario que hace bastante le habían prometido una dirección.

P.: ¿Quién?

I.: El joven Jorge Pérez Carreño, que estaba en la dirección de Coordinación y Monitoreo de Políticas Sociales. Ahora tendrá a su cargo una dirección nueva, también en el área social.

P.: Pérez Carreño, el que fue presidente de la Juventud Radical, ¿verdad?

I.: Si. Era de extracción nicolacista, pero ahora está un poco alejado de Miguel Nicolás parece. No por eso podría decirse que ahora es ramonista. Mejor digamos que es un “librepensador radical” en juego de equilibrios.

Sin descanso

El mes de diciembre y, en especial, las dos semanas que encierran fechas festivas, suele ser el momento predilecto para la dirigencia política para tomarse un descanso. Las vacaciones de los responsables o miembros fundamentales de los distintos poderes del Estado suelen generar polémicas. Más aún si las licencias son adornadas con conflictos que exasperan a la gente como la crisis energética que dejó en varios puntos del país a numerosos barrios sin luz.

En ese contexto, también puede encontrarse algún referente partidario que quiere sacar ventaja. El diputado nacional por el Frente para la Victoria por Córdoba, Martín Gill, se incluye en los ejemplos.

Periodista 1: Parece que la ola de calor no lo plancha al kirchnerista villamariense.

Periodista 2: ¿Por qué lo dice?

P1: Estoy leyendo un parte de prensa, con fotos adjuntas, de una recorrida que hizo ayer por los barrios del sudeste de la ciudad para receptar problemáticas del sector.

P2: ¿Hay que aplaudirlo?

P1: No sea ácido. Me llamó la atención el sentido de oportunidad de Gill que, sin pruritos, se encarga de dejar en claro. Mientras habla de la necesidad de lograr cambios profundos en Córdoba, les tira un palo a sus colegas que disfrutan unas plácidas vacaciones.

P2: De paso, se sigue promocionando internamente.

P1: Sí, se autodefine como un “apasionado” de lo que hace. Eso excluiría a los que se toman unas necesarias vacaciones.

P2: Hay que seguir cuidando la Capital. A río revuelto, ganancia de pescador…

Alfil Blanco
CAJA DE JUBILACIONES
El organismo previsional de la Provincia presentó su informe anual la semana pasada. Si bien se prevé un saldo en negativo por $900 millones, desaparece el fantasma del default por los menos para el año próximo.

Alfil Negro
EPEC
La empresa de energía de Córdoba dejó sin energía a buena parte de la población durante las fiestas, a raíz de la alta demanda registrada debido a la hora de calor. Para colmo, funcionarios provinciales salieron a decir que los usuarios tenían la culpa.