Capitanich y Kicillof dialogaron con la prensa

kicillof_procrear_18702Los cambios de estrategia en materia de comunicación que dispuso la presidenta Cristina Kirchner quedaron sellados mediante las conferencias de prensa ofrecidas por el Jefe de Gabinete, Jorge Capitanich y el ministro de Economía, Axel Kicillof en su primera jornada de trabajo. Capitanich desde la puerta de la Sala de Periodistas de la Casa Rosada, se permitió hacer bromas con la prensa por el horario del encuentro, diciendo “la verdad que queríamos hacerlo más temprano, ¿puede ser? Bueno, si ustedes están dispuestos a hacerlo más temprano”.
De inmediato, el flamante funcionario a quien el miércoles le tomó juramento la Jefa de Estado, aclaró que el contacto con la prensa “lo haríamos todos los días porque me parece que forma parte de un mensaje y de una comunicación con todo el pueblo argentino”. Con un mismo estilo, Capitanich y Kicillof, en su primer día de la actividad oficial en sus funciones, rompieron con el distanciamiento del gobierno, con el periodismo, y un discurso en común “no venimos a hacer anuncios grandilocuentes”.
“Estamos aquí para compartir este primer diálogo con todos y cada uno de ustedes y con todos los medios de comunicación de nuestra querida República Argentina, por instrucción expresa de nuestra querida Presidenta, Cristina Fernández de Kirchner”, afirmó Capitanich al dar por iniciada la rueda de prensa. Capitanich, se traslado desde su despacho a las 8:15 para mantener su primera conferencia de prensa a la cual dedicó 19 minutos, en medio de una inusual presencia de periodistas de medios escritos, televisivos, y radiales, lo que dio lugar a recordar sus tiempos como Jefe de Gabinete durante la presidencia de Eduardo Duhalde.
En ese sentido, aclaró que las situaciones “son diametralmente opuestas, absolutamente diferentes”, al señalar que el país en “ese momento estaba en una crisis fiscal, social, productiva, cambiaria sin precedentes”. De inmediato destacó que la Argentina de este momento tiene “mucha solvencia en todos los frentes, con una estrategia de desendeudamiento muy eficaz y con todas las opciones para seguir creciendo”. Pidió “ser muy optimistas”, al indicar que “tenemos que tener un lenguaje abierto, esperanzador”, y enfatizó “vamos a trabajar mucho y bien”.
Cerca del mediodía, Kicillof, también eligió para hablar en el pasillo cercano a su despacho en el Ministerio de Economía, repitiendo la imagen de Capitanich, rodeado de periodistas, y en la misma sintonía dijo “venimos a saludar al periodismo y la gente también”.