No descartan cambios en el gabinete de la Nación tras retroceso electoral

DYN13.JPG[dc]E[/dc]l jefe de Gabinete nacional, Juan Manuel Abal Medina, admitió ayer que no descarta cambios en el Ejecutivo después del retroceso del oficialismo en los comicios legislativos del domingo, en los que retuvo una ajustada mayoría parlamentaria, pero perdió en los mayores distritos del país. El jefe de Gabinete argentino aseguró que no habrá “cambios de modelo”, pero admitió que “hay que corregir y mejorar cosas” en declaraciones a Radio del Plata.
Al ser consultado por un posible cambio en los miembros del Gabinete, Abal Medina contestó que “obviamente, eso puede ser en cualquier momento” y señaló que en el Ejecutivo son “siempre funcionales a la presidenta, (Cristina Fernández)”. El jefe de Gabinete tampoco descartó modificaciones en el rumbo económico del país y señaló que las decisiones se irán tomando en cada momento de acuerdo a las definiciones particulares de cada caso”.
Antes los rumores de eventuales modificaciones ministeriales tras el revés electoral del pasado domingo, que incluso lo ubicaban dejando la Jefatura de Gabinete a manos del gobernador entrerriano Sergio Urribarri, Abal Medina admitió que “somos funcionales a la Presidenta, secretarios que cumplimos tareas”. “Obviamente que eso puede suceder en cualquier momento, eso no tiene una particularidad especial; pero el modelo no va a cambiar”, aseguró el ministro, en declaraciones a radio Del Plata.
Tras los resultados del domingo, se difundió la versión de que Urribarri podría reemplazarlo en el Gobierno, para darle proyección nacional y posicionarlo como presidenciable para el 2015, dentro del espacio kirchnerista. También se mencionó al gobernador chaqueño Jorge Capitanich, otro de los triunfadores en los comicios, en lugar de Abal Medina, o incluso al frente de Economía, en lugar de Hernán Lorenzino.
Con el 33,1 % de los votos para diputados y el 32,1 % para senadores, el oficialismo retuvo una ajustada mayoría parlamentaria y se mantuvo como primera fuerza nacional en los comicios legislativos del domingo, pero retrocedió más de 20 puntos respecto a las presidenciales de 2011, en las que fue reelecta Cristina Fernández.
El kirchnerismo fue derrotado en los cinco grandes distritos del país, entre ellos la provincia de Buenos Aires, considerada la llave para llegar a la Casa Rosada, en la que el candidato oficialista, Martín Insaurralde, quedó a casi 12 puntos de distancia del postulante del Frente Renovador, Sergio Massa.
La presidenta Cristina Fernández se mantiene retirada de la escena política desde principios de octubre, cuando fue sometida a una neurocirugía que la obliga a guardar un reposo estricto.