Mercado inmobiliario en mal momento mira el nuevo Procrear

A estrenar La nueva línea de Procrear  permite la compra de una vivienda nueva, a estrenar antes de diciembre de 2014, y que como condición no deben haber sido escrituradas ni habitadas al momento del crédito. Esta línea tendrá una primera serie de 20.000 créditos, se financiará hasta el 80% del valor de compra que no podrá superar los $ 500 mil por unidad y la adjudicación será también mediante sorteo de cupos, realizado por Lotería Nacional.  Las tasas son de entre el dos y el 16,5 por ciento, plazos de entre 20 y 30 años e ingresos familiares de hasta $30 mil.
A estrenar
La nueva línea de Procrear permite la compra de una vivienda nueva, a estrenar antes de diciembre de 2014, y que como condición no deben haber sido escrituradas ni habitadas al momento del crédito. Esta línea tendrá una primera serie de 20.000 créditos, se financiará hasta el 80% del valor de compra que no podrá superar los $ 500 mil por unidad y la adjudicación será también mediante sorteo de cupos, realizado por Lotería Nacional. Las tasas son de entre el dos y el 16,5 por ciento, plazos de entre 20 y 30 años e ingresos familiares de hasta $30 mil.

[dc]E[/dc]l mercado inmobiliario no levanta cabeza y las perspectivas no son prometedoras porque el panorama general no lo es. Un informe de la consultora Reporte Económica, dirigida por Alejandro Banzas, considera para lo que resta de este año y para el próximo un contexto “complicado en términos macroeconómicos. “La caída en las reservas y las persistentes restricciones a la compra de divisas en el marco de una alta inflación limita fuertemente a las operaciones de inmuebles”, señala.
El documento indica que los primeros siete meses del año reflejan una fuerte contracción del sector inmobiliario de la Ciudad de Buenos Aires (y, en general, de todo el país) respecto al año previo a la instauración del cepo cambiario. También resulta claro que el Cedin no tuvo “ningún efecto sustantivo”. Las expectativas sobre lo que podría pasar con la extensión del blanqueo no son distintas ya que los economistas afirman que el mayor problema es de “confianza”.
La variación del stock de préstamos hipotecarios con destino a vivienda en el período 2003/2013, subió el 325,4%, medido en pesos, unos $ 17.947 millones. Este incremento expresado en dólares – ya que las propiedades se negocian en esa moneda- alcanzó un aumento del 120,9%, unos US$ 2.253 millones.
Si se observa el desempeño del mercado hipotecario en lo que va del año, se produjo un leve crecimiento del stock de créditos, $ 2.398 millones. Si a la medición se la lleva a dólares, se produjo una caída de US$ 200 millones debido al alza del tipo de cambio nominal en el último año (16,8% en promedio).
Los bancos más dinámicos que sostienen el mercado del crédito hipotecario continúan siendo los públicos. El ranking continúa siendo liderado por el Banco de la Nación Argentina con el 45,5%, seguido por el Banco de la Ciudad de Buenos Aires con el 14,6% y el banco de la provincia de Buenos Aires con el 9,1%. Recién en el quinto lugar aparece un banco privado, el Santander Río con el 5,5% apenas un centésimo por debajo del Banco Hipotecario que “curiosamente” aparece en el 4° lugar del listado. La línea de largo plazo y con destino a la compra de vivienda se concentra el 91,1% en diez entidades, siendo las de origen estatal las que financian $7,1 de cada diez pesos con ese destino.
Banzas indica que el desenvolvimiento macroeconómico acompaña en “forma tenue”, y que la realidad muestra que el sector inmobiliario no arranca como consecuencia fundamental “del cepo cambiario, el mayor ritmo devaluatorio que licúa los pesos que se puedan conseguir en el sistema financiero a través de créditos hipotecarios, y la distorsión de precios en un mercado fuertemente influenciado por la incertidumbre”. Por caso, la cantidad de escrituras de compraventa en la Ciudad de Bs ha sufrido una notoria retracción que no ha podido frenarla ni con el Cedin.
El reporte subraya que el crédito hipotecario sigue siendo una “solución de mercado para pocos, y en consecuencia, continúa profundizándose el déficit de vivienda”. Esta situación estructural, logra algunos paliativos a través de las políticas públicas impulsada por el Estado Nacional mediante el Plan federal de Viviendas, los institutos provinciales y el plan Procrear. A partir del lanzamiento de una nueva línea de financiamiento insertado bajo el Procrear, que permitirá la compra departamentos o casas nuevas, a estrenar en los próximos 12 meses al sorteo, con un monto de hasta $500.000 pesos y con tasas desde el 2,5% y en hasta 30 años, “se abre una nueva ventana de oportunidad para el sector inmobiliario”
La actual cartera de créditos hipotecarios a tasa variable se ajustan a partir de un componente que es para las entidades bancarias la tasa pasiva (Badlar) y que ha crecido en el último año casi 400 puntos básicos, es decir de un promedio del 14,1% en septiembre de 2012 al 18,1% que arroja el promedio del mes de septiembre de 2013, y con tendencia a la suba.