PRO anticipa: reabre búsqueda de famosos para 2015

Por Yanina Passero
ypassero@diarioalfil.com.ar

2013-10-24ByN2[dc]E[/dc]l candidato macrista, Héctor “La Coneja” Baldassi, corrió más kilómetros en diez meses que en las canchas de fútbol donde se consagró como figura pública a través del arbitraje internacional. Posiblemente “el nuevo”, como se da a conocer desde que puso un pie en la política, haya sido uno de los candidatos más activos en las dos rondas de campaña por las elecciones legislativas de este mes. En el cierre de campaña de Unión PRO, anoche en Río Cuarto, los alfiles de Mauricio Macri ponderaron los 70 mil kilómetros que recorrió Baldassi desde que decidió sumarse al PRO en calidad de diputado como si fuera una verdadera cruzada en territorio cordobés.
Podría decirse que de enero a esta parte, según el dato de color aportado por el partido, el exárbitro ya habría completado casi dos vueltas al mundo –la circunferencia terrestre tiene algo más de 40.000 mil kilómetros-. Pero, como se dijo, todo parece indicar que transpiró más la camiseta en su debut como político que en toda su trayectoria como árbitro. Si se estima que un réferi corre por partido dirigido aproximadamente 20 kilómetros y Baldassi registra en su currículum vitae la intervención en 226 partidos, para equiparar el registro del contador de “la coneja móvil” el hallazgo del PRO debería haber participado de 3.500 encuentros deportivos en total.
Posiblemente nadie ponga en duda la energía de Baldassi en la campaña y en cierta forma el optimismo macrista se explica en su tesitura de creer que tal esfuerzo será directamente proporcional con los votos el domingo. La expectativa traspasaba lo que continúan reforzando las encuestas de opinión: el descenso de la cabeza de lista de Unión PRO al cuarto puesto ergo la escalada de la kirchnerista Carolina Scotto al tercer lugar del podio.
Varios podrían ser los factores que expliquen esta situación, totalmente negada en el riñón del partido. El efecto que genera en el electorado la introducción en la escena de un candidato inexperto pero con “valores” que parecen no encontrarse en el mundillo político local, tiende a licuarse en campañas tan largas como la que acabó en la jornada de ayer. La oportunidad de conocer un poco más al candidato es un arma de doble filo.
Pese a esto, en un club del imperio del sur dirigentes y militantes celebraron por anticipado la banca que Baldassi tendría asegurada en el Congreso de la Nación. No sólo esto. Miembros de peso en el partido no dudan en anticipar que serán dos escaños los que obtendrá la fuerza. Por lo bajo y para desacreditar los porcentajes poco auspiciosos que trascendieron hasta ayer también especulan con el llamado “voto vergüenza” que aún mantendría Baldassi y que no estaría siendo reflejado por los sondeos de opinión.
Las cifras estadísticas serán confirmadas o derribadas cuando se conozcan los primeros resultados el domingo. Lo cierto es que el macrismo no se conforma con haber hecho pie en una provincia inhóspita para el partido porteño y aseguran que con dos diputados en el Congreso aumentarán las chances de consolidación de cara a las presidenciales del 2015.
El presidente del PRO Córdoba, Javier Pretto, advirtió en este sentido que desde el lunes 28 continuarán con las tareas de armado en la provincia. “Vamos a trabajar para consolidar el partido y seguir parando la oreja para buscar nuevos candidatos para las elecciones de 2015 en todos los niveles”, anticipó el legislador, al tiempo que aseguró que la intendencia de Marcos Juárez desde octubre de 2014 será del espacio.
Último pedido
Baldassi realizó el último pedido de apoyo: “Yo vengo a iniciar un nuevo ciclo para la provincia y por eso les pido un voto de confianza porque no me quedaré atornillado a un escritorio, sino que con mi equipo haremos hasta lo imposible para que todos podamos vivir dignamente”, afirmó Baldassi momentos antes del cierre de campaña en Río Cuarto. Seguidamente, calificó de positivo el balance de su primera campaña electoral. “Todo lo hemos rescatado en estos meses de campaña es altamente positivo y reconfortante porque la gente se acerca, te cuenta sus problemas y se muestra muy esperanzada en que haya un cambio cuando uno toma el compromiso en nombre de ellos”, finalizó.