El solitario cable de Télam que irrumpió en Córdoba

Diego Bossio y Marín Insaurralde.
Diego Bossio y Marín Insaurralde.

[dc]U[/dc]n cable de la agencia oficial Télam irrumpió ayer en las redacciones y sacudió a funcionarios y candidatos los últimos metros de recorridos de campaña electoral. La noticia impactó sobre todo en Córdoba. Lo más fuerte fue que admitía que “la Nación le debe plata a Córdoba”, algo que venía negando el gobierno de Cristina Kirchner.
La deuda de Nación con la Provincia viene siendo uno de los principales fundamentos de la campaña de Unión por Córdoba, que asegura que los diputados que vayan al Congreso de la Nación tendrán como misión presionar por su cancelación.
El encabezamiento del cable decía: “El Gobierno (nacional) estudia la implementación de un acuerdo relacionado a la deuda que mantiene Córdoba con el Estado nacional, producida a raíz del rescate de las cuasi monedas emitidas por esa provincia, informaron fuentes del Ministerio de Economía. Según la iniciativa a la que accedió Télam, se incluiría la deuda que Córdoba le reclama a la Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses) y que ese organismo no reconoce, ya que la provincia nunca armonizó su caja de jubilaciones”.
Durante casi toda su existencia, los cables de la agencia Télam que dan a conocer información vinculada a los gobiernos nacionales, son prácticamente comunicados oficiales. Esta no parece ser la excepción.
Lo curioso es que semejante avance informativo no fue acompañado de declaraciones de funcionarios o candidatos kirchneristas, cordobeses o del resto del país, ni tampoco fue desmentido.
Una alta fuente de El Panal reconoció que la versión sorprendió, pero no altero la calma de la calurosa jornada. Ese mismo funcionario agregó que, hasta donde él sabe (y sabe bastante sobre lo que pasa en el Gobierno provincial), en los teléfonos de despachos destacados de la gestión de José Manuel de la Sota no se recibió una llamada proveniente de la Casa Rosada. Tampoco una comunicación por escrito, por lo menos hasta el cierre de esta edición.
La Provincia no tenía nada para decir al respecto pero sí hizo una referencia el candidato oficialista Juan Schiaretti. “No corresponde que yo comente sobre el cable de una agencia de noticias, sobre todo si se refiere a un tema donde el Gobierno provincial no ha sido contactado”, expresó el exgobernador y completó: “Sí quiero ratificar mi convencimiento que si el pueblo de Córdoba nos apoya con su voto el próximo domingo, el kirchnerismo, cuando se sienta más débil, al igual que en 2009, nos va a llamar y nos va a pagar lo que nos debe”. El candidato también confirmó que ayer no hubo diálogo entre Nación y Provincia.

Incógnita
Pocos terminaron de entender ese solitario y efectista cable de Télam a la hora de la siesta. Ni propios ni extraños. El peronismo cordobés dudo al principio si se trataba de una operación para hacerlos “morder el anzuelo”  como recurso final un día antes del cierre de campaña.
Y en el kirchnerismo local muchos no sabían si era una “joda o algo en serio”. Los diputados K que representan a Córdoba en el Congreso se comieron un fuerte bofetada por haber votado orgánicamente y con aprobación rápida el Presupuesto Nacional 2014 que fue considerado “anti cordobés” por Unión por Córdoba. Y antes, habían tenido que poner la cara en una conferencia de prensa reafirmando un concepto ultra K: “La Nación no le debe nada a Córdoba”. Ayer, un cable oficial de Télam los desmintió al menos parcialmente.
¿Por qué apareció en escena ese cable? ¿Se tratará de una operación inconclusa o arrepentida del kirchnerismo? ¿O de alguna interna K que buscaba incomodar al titular del Anses, Diego Bossio, que se prueba el traje de ministro de Economía? Cosas que ocurren mientras Cristina no está.
Queda un día de campaña, todas las encuestas se comienzan a asentar con números similares a los de las PASO, más allá de los duros embates que recibió el gobierno provincial con las denuncias sobre supuestos casos de policías vinculados al narcotráfico. Más allá de la postura que mostró el radicalismo en los últimos días plegándose a las críticas por el caso de los policías, de que Carolina Scotto ha aparecido tercera en algunos sondeos y de las vacilaciones del exárbitro de fútbol Héctor Baldassi, el panorama no es muy distinto al de las PASO.
En el pelotón de atrás asoman las ilusiones de Olga Riutort y Liliana Olivero, tratando llegar a los 7,5 puntos de votantes para volar hacia la Cámara Baja. Mientras los candidatos de Luis Juez y Hermes Binner hacen las veces de contrapiso de la mayoría de los candidatos.
Último día de una campaña que pareció interminable. Al menos para el peronismo, que largó esta maratón allá por el lejano viernes 14 de junio, cuando unas 10 mil personas llenaron el Orfeo Superdomo para presentar su lista de candidatos.