Nación le debe a Córdoba el 20% del presupuesto provincial 2013

ministerio de finanzas
PRINCIPALES RUBROS DE LA DEUDA
– DEUDA CAJA DE JUBILACIONES (A VALOR ACTUAL) $ 5.800 MILLONES
– DEUDA POR VIVIENDAS $ 250 MILLONES
– DEUDA APOR OBRAS VIALES $ 350 MILLONES
TOTAL DE ESTOS ITEMS $ 6.400 MILLONES

[dc]E[/dc]l Gobierno nacional sigue remarcando su discriminación hacia Córdoba, más allá de que en los últimos días funcionarios de la Casa Rosada realizaron un raid por la provincia. Se los vio al vicepresidente a cargo de la presidencia Amado Boudou en Villa María y Morteros, al Jefe de Gabinete Juan Manuel Abal Medina y al ministro de Defensa, Agustín Rossi en diferentes actividades en la ciudad de Córdoba, realizando anuncios y sobre todo críticas hacia el gobierno provincial, además montando actos sin invitar al gobernador José Manuel de la Sota y a funcionarios provinciales. Fue ante eso que desde el Gobierno provincial les remarcaron que en vez de atacarlos “paguen lo que la Nación le debe a Córdoba”.
Según datos brindados por la gestión De la Sota, a esta hora las arcas nacionales le adeuda a Córdoba 6.400 millones de pesos, lo que equivale casi al 20 por ciento del presupuesto provincial 2013. Cabe recordar que las cuentas para este año que aprobó la legislatura provincia es de 33.376.628.000 pesos.
Si despiezamos esa cifra, 5.800 millones corresponden a la Caja de Jubilaciones de la Provincia, 250 millones en concepto de viviendas y 350 millones por rutas y otras estructuras viales. Estos dos últimos puntos corresponden a obra pública construida con fondos de la Provincia que la Nación nunca pagó pese los acuerdo firmados.
En su presupuesto 2014, la Nación no estipula enviar fondos a la Caja de Jubilaciones de Córdoba, contra 679 millones que había programado para 2013 pero que nunca pagó, y tiene previsto mandar el año que viene sólo 500 millones de pesos para todas las Cajas de Jubilaciones provinciales que no fueron transferidas, lo que significaría una caída de 80 por ciento en un año en este items.
Desde enero de 2011, las transferencias desde ANSES a la Caja de Jubilaciones de Córdoba fue de cero pesos, por lo que ya suman 34 meses de mora con los jubilados cordobeses.

Un poco de historia
El entonces gobernador Juan Schiaretti enfrentó en el año 2008 una situación particularmente crítica. Por un lado, el sistema previsional enfrentaba el máximo desequilibrio en los casi 100 años de vida de la Caja debido a que recién en esa época comenzaba a tener impacto el aumento de las edades de retiro. Prueba de ello es que se había llegado a un punto en que con recursos propios se cubría menos de dos tercios de los gastos totales. Por el otro, en el peor momento financiero de la Caja el gobierno nacional había decidido suspender el envío de fondos.
La situación crítica se enfrentó con un intervención quirúrgica del Gobierno de Córdoba en dos áreas:
· En la Provincia, manejando con austeridad y orden la Caja de manera de acelerar la mejora en la sustentabilidad y promoviendo un mejor entendimiento del problema por parte de la población. Gracias a ello, en la actualidad el déficit de la Caja es menos de la cuarta parte del que tenía en el año 2008.
·  Y a nivel nacional, planteando con todos los medios disponibles el legítimo reclamo de la Provincia.
Sobre este último punto, luego de intensas negociaciones y ante la inflexible posición del gobierno nacional, se hizo una presentación ante la Corte Suprema de Justicia. La claridad y contundencia de los argumentos planteados por la Provincia hizo que la Nación comenzara a flexibilizar su posición.
En una primera etapa se resolvió el tema más importante, que era fijar una metodología más simple y que contemplara regularidad en las transferencias de la Nación. Luego de largas negociaciones, con la firma del Convenio 90/08 suscripto el 19.09.2008, se acordó que la ANSES debía transferir en los ejercicios 2008-2009 una cuota mensual cuyo monto era actualizado en función del índice de movilidad previsional nacional. El monto de la cuota acordado en ese momento equivale a precios actuales a unos $170 millones mensuales. Disponiendo de estos recursos la Caja contaría con financiamiento suficiente para afrontar todas las jubilaciones sin necesidad de acudir a préstamos del Tesoro Provincial. Además se estableció con claridad que los mayores costos derivados de cualquier aspecto de las normas no armonizadas eran cubiertos por la Provincia, pero no alteraba el derecho a recibir mensualmente la cuota.
En una segunda etapa, se suscribió el Convenio 80/09 (el 18 de diciembre de 2009), que estipulaba la asistencia financiera del ANSES a la Caja para cubrir los déficits correspondientes a los ejercicios 2010-2011 en los mismos términos del convenio anterior.
Y en una tercer etapa, con la suscripción del Acta Acuerdo N° 55/2010 el 18 de agosto de 2010, se abordó la deuda acumulada hasta el año 2007. Luego de intensas negociaciones, el estado nacional pasó de desconocer por completo la deuda a reconocer unos 720 millones de pesos a favor de la Provincia. Con esto quedaban cerradas todas las controversias que se mantenían con el gobierno nacional.
Durante los ejercicios 2008-2010 la ANSES transfirió a la Caja un total de 3.210 millones (a valores históricos) de pesos, en tanto que a partir del mes de febrero de 2011 cesó en el envío de fondos injustificadamente. Desde entonces los fondos remitidos por ANSES fueron nulos; en efecto, el estado nacional mantiene una deuda con la Provincia por la Caja del orden de los $5.600 millones a valores actuales (suponiendo que en el año 2012 se hubiese firmado un nuevo convenio de asistencia financiera para el bienio 2012-2013 con pautas similares a la del bienio 2010-2011).

Los avales negados
Sobre los avales aprobados primero y negados después por el Gobierno nacional para la toma de créditos blandos internacionales de Córdoba con el fin de realizar obras decisivas para el crecimiento de la provincia, el gobernador De la Sota parece no estar dispuesto a esperar más porque puso en marcha con fondos propios las autovías que van desde Córdoba a Río Cuarto, a San Francisco y a Jesús María. Además anunció la semana pasada el inicio de la construcción del acueducto que une Córdoba capital con Los Molinos. Aunque no pierde la esperanza de que finalmente, tras las elecciones que podrían propinarle otra dura derrota a la presidenta Cristina Fernández de Kirchner el 27 de octubre, la Nación firme el aval prometido y la Provincia pueda tomar el crédito con el Banco Nacional de Desarrollo de Brasil (BNDES) para retomar la obra de los gasoductos troncales, que beneficiarían a 400 mil cordobeses y le daría un fuerte impulso a la producción especialmente agroalimentaria.
Por estos días, el Gobierno y también el exmandatario y candidato a diputado nacional Juan Schiaretti, insisten en graficar cuánto representa la abultada deuda que Nación mantiene con Provincia y aseguran que equivale a construir 128 hospitales de mediana complejidad, o 427 escuelas de seis a ocho aulas, o 71.110 kits de materiales para la construcción de viviendas sociales, o 32 mil viviendas sociales, o hacer 1.422 kilómetros de rutas asfaltadas u 800 kilómetros de autovías.

Presupuesto
Según el presupuesto 2013, el Ministerio de Planificación había dispuesto girarle a Córdoba 1.510 millones de pesos por todo concepto para obra pública, pero según informó la Provincia sólo se ejecutó un 40 por ciento. Para 2014 prevé enviar apenas 1.094 millones de pesos que en términos nominales significa una caída del 27,5 por ciento pero en términos reales de un 43 por ciento. La cifra dispuesta para el año que viene para obra pública impulsada por la nación para la provincia equivale a poca más del 1 por ciento del total de inversión que hará dicho Ministerio en todo el país.
Si se busca otro dato comparativo para graficar la “sanción” a Córdoba es que durante el primer semestre de 2013, Córdoba recibió el 0.1 por ciento (3 millones de pesos) del total de fondos para viviendas que la Nación giró a todas las provincias (3.034 millones de pesos), siendo el distrito que menos recibió en este rubro.

La deuda en campaña
Antes de que se pusiera en marcha la campaña electoral, Unión por Córdoba había firmado un documento en el cual impulsada la necesidad de un compromiso que debían contraer todos los candidatos a diputados nacionales por Córdoba para la defensa de Córdoba y la lucha por una extensa  lista de obligaciones que la Nación tiene con la provincia y no cumple, como la devolución de los fondos que la Nación adeuda a Córdoba en concepto de incumplimiento del convenio sobre la Caja de Jubilaciones, Pensiones y Retiros, el pago inmediato a la provincia de todas las obras públicas nacionales que fueron cubiertas con recursos provinciales, destrabar los créditos internacionales ya acordados a nuestra provincia para la concreción del acueducto Los Molinos – Córdoba,  la red de gasoductos troncales de toda la provincia y la ampliación y reparación de la red vial provincial, y por último devolver a Córdoba el 15 % de coparticipación de impuestos retiene el gobierno nacional.
La posición del gobierno nacional hacia la provincia se endurece. Resta saber si tras las elecciones del domingo 27, cuando todo asoma como un escenario de derrota para el kirchnerismo a nivel nacional, la posición se flexibiliza, el diálogo aflora y los acuerdos -incluso con el respaldo de la Corte Suprema de Justicia- se comienzan a cumplir.