Refuerzo gremial K en recta final

saillen4_28347[dc]L[/dc]a magra convocatoria que logró Unidos y Organizados (UyO) el pasado 17 de octubre, al conmemorarse un nuevo aniversario del Día de la Lealtad, motivó al brazo gremial del kirchnerismo a darle el último impulso a la campaña de Carolina Scotto. En un operativo refuerzo, Mauricio Saillén y Ricardo Moreno están trabajando para apuntalar el flanco peronista del armado K local.
Aún no está confirmado, pero el dirigente gremial y el asesor letrado están evaluando imprimirle un segundo impulso a la empresa electoral con una nueva dosis de justicialismo obrero. La posibilidad de máxima que barajan es lanzar las 62 Organizaciones como brazo sindical K el próximo jueves, precisamente como acto de cierre de la campaña de la exrectora.
Por ahora, esta alternativa está en estudio. Mientras analizan los índices de las encuestas minuto a minuto, los dirigentes tendrán un ojo puesto en la necesidad, o no, de realizar un evento de magnitud. De todas formas, la capacidad convocante del titular de la CGT Rodríguez Peña ya quedó comprobada hace tres semanas, cuando logró reunir en el Estadio de Centro a más de 11.000 almas. El único acto de envergadura en el discursó la exrectora con auditorio colmado.
De todas formas, el apuntalamiento gremial en la recta final de la campaña asoma necesario. Tanto Scotto como Martín Gill compartirán este miércoles un mitin en el nuevo enclave del Frente para la Victoria (FpV) en Entre Ríos y Paraná con 700 delegados y autoridades sindicales que comulgan con el proyecto nacional y popular. Luego ambos candidatos, en compañía de los dirigentes de génesis peronista, se trasladarán a la Sociedad Rural de Córdoba para una cena con referentes del sector.

Refuerzo nacional
En el tramo final de la campaña, el FpV no tiene en agenda ninguna expresión masiva, sólo mini actos y recorridos focalizados. Vale recordar que al concluir las primarias, Scotto recibió un fuerte respaldo de la Casa Rosada.
En la última jornada de la empresa electoral –que adelantó un día el cierre por la tragedia ocurrida en Rosario-, primeras líneas de Balcarce 50 llegaron a Córdoba para una visita fugaz y estratégica.
En aquella oportunidad, el secretario Legal y Técnico de la Presidencia, Carlos “Chino” Zannini y los ministros de Trabajo e Industria, Carlos Tomada y Débora Giorgi apuntalaron a los candidatos en una coqueta cena en el Dinosaurio Mall con empresarios y referentes industriales y gremiales. De hecho, fue el encargado de supervisar los pormenores de la operación Córdoba, Zannini, quien cerró el evento.
Hasta ahora no hay indicios de un desembarco de peso en la Provincia. Posiblemente el reposo de la presidenta Cristina Fernández tenga más atareados a los funcionarios nacionales. No obstante, en relación a la necesidad de un apoyo contundente, Moreno se mostró muy entusiasta. “Ahora somos nosotros los pesos pesados”, apuntó el artífice político de la jugada de Saillén.

Situación gremial
El titular del Surrbac, junto con Moreno ,se encuentra en plena campaña para sumar nuevas adhesiones al gobierno nacional. Ayer, el dirigente gremial se reunió con autoridades de 11 sindicatos y una veintena de agrupaciones afines al kirchnerimo.
El velocidad con que el Surrbac logró obtener su propia obra social –corazón financiero de cualquier sindicato- opera como anzuelo para lograr este objetivo. Mientras tanto, Soelsac aguarda la concreción de su propio sistema de salud, cuyo trámite se vio interrumpido por la denuncia que interpuso el líder camionero Hugo Moyano contra funcionarios nacionales encargados de visar estos pedidos.