Macri baja a Córdoba para primer cierre campaña

p09-1[dc]U[/dc]n sentimiento encontrado de amor y odio podría definir la relación de los macristas con las encuestas de opinión. Ciertamente son entendidas como un presunto termómetro de lo que podría ocurrir el próximo domingo en las urnas, aunque también están teñidas de intencionalidad, sobre todo si se conoce la parte interesada en difundir los resultados del estudio.
El partido que se llevó el premio revelación en las primarias no ocupa una definición clara en el podio que lo ubicó como tercera fuerza en la provincia. Varias anuncian un descenso al cuarto escalón, otras no admiten variaciones. El crecimiento de la candidata kirchnerista Carolina Scotto o supuestamente la pérdida de adhesiones a Héctor Baldassi, las explicaciones apresuradas que se desprenden de los análisis provisorios de las encuestas.
El jefe de gobierno porteño relativizó la “operación” estadística presumiblemente orquestada por otras fuerzas políticas que miran con desdén que en suelo cordobés haya prendido la fórmula “Miguel del Sel” como ocurrió años antes en Santa Fe, esta vez de la mano del exárbitro. Mauricio Macri redobló la apuesta días atrás y en declaraciones públicas aseguró que el PRO Córdoba ocupará dos bancas en el Congreso, al tiempo que aseguró que no hay motivos que indiquen un decrecimiento del espacio.
El apoyo a la distancia que expresidente de Boca Juniors tendrá su reafirmación durante la jornada de hoy. Macri estará en la ciudad para apoyar a Baldassi y la segunda candidata Laura Rodríguez Machado. La agenda es la usual de estos casos: llegará temprano a la ciudad, participará de la Mesa de Café de Juntos (Cadena 3) y luego recorrerá la peatonal para apoyar a su candidato y pedir el voto de manera directa a los transeúntes. Aproximadamente a las 12, retornará a Capital Federal para ocuparse del tramo final de la campaña los distritos electorales más importantes del país.
La última intervención formal de Macri oficiará de cierre de campaña por la Capital. Conviene recordar que la semana pasada el macrismo cordobés concentró esfuerzos en las seccionales más populosas y continuó estrechando lazos con organizaciones sociales y empresariales locales. Actividades que fueron coronadas con una caravana el sábado por la mañana que inició en barrio Pueyrredón y terminó en horas de la tarde en Barranca Yaco. La actividad incluyó algunas paradas para entregar pelotas a los chicos, visitar plazas, una iglesia y comercios situados en la ruta.

Sur
En la ciudad, la nueva apuesta del PRO tuvo una buena acogida en el electorado, razón que hacía previsible que se dedicara una buena parte del tiempo de campaña en el ejido urbano. Lo cierto es que en Río Cuarto ocurrió algo similar, posiblemente porque el olfato de los operadores del PRO advertía una posibilidad de crecimiento con la salida de Miguel Abella (UCR) del mapa electoral de octubre.
Conquistar el voto del sector rural fue la premisa de trabajo central que confirmó la fuerte presencia en las ciudades más importantes del sur provincial y la presentación de una plataforma de propuesta para el agro y la industria.
Como se dijo, todo parece indicar que el macrismo tendrá un cierre doble de campaña porque de no mediar un cambio a último momento en la agenda, el PRO realizará el cierre formal de las acciones proselitistas en Río Cuarto con un acto el próximo jueves. Según confirmó el presidente del partido, Javier Pretto, la actividad se llevará a cabo en el salón de un club con capacidad para 400 personas.
Si bien no estará presente Macri, se espera la participación de la nómina completa de candidatos a diputados, dirigentes y simpatizantes del espacio. En tanto, el martes y el miércoles, los representantes del espacio que competirán por un escaño en la Cámara Baja recorrerán San Francisco y Villa María.