Municipio invertirá $40 M en sistema semafórico

Municipalidad de Córdoba[dc]D[/dc]espués de las primarias de agosto, por los pasillos cercanos al despacho principal del Palacio 6 de Julio ya se hablaba sobre cuál sería la prioridad de trabajo del intendente Ramón Mestre, pese a que aún estaba en plena ebullición las discusiones internas sobre la performance en las urnas de los candidatos de la UCR y, principalmente, el resultado obtenido en la Capital. Cuando la calma radical comenzó a hacerse evidente y con ella la bienvenida a la segunda ronda de la campaña, el intendente decidió dar golpes de efecto precisos en un intento de combinar gestión y votos.
La exhibición y puesta en marcha de 200 unidades 0 kilómetro para cubrir los corredores de la exempresa estatal Tamse y la posterior compra de coches con rampas para personas con discapacidad, redundó no sólo en una mejora visible de la calidad y frecuencia del servicio sino en el crecimiento del 10 por ciento del corte del boleto en tan sólo un mes.
Como evidencia ésa cifra concreta, la estrategia en la víspera de la segunda campaña fue bien recibida por los vecinos capitalinos. Ahora bien, ya casi al cierre de las acciones proselitistas con mira a las elecciones de octubre no sorprende que Mestre haya decidido repetir la receta interviniendo en un problema de mayor antigüedad y que beneficiará no sólo a los residentes en la ciudad sino a todos aquellos que deben circular por sus calles diariamente: la renovación del sistema semafórico de la ciudad que data de 1994, cuando Rubén Martí apostó a un salto tecnológico en la materia que nunca más fue actualizado.
En la jornada de ayer, Mestre presentó la nueva central semafórica, cuya vieja central se ubica en el área central de la Plaza de la Intendencia, que contará con un software de punta y el soporte tecnológico que requiere. El secretario de Transporte, Juan Pablo Díaz Cardeilhac, informó que esta central constituye la primera etapa de la iniciativa que se completa con la renovación total del cableado, para pasar a una segunda instancia que consiste en la instalación de 11 centrales intermedias y controladores en puntos estratégicos del ejido urbano.
Para el primer tramo, el municipio invirtió con recursos propios 2.300.000 millones de pesos. En tanto, para el segundo, se calcula un desembolso de 16 millones de pesos. Además, ya se destinaron ocho millones para compra de nuevos semáforos Leds. Se estima que antes de fin de año, se invertirán en este concepto 9 millones de pesos más. Se llegará a un monto de 40 millones de pesos, que incluirá también la colocación de más separadores de transito en las principales arterias.
Con los nuevos equipos se abandona la modalidad de “tecnología propietaria”. El funcionario explicó también que con el software actual se usa una “tecnología abierta”, que ofrece diversas ventajas con relación al anterior como por ejemplo servirse de marcas de repuestos u otros implementos disponibles en el mercado.
“La red de semáforos es uno de los grandes temas que tenemos en la ciudad y es muy importante que los vecinos lo conozcan. Siempre tenemos la sensación de que nos toca empezar todos los días de nuevo y mirar los sucesos diarios nos hace perder la perspectiva de los procesos. Recuperar la ciudad no se hace de un día para el otro, en cambio tiene que ver con un proceso que está en marcha, con planes sostenidos y con planes que llevan su tiempo”, indicó Mestre.
Y continuó: “Buscamos mejorar las condiciones del transporte y de la calidad de vida de los ciudadanos. Queremos que los pasajeros vuelvan al colectivo y continúe la recuperación del tránsito”.
El sistema de semáforos funcionará al 100 por ciento a mediados de 2014, no obstante, desde el municipio anticiparon que las mejoras serán visibles desde ahora.

Lo que viene
En la segunda etapa de este plan se sumará una central controladora del trasporte, paradas inteligentes, obleas inteligentes, incorporación de la ciudad al Google Maps y otras novedades.