Tomografía a Cristina dio “resultados satisfactorios”

p09-2
Los últimos estudios
realizados a la presidenta Cristina Fernández de Kirchner «fueron favorables» y «se está recuperando y progresando muy bien». Así lo informó pasado el mediodía de ayer el secretario de Comunicación Pública, Alfredo Scoccimarro, al leer el parte médico en la puerta de la Fundación Favaloro.

[dc]L[/dc]a presidenta Cristina Fernández evolucionaba “sin complicaciones” y con “todos los parámetros vitales dentro de los rangos normales” en su cuarto día de internación en la Fundación Favaloro, tras ser operada el martes por un hematoma en la cabeza. “En el segundo día postoperatorio, la Presidenta evolucionaba sin complicaciones, internada en terapia intensiva”, aseveró el parte oficial de la Fundación Favaloro, en el que se añadió que a la jefa de Estado se le realizó esta mañana “una tomografía axial computada de cerebro de control, con resultados satisfactorios”.

El parte remarcó que Fernández “continúa con estricto control médico por los profesionales del Instituto de Neurociencias y de la Unidad multivalente de la Fundación Favaloro, y por los doctores Luis Buonomo y Marcelo Ballesteros de la Unidad Médica Presidencial”. Por su parte, el secretario de Comunicación Pública Alfredo Scoccimarro destacó que la mandataria evoluciona “de manera muy positiva” de la intervención quirúrgica de la colección subdural crónica.
Al hablar frente a la clínica Favaloro, el portavoz dijo que la jefa de Estado se está “recuperando muy bien, progresando muy bien” y detalló que hoy “desayunó muy bien” y almorzó “verduras al vapor, con manzana asada”. “Ha evolucionado bien, en forma positiva. Los médicos contaron que ayer almorzó puré de zapallo, manzana asada. Los estudios dieron resultado favorable”, indicó Scoccimarro.
De inmediato manifestó: “(La Presidenta) desayunó bien, almorzó verduras a vapor, caldo y manzana asada”. “Se está recuperando muy bien y les manda un beso muy grande a los argentinos”, subrayó el funcionario frente a la guardia de periodistas y unos pocos militantes kirchneristas que mantuvieron la vigilia desde que la mandataria fue operada el martes.
El candidato a diputado nacional en la provincia Martín Insaurralde contó que el golpe que sufrió la Presidenta en la cabeza en agosto pasado, que le provocó el hematoma que obligó la operación, fue producto de una caída mientras recogía un “regalo del nieto”. “Estaba ordenando o juntando algún regalo que tenía del nieto, trastabilló y se golpeó”, puntualizó el intendente de Lomas de Zamora, en referencia al pequeño Néstor Iván, el hijo del primogénito de la mandataria, Máximo Kirchner.
Fernández de Kirchner ingresó el lunes pasado a la Fundación Favaloro tras sentir “hormigueo” en uno de sus brazos, luego de haber estado diez horas en esa misma clínica el sábado por sufrir un intenso dolor de cabeza. El martes fue operada del hematoma detectado en su cerebro y desde ese día permanece en terapia intensiva recuperándose de la operación, según los partes oficiales.