Triple réplica de De la Sota a Nación: Boudou, drogas y Monsanto

ilustra vudu a bodou
José Manuel de la Sota y Amado Boudou.

[dc]P[/dc]or primera vez en la campaña el gobernador salió a hablar en conjunto de los temas que complicaron la agenda de Unión por Córdoba en las últimas semanas, e inclusive decidió criticar a Amado Boudou, relevo institucional de la presidenta Cristina Fernández, por su pasado en la Unión del Centro Democrático (UCD), aun siendo que hoy se cumple el aniversario de la victoria en capital de Germán Kammerath, aliado ucedeísta del PJ (10/10/1999).
Dijo que quienes manifestaron frente al Panal contra la instalación de Monsanto deberían protestar en la Casa Rosada. Para el gobernador fue Nación quién trajo y celebró la venida al país de la polémica multinacional.
Defendió la actuación de la Justicia Provincial en el caso de la muerte del policía Juan Alós, y dio a entender que sólo en la Justicia Federal se pierde droga.
Calificó de “lamentable” el hecho de que Boudou esté provisoriamente a cargo del país.
Durante la campaña electoral surgieron temas ríspidos de la gestión provincial que inevitablemente tiñeron la campaña que desembocará en las elecciones legislativas del 27 de octubre.
Los unos (provincia, Unión por Córdoba) trataron de bajar el perfil y de señalar que Nación era culpable por todas las movidas políticas. Los otros (oposición, mayormente Frente para la Victoria, juecismo y en menor medida radicalismo), fogonearon las denuncias e inclusive las incluyeron en sus spots publicitarios.
En ese marco, y a quince días del cierre de periodo proselitista, De la Sota salió a efectuar declaraciones sobre dichos asuntos, que antes habían sido evitados.

Contra Nación por Monsanto
El martes se produjo una manifestación altamente visible en el centro de la ciudad, que desembocó en la Casa de Gobierno con 4 mil personas pidiendo, entre otras consignas, que la empresa Monsanto no se radique en Malvinas Argentinas.
Al respecto, el primer mandatario responsabilizó al kirchnerismo de abrirle las puertas a la multinacional y volvió a recordar las declaraciones de Cristina Fernández de hace unos años, en las cuales la presidente expresaba sentirse gustosa de que la firma invirtiera en el país.
“Más que hacer la marcha (del martes) en el Centro Cívico (los manifestantes) tendrían que hacerla en la Casa Rosada porque fue la presidenta Cristina Fernández la que dijo que Monsanto venía a la Argentina feliz de confiar en el modelo nacional y popular“, expresó.
Y posteriormente se refirió a la cuestión de fondo: “Yo creo que si contamina no debe estar, y si no contamina debe ser como cualquier otra empresa”.

Defensa a Drazile
El asunto de la supuesta vinculación entre la Policía de la Provincia y el narcotráfico, y específicamente el caso de la muerte del ex agente de Drogas Peligrosas Juan Alós (encontrado sin vida en su auto) fue otro de los asuntos que el gobernador ayer tocó.
Y en sus alocuciones, dijo sin decir que es la Justicia Federal la que ha tenido inconsistencias al actuar, cuestión que leída entre líneas viene a respaldar al fiscal de Alta Gracia Emilio Drazile, a cargo de la investigación sobre Alós que reclama el fiscal federal Enrique Senestrari.
“Yo no he visto a ningún fiscal de Córdoba que tenga denuncias hechas porque se le haya perdido droga en sus despachos”, afirmó, en clara referencia al conflicto que hace unos días se dio entre los jueces federales del Tribunal Oral Nº2 y los fiscales federales de esa instancia por acusaciones cruzadas sobre la responsabilidad en faltantes de drogas tras operativos policiales.

Boudou y la UCD
De la Sota también salió al cruce del vicepresidente en ejercicio del Poder Ejecutivo Nacional, Amado Boudou, luego de las críticas de éste durante la inauguración del puente en Villa María.
“Los cordobeses no queremos que Boudou se sume a nada, por el desprestigio que tiene. La verdad es lamentable que Boudou esté a cargo del Gobierno”, dijo. Y remató: “Mientras nos critique Boudou, enhorabuena. ¡Que venga seguido!”.
Pero luego se metió con un argumento boomerang: “Don Álvaro Alsogaray debe estar contento que Boudou sea presidente, él no pudo llegar, pero Boudou sí”, ironizó.
Por supuesto que en ese momento todos recordaron que Unión por Córdoba fue en alianza con el ucedeísta Germán Kammerath cuando éste ganó la intendencia de Córdoba el 10 de octubre de 1999, hace justo hoy 14 años.
Los operadores del peronismo rápidamente llamaron a los formadores de opinión para explicar que lo que De la Sota quiso decir es que existe una “incongruencia entre el discurso de un gobierno nacional que se proclama popular y de izquierda con tener un vicepresidente de derecha y de la UCD”. “De la Sota es un hombre de centro derecha, no hay contradicción en que él haya elegido a Kammerath aquella vez”, sostuvieron intentando menguar críticas.