Judiciales lanzan activo fin de semana XL: 48 horas de paro

_MG_4756[dc]C[/dc]on un nuevo paro de 48 horas, los empleados judiciales profundizan su reclamo por la porcentualidad. En el marco de un activo plan de acción que comenzó luego de que el Tribunal Superior de Justicia (TSJ) optara por abandonar la conciliación voluntaria, los trabajadores del Poder Judicial iniciaron una escalada de paros casi inédita, que en esta oportunidad arrancará mañana y concluirá el viernes.
Si se tiene en cuenta el fin de semana largo que incluye al próximo lunes, el sistema de justicia estará resentido hasta el martes. No obstante, no serán unas minivacaciones, sino que los trabajadores apuntan a nutrir ambas jornadas con acciones gremiales. El jueves realizarán una concentración en tribunales I, para luego marchar por las calles céntricas –aún no definieron el destino- y por último, un festival, también en las escalinatas del histórico edificio. El viernes continuarán las actividades.
Con esta doble jornada de huelga, los trabajadores ya suman 7 paros en lo que va del conflicto, que comenzó el 1 de julio cuando decidieron establecer el trabajo a código. Por la duración e intensidad de la protesta, todos los involucrados la califican de inédita.
El martes los trabajadores retomarán el trabajo a código y las asambleas, y en el curso de la semana definirán una nueva movilización en defensa del servicio de justicia, que, por el conflicto, ya manifiesta una demora que alcanza al 2014. Con este objetivo, los judiciales se pondrán al frente de una multisectorial que contará con el apoyo de ATE, SUOEM; Luz y Fuerza Capital y otras organizaciones sociales, gremiales y políticas. Aún no está definida la fecha, aunque se especula con que pueda ser el jueves.
La efervescencia de los trabajadores parece ir en aumento. En la asamblea extraordinaria de ayer se barajó la posibilidad de mantener un paro de 72 horas y hasta algunos propusieron una medida de fuerza por tiempo indeterminado. Una forma de presionar para que los vocales del máximo tribunal abran un canal de diálogo. No obstante, el requisito es siempre el mismo: suspender las medidas de fuerza.
Los judiciales remarcaron que buscan un canal de comunicación con las autoridades del Poder Judicial en el marco de su reclamo por la equiparación salarial. “Evidentemente el TSJ no tiene intensiones de negociar con nosotros. Estamos dispuestos al diálogo. Nos hemos sentado en todas las instancias y ellos la abandonaron”, indicó Juliana Arias, secretaria de prensa de AGEPJ
Luego de darse a conocer este nuevo tramo del plan de acción, el TSJ prefirió guardar silencio. Es probable que hoy, una vez que hayan analizado los alcances de esta medida de fuerza, los vocales hagan referencia a la situación.