Enroque corto

Ricardo Moreno, un VIP en La Rosada

Ricardo Moreno y Juan Manuel Abal Medina.
Ricardo Moreno y Juan Manuel Abal Medina.

El dirigente peronista Ricardo Moreno se ha transformado en un personaje VIV en la Casa Rosada. Con más precisión, en el despacho del jefe de Gabinete, Juan Manuel Abal Medina. Hace mucho que las acciones del penalista cordobés están en alza en el kirchnerismo, pero ha sido decisiva la movida que junto a Mauricio Saillén han protagonizado en los últimos meses en Córdoba, que le valieron al secretario general del SURRBAC un distanciamiento, primero, y un enfrentamiento, después, con el zar sindical, hoy anti K, Hugo Moyano. Ayer hubo una llamada de urgencia de Abal Medina a Moreno para que hoy se reúnan en Buenos Aires. Moreno y Saillén fueron los organizadores del acto del jueves en el Estadio del Centro para apuntalar a los candidatos K en las legislativas, Carolina Scotto y Martín Gill. Muy académicos los candidatos pero con nula capacidad de movilizar, aunque aseguran que la ex rectora de la UNC ha mostrado progresos, al menos gestuales, como que por lo menos ya se le anima a la primera estrofa de La Marchita. En la Jefatura de Gabinete la tienen clara y quieren apuntalar y multiplicar lo hecho con el tándem Saillén-Moreno, luego de la clara demostración organizativa del jueves.

 

Los repudios juecistas

Los legisladores juecistas llevarán hoy al recinto un tema incómodo para el oficialismo. En realidad, dos. Un asesor del bloque, ayer, luego de la conferencia de prensa por el caso Alós, se relamía imaginando las respuestas de los bloques peronista y radical.

Asesor juecista: Mañana (por hoy) no deje de venir a la sesión de la Legislatura.

Periodista: Claro que no. ¿Por qué me lo dice? ¿Habrá algo interesante? A veces, tan cerca de las elecciones, la agenda parlamentaria se achica.

A.J.: La del oficialismo. Nosotros siempre tenemos algo para decir.

P.: Y este miércoles, ¿qué será?

A.J.: Vamos a pedir que la Cámara repudie las amenazas sufridas en los últimos días por Luis Juez y por el periodista Tomás Méndez.

P.: …

A.J.: ¿Qué hará el oficialismo? ¿Acaso van a rechazar el repudio a las amenazas? ¡No estarán a favor! ¿Nos acompañarán? No pueden sino estar en contra de los violentos ¿Y los radicales? A que se complican… A que algunos querrán apoyarnos y otros no.

P.: Veremos.

Agenda planchada

El calor obligó al periodista a tomar un poco de aire fresco en un bar de La Cañada. Allí se encontró con su amigo, el docente universitario, y lo invitó a compartir la calurosa tarde.  Como siempre, los acontecimientos políticos de la UNC fueron el tema excluyente de la conversación.

Periodista: Sigo esperando novedades de la comisión que está evaluando los dos pedidos de facultarización.

Docente Universitario: Ya le dije. Están trabajando en ello. Son expedientes muy complicados.

P.: ¿Y cómo van los tiempos?

D.U.: Haga cuentas. Sólo quedan 4 sesiones en el Consejo Superior: una en octubre, dos en noviembre y la última en diciembre.

P.: Los consensos en la UNC son estructuras que lleva tiempo concretar.

D.U.: Usted los ha dicho.

P.: Supongo que es la misma situación para la reforma política.

D.U.: Exacto. Desde el Rectorado dijeron que no están tan apurados en concretarla antes de fin de año.

P.: Ahora lo dicen, pero apenas asumieron lo prometieron. Tengo la grabación.

D.U.: Si. Pero los tiempos cambian. Además ahora está la discusión por el remante del presupuesto.

P.: ¿Sabe algo de eso?

D.U.: No hay novedades.

P.: Supongo entonces que la agenda estará bastante tranquila hasta fin de año.

D.U.: Quedan algunos asuntos interesantes. Pero los temas jugosos parecen estar reservados para el 2014. Allí seguramente habrá vértigo político.

P.: Eso espero. Por ahora la agenda está planchada, como los obras en el centro cultural al frente del Monserrat y en el gimnasio techado al lado Lenguas.