Recta final del PJ con 3 espadas: De la Sota, Schiaretti y Llaryora

20131005_175234[dc]F[/dc]in de semana especial para el intendente de San Francisco, Martín Llaryora. El sábado tuvo la primera foto junto al gobernador José Manuel de la Sota, y al exmandatario y candidato a diputado nacional Juan Schiaretti, tres semanas antes de las elecciones legislativas. Tras la intensa actividad desarrollada ese soleado día, Llaryora pidió licencia al cargo para dedicarse de lleno al segundo tramo de campaña electoral, esta vez formando parte del la boleta del peronismo oficialista. El domingo fue su primera jornada de intendente licenciado, pero su principal actividad fue disfrutar en familia y amigos su cumpleaños 41.
El sábado fue un “día peronista” por donde se lo miraba en la ciudad de San Francisco. Sol radiante, cielo despejado. El intendente espero primero como llegaba por tierra a Schiaretti, quien hacía escala en la ciudad cabecera del departamento San Justo en el marco de su extensa recorrida proselitista que ya acumula 18 mil kilómetros. Y luego los dos esperaron en el aeroclub a De la Sota, quien arribó junto a los ministros Oscar González y Manuel Calvo. Venía de un acto de gestión en Oliva.
Por primera vez, los fotógrafos de los diferentes medios consiguieron una postal que se hacía esperar: De la Sota, Schiaretti y Llaryora juntos y sonrientes.
Hasta aquí, el segundo turno de campaña del peronismo cordobés registra a un Schiaretti llevando de manera prioritaria un discurso que trate de asegurar y ampliar el caudal de votos proveniente de los sectores rurales. Mientras De la Sota en la semana que se pasó, volvió a destacar por los medios el olvido e incumplimiento de la Nación para con la provincia. Además, anunció una importante acción: el inicio del acueducto Los Molinos-Córdoba para mejorar la provisión de agua para la ciudad capital y Gran Córdoba. Pone en marcha otra obra de alto costo e impacto social que había anunciado Cristina Fernández de Kirchner en su momento y nunca ejecutó, como por ejemplo las autovías a Río Cuarto, a San Francisco y a Jesús María. El Gobernador respondió con anuncios fuertes los embates que viene soportando desde el kirchnerismo en las últimas semanas.
Con obra pública, intensificando la agenda de gestión, De la Sota intenta salir de la incómoda denuncia que impacta en la Policía provincial por supuestas vinculaciones de jefes de la fuerza con el narcotráfico que trajo como consecuencia un fuerte alboroto en la Justicia Federal, además del decabezamiento de la cúpula policial y la renuncia de todos los altos mandos en el Ministerio de Seguridad. No nos olvidemos que la jurisdicción a la que corresponden las causas vinculadas al narcotráfico es federal. La Provincia también quedó en off side por la protesta de ambientalistas que detuvo las obras de la planta de Monsanto en Montecristo.
Se vienen las tres semanas finales de la campaña y de acuerdo a las encuestas que se dieron a conocer en los últimos días, la foto por estas horas es similar a la del 11 de agosto pasado, día en que los ciudadanos votaron en las PASO. Sólo asoma un tenue ascenso de la kirchnerista Carolina Scotto sobre el exárbitro internacional Héctor Baldassi, y la previsible caída de Olga Riutort y de Luis Juez, pese al show que este último realizó tras el asalto que sufrió su hermana en su domicilio de barrio Alberdi.
Para la recta final el peronismo pone en escena a Llaryora. Ya se ve los spots televisivos con comodidad junto a De la Sota y Schiaretti, y el sábado pasado recorrieron juntos los tres el Parque Industrial y la exposición rural de San Francisco. Habrá que ver cómo toman los cordobeses al joven intendente junto a los dos mayores referentes del PJ local, a quienes enfrentó en internas. Con esto el justicialismo promociona su condición de “partido democrático”, porque de las principales listas es la única que se renovó su conformación tras la interna.
¿Cada uno de los tres dirigentes nombrados tendrá su agenda individual? ¿Se cruzarán en varios actos? El peronismo no dio detalles de la estrategia para los últimos 20 días.
Un detalle: el intendente de Morteros, Germán Pretto, el sábado por la noche encabezó un multitudinario acto-asado en su ciudad. Recibió a Schiaretti en señal de concordia y de poner fin a la interna. Los últimos movimientos que dio el peronismo el fin de semana pasado en el departamento San Justo sirvieron para mostrar unidad y para que los votos de la Fuerza Renovadora pasen a Unión por Córdoba y no se vayan a otra canasta.

Retenciones
Hablando del discurso procampo de Schiaretti. Remarcó que “la Nación ningunea y agrede al campo, sacándole sus recursos con altas retenciones e imponiéndole exigencias, logrando sólo que el sector produzca menos alimentos”, y fundamento la injusticia de las retenciones solo a las actividades agropecuarias. “La política del gobierno nacional hacia el campo es desastrosa; dispusieron ponerle retenciones a los chacareros porque la soja aumentó tres veces; pero el precio del cobre y el oro se multiplicó por ocho o por nueve y no hicieron lo mismo”, expresó Schiaretti, quien agregó: “Evidentemente, el gobierno nacional no se le anima a las multinacionales, en cambio al chacarero buscan sacarle constantemente porque nuestros productores siempre invierten en su tierra y apuestan a seguir produciendo”.
Schiaretti expresó: “Hay que bajar las retenciones, transformarlo luego a cuenta del impuesto a las ganancias y luego eliminarlas, lo que aquí tiene que funcionar es el impuesto a las ganancias. Además, hay que fijar una política agroalimentaria que produzca más ya que el mundo demanda alimentos y nosotros estamos produciendo menos a valores muy altos para los conciudadanos.
Por último, ejemplificó Schiaretti que la carne es la más cara de la región; tenemos la menor cantidad de áreas sembradas de trigo; la leche es más cara en Argentina que en Estados Unidos y Europa.