Conflicto Provincia y Nación, ahora también en el Poder Judicial

p03-1[dc]L[/dc]a causa general que investiga una supuesta vinculación entre la Policía de la Provincia y el narcotráfico, y que tiene, entre otras muchas aristas, la de la muerte del agente de Drogas Peligrosas Juan Alós, fue ayer motivo de cruces entre un fiscal federal y uno provincial.
El federal, Enrique Senestrari, entiende sobre la causa mayor; el fiscal provincial, Emilio Drazile, entiende sobre la muerte de uniformado.
Respectivamente, uno denuncia que le niegan información y pide que le pasen el caso porque duda de que Alós se haya suicidado. Por el contrario, el otro, afirma que la información se está otorgando, y que el policía se suicidó.
Hay quienes hablan de apenas internas judiciales que salen a flote en la cresta mediática de este tema. Otros indican que el “gate” está enteramente atravesado por la política y que tales internas de barandillas no son lo fundamental a la hora de analizar el asunto.
Lo cierto es que observando los dichos de los diferentes actores, surgen dos homogeneidades bien definidas. Causalidad o no, así es:
Nación / fogonear narcoescándalo /suicidio dudoso de Alós
Provincia /bajar perfil del caso / suicidio claro de Alós.
O dicho en otro orden.
Provincia quiso mermar el efecto del caso sacando la cúpula de la Policía, poniendo una ministra de Seguridad mujer, hablando lo menos posible. ¿Vendrá también en el combo antipánico el hecho de que el fiscal Drazile saliera a certificar que el deceso de Alós fue suicidio y a avisar que no corresponde que se le dé el caso a Senestrari?
Nación quiso multiplicar el efecto difundiéndolo ampliamente a través de medios afines, sugiriendo la vinculación entre narcotráfico y Policía en la campaña publicitaria de su candidata a diputado en Córdoba y ayudando a difundir la marcha anti De la sota que congregó a algunas miles de personas frente al Patio Olmos ¿Vendrán también en el combo las rimbombantes declaraciones de Senestrari, sus allanamientos cinematográficos y su sugerencia de que el deceso de Alós quizás no haya sido un suicidio?
Todo se mezcla. Los conflictos a nivel gubernamental entre Provincia y Nación, la campaña, lo partidario: es decir, todo eso que el peronismo se encarga de unificar en su eterna confusión entre partido, gobierno y Estado. Pero lo nuevo es que ahora también se mezclan disputas en el ámbito del Poder Judicial, que hasta parecieran replicar las maneras del entrevero entre kirchnerismo-delasotismo.

Cruces entre fiscales
Concretamente, ayer se trenzaron Drazile y Senestrari por el caso Alós.
Senestrari dijo en Canal 10: “No estoy cuestionando al fiscal Drazile ni digo que mienta al decir que es un suicidio, estoy diciendo que esa información nos fue negada todo el tiempo (…) Señalar -como hace el fiscal Drazile- que la investigación federal es una película es lo que viene repitiéndose desde el ámbito provincial por una cantidad enorme de funcionarios. Ninguna de esas personas se acercó a ver qué es lo que estábamos haciendo (…) El fiscal de Alta Gracia tiene elementos fuertes que probablemente determinen la decisión de suicidio pero de lo que se cuenta en los medios, el 90% de la información no la conozco”.
Y respecto de la escena encontrada, donde Drazile aseveró que Alós murió con un arma oficial y se lo halló con la pistola fuertemente agarrada, Senestrari expresó: “Es imposible que el arma esté en la mano porque en un suicidio con un arma de ese calibre la mano no puede sostener el arma de ninguna manera. Es algo que dice el médico forense y no digo que no sea verdad, pero son cosas que hay que tener en cuenta y que señalan que esto tiene que ser investigado de un modo más integral”,
Drazile, por su parte le respondió por Cadena 3: “Se está tratando de manchar cada acto que hace la Justicia provincial. Él (Senestrari) sabe que está discutiendo una cuestión de competencia”.
Sobre la escena de la muerte de Alós expresó: “No tengo ningún elemento que me indique que no haya sido voluntario. Es una figura muy difícil de probar. No hay elementos que demuestren que esta persona haya tenido esa situación (obligada a dispararse). Hacía 30 días que había muerto el padre. En la carta a la señora dice que estaba mal y que no lo había superado. Era una relación muy unida, porque era único hijo. También estaba mal por la acusación y lo revelado en el programa ADN. Los motivos fueron escritos de su puño y letra y los deja en la carta”.