La coyuntura latinoamericana

Por Rosendo Fraga
para nuevamayoria.com

onu_brasil_35343[dc]L[/dc]a política de EEUU hacia América Latina ha sufrido un golpe con la postergación de la visita de Dilma, pero la Casa Blanca busca alternativas para recomponerla. El discurso que pronuncia la Presidenta de Brasil ante la asamblea de la UN, explicita las causas de su enojo con la Administración Obama por el espionaje electrónico. Su malestar combina al mismo tiempo la tradicional posición brasileña en defensa de la soberanía nacional, con el enfado de Dilma porque su correo personal haya sido espiado, situación que además ha hecho pública la prensa de su país. El uso del término “postergación” en vez de “suspensión” para referirse a la cancelación de la visita de la Presidenta brasileña a Washington como “jefa de estado” busca dejar abierta la puerta a una recomposición. México también ha expresado su malestar por la misma causa, pero adopta una actitud más componedora. Es así como el Vicepresidente de los EEUU (Biden) visitó el país y fue recibido en muy buenos términos por el Presidente Peña Nieto, quien tiene en la relación bilateral con dicho país una de las claves del éxito de su gestión, como ha sucedido con sus predecesores. En cambio, el discurso de la Presidenta argentina en el mismo ámbito mantiene la misma línea que su colega brasileña, posición común coordinada por los cancilleres de los dos países en Buenos Aires durante la semana pasada. El Presidente venezolano Nicolás Maduro se aprestaba a viajar a China en un avión cubano cuando el gobierno estadounidense le informó que no permitiría el paso por su espacio aéreo. Tras negociaciones, el paso se permitió, quizás evitando generar un nuevo foco de conflicto en las relaciones entre EEUU y la región.
México se ve afectado por catástrofes naturales, en América Central se analizan alternativas al Canal de Panamá y Cuba ve con preocupación el desgaste de Maduro. Los muertos por las catástrofes superan los 120 en México y el Presidente Peña Nieto aumenta las medidas de asistencia y su monto. En materia de seguridad, el flujo migratorio de América Central hacia los EEUU pasa cada vez más por la ruta del Pacífico, aunque ésta es más larga. Ello sucede por las extorsiones a lo que son sometidos los inmigrantes, por los carteles de la droga que dominan el tráfico ilegal en el Golfo de México sobre el Atlántico que es más corta. El Presidente mexicano mantiene altos niveles de popularidad -su aprobación está en 56%- pero debe ahora superar la resistencia creciente a dos reformas cruciales: la petrolera en lo económico y la docente en lo social. La economía está creciendo menos y, como en el caso de Brasil, este año podría estar por debajo del 2%. Dada la importancia creciente que el tráfico de materias primas está dando al canal de Panamá -cuya capacidad se ha duplicando para permitir el pasaje de los grandes buques de carga que se están construyendo-, el gobierno nicaragüense sigue impulsando un proyecto de canal alternativo con la financiación de un grupo privado chino, pero la negativa del gobierno de este país a involucrarse le está quitando viabilidad al proyecto. La decisión nicaragüense de extender unilateralmente su soberanía marítima ha llevado a Colombia, Costa Rica, Panamá y Jamaica a reclamar ante foros internacionales por esta decisión. El debilitamiento del Presidente venezolano preocupa al gobierno cubano, que teme que se altere el suministro de petróleo barato a raíz de una crisis de gobernabilidad en Venezuela.
En la región andina los presidentes de Venezuela y Colombia se han desgastado en forma paralela y el de Ecuador lleva adelante una campaña internacional contra la petrolera Chevron. Ni Santos ni Maduro hoy serían reelectos para la Presidencia. En el primer caso, el mal manejo de conflictos como la protesta del campo ha jugado un rol importante, pero la falta de resultados concretos en la negociación con las FARC es su problema más relevante. A sólo ocho meses de las elecciones presidenciales del próximo mes de mayo, Santos no está seguro de poder arribar a un buen resultado en estas negociaciones -que en gran medida dependen de Cuba y Venezuela-, por las cuales pagó el costo de haber modificado la política de mano dura de su predecesor (Uribe). En Venezuela la economía se complica en forma acelerada: la inflación anual se acerca al 40% y el desabastecimiento se incrementa. Ello ha llevado a medidas que están a medio camino entre el extremismo y la ridiculez, como ocupar con el Ejército la mayor fábrica de papel higiénico del país. El Presidente ecuatoriano ha comenzado una gira por el exterior para denunciar a la petrolera estadounidense Chevron por desconocer el fallo de la justicia de su país por daños ambientales. Comenzó por Argentina, dado que su gobierno ha firmado el primer acuerdo para explotar sus yacimientos de Shale Gas con dicha empresa. Cabe señalar que Chevron es la petrolera estadounidense que más posiciones ha logrado mantener con el Chavismo.
Finalmente en el Cono Sur hay protestas en Brasil porque la justicia aceptó reabrir el juicio más importante con condenas por corrupción y en Chile Bachelet confirma su giro a la izquierda. La Suprema Corte de Brasil decidió reabrir el juicio para la mitad de los condenados por el “mensalao”, el juicio por corrupción más importante de la administración Lula. El hecho provocó protestas en las calles ante la posibilidad de que se dicten algunas absoluciones o reducciones de penas. El Partido Socialista abandonó la coalición oficialista y su líder (Campos) se apresta a lanzar su candidatura presidencial para las elecciones de octubre del año próximo al margen del PT. En Chile, Bachelet -que sigue ganando las presidenciales de noviembre en primera vuelta- confirma que intentará un giro a la izquierda, pero la caída en el precio del cobre, que es vital para su país, puede complicar su intención. Argentina vuelve a comprar armas por primera vez en 16 años, adquiriendo una veintena de aviones Mirage usados en España por valor de 700 millones de dólares. Paraguay será el país sudamericano que más crecerá en 2013 y en Uruguay los dos partidos tradicionales han decidido unirse para disputar el año próximo la intendencia de la capital, que está en manos de la izquierda desde hace más de dos décadas.
En conclusión: la política de EEUU hacia América Latina ha sufrido un traspié con la postergación de la visita de Dilma, pero México adopta una actitud distinta, como lo muestra la reciente visita de Biden; en México las reformas enfrentan protestas y la economía se frena -pese a lo cual sigue alta la imagen de Peña Nieto-, mientras que el proyecto de canal nicaragüense pierde impulso; en la región andina la economía debilita a Maduro, Santos tiene por delante una reelección incierta y Correa inicia una gira internacional denunciando a Chevron y en el Cono Sur surgen protestas en Brasil por la corrupción y el PS abandona la coalición de gobierno, mientras que el bajo precio del cobre puede complicar el giro a la izquierda de Bachelet.