“Costo Dequino”: liquidan mal Ganancias y deben compensar agentes

diego dequino 3 001
La mora comprende de enero a diciembre de 2012 y expone al municipio a la posibilidad de recibir demandas por “retención indebida de haberes”.

[dc]E[/dc]l Impuesto a las Ganancias alcanza al 76 por ciento de la planta municipal, pese a la actualización que recientemente ordenó el Gobierno nacional. Una cifra rimbombante que obligó al avezado Suoem a militar “enérgicamente” contra el gravamen al sueldo, adjetivo que imprime a la acción una dirección contraria a la filiación política de su secretario general, Rubén Daniele, quien se reconoce filo kirchnerista.
Los representantes de los municipales no sólo se sumaron a la presentación de un amparo colectivo en Tribunales Federales por el impuesto al sueldo, sino que se sabe que en la paritaria salarial del año próximo el histórico dirigente pretende incluir ésa variable en la pugna por la reactualización correspondiente a 2014.
Independientemente de las opiniones que suscite tal posicionamiento -que olvida que en la base del problema que crea el impuesto están también los más que generosos sueldos que paga la administración municipal-, lo cierto es que el Suoem sigue de cerca los descuentos que el Ejecutivo municipal, como agente de retención, realiza mes a mes a los salarios de los empleados.
Si se toma como marco general la preocupación del gremio por el impacto de Ganancias, no sería descabellado pensar que aparezca una pretendida “minuciosidad” en el monitoreo gremial de las quitas y reintegros salariales. El reciente plan de pagos que la Afip concedió al Departamento Ejecutivo municipal por 140 millones (incluye, IVA, seguridad social y retenciones de Ganancias), situó la lupa de los municipales sobre el secretario de Economía, Diego Dequino.
Sucede que el municipio adeuda a más de la mitad de la planta de personal el pago en efectivo de las deducciones realizadas por Ganancias. La mora comprende de enero a diciembre de 2012 y expone al municipio a la posibilidad de recibir demandas por “retención indebida de haberes”.
Conviene recordar que el artículo 23 de la Ley de Impuesto a las Ganancias establece el monto de las deducciones en concepto de ganancia no imponible, cargas de familia y deducción especial. Se trata de varios “rubros” que permiten aligerar el impacto del gravamen en los sueldos, cuyos topes oscilan según el caso del 5 al 40 por ciento de la quita. Algunos son: cobertura médica, honorarios médicos, intereses de un crédito hipotecario, seguros de vida, pago a empleadas domésticas en blanco, sepelios, donaciones, entre otros.

Compensaciones
No obstante, la gestión mostró la voluntad de achicar la deuda con sus empleados que, en su totalidad, no estaría cuantificada. Ya compensó a los agentes de dos áreas centrales que, casualidad o no, coinciden con las energías puestas por la actual administración radical. Se refiere a los agentes que se desempeñan en el sector Salud y Transporte. La acción trajo alivio, pero disparó las quejas de algunos funcionarios que son los primeros receptores del malestar de los empleados que presentaron las declaraciones juradas e información complementaria que justifica las condonaciones que admite la ley.
Desde el Suoem, aclaran que los reclamos de los empleados tienen carácter individual, al tiempo que aseguran que se dará el asesoramiento necesario.