Una de cada 10 empresas no consigue personal

cuadro[dc]U[/dc]na de cada 10 empresas, más específicamente el 9,5 por ciento, que buscaron personal en el segundo trimestre del año no pudieron cubrir los puestos requeridos. Así se desprende de la encuesta de demanda laboral insatisfecha elaborada y difundida ayer por el Indec.
El informe describe además que el 36,9 por ciento de las empresas encuestadas realizó búsquedas de personal durante el segundo trimestre de 2013. Las mayores búsquedas de personal se dieron en el grupo de intermediación financiera y otros servicios financieros, en el cual el 57,9 por ciento de las firmas buscaron personal. Le siguieron servicios sociales y de salud fue el (48,2 por ciento); servicios de hotelería y restaurantes (47,8 por ciento); electricidad, gas y agua (47,2 por ciento); y servicios a las empresas, profesionales e inmobiliarios (43,1 por ciento).
En promedio, de las empresas que buscaron personal el 9,5 por ciento no logró cubrir al menos uno de los puestos de trabajo requeridos, tal como se mencionó al inicio de la nota. El porcentaje más alto se observó en servicios de correos y telecomunicaciones con el 26,3 por ciento. Le siguieron: explotación de minas y canteras (22,2 por ciento); industria de la madera, fabricación de muebles y colchones y productos de papel (17,9 por ciento); sustancias y productos químicos farmacéuticos y de caucho y plástico (14,6 por ciento); productos textiles y artículos de cuero (14,3 por ciento).
En tanto, otro de los datos que arroja la encuesta se refiere a la demanda laboral insatisfecha discriminada por grado de calificación. Los resultados indican que el 31,8 por ciento corresponde a una calificación operativa; 16,8 por ciento a una calificación técnica y 51,4 por ciento a una calificación profesional. Los sectores en que predominaron los requerimientos insatisfechos de calificaciones operativas fueron los grupos de servicios de hotelería y restaurantes y servicios deportivos, de esparcimiento y culturales; mientras que en las calificaciones técnicas y profesionales no primaron los pedidos insatisfechos.

Por género
En cuanto al género, el 32,7 por ciento de la demanda insatisfecha corresponde al género masculino, el 8,6 por ciento de los casos al femenino, mientras que en el 58,6 por ciento de los casos no se especifica el género. También se observa que en 3 de los 22 grupos observados, los requerimientos insatisfechos estuvieron orientados en su totalidad hacia el género masculino, en 2 de los casos se observa que no se planteó ninguna restricción referida al género y en ningún caso el pedido estuvo orientado exclusivamente hacia mujeres.
En tanto, la encuesta también revela que el 5 por ciento del personal buscado que no pudo cubrirse, no tenía requerimientos de experiencia laboral previa, el 46,8 por ciento debía tener entre 1 y 2 años de experiencia, el 43,6 por ciento entre 3 y 5 años de experiencia y que el 4,5 por ciento de los casos se requiere más de 5 años de experiencia laboral.
Asimismo, el 68,6 por ciento de los puestos no tenía restricción de edad. Las proporciones observadas más significativas se presentaron en los segmentos correspondientes: entre 21 años y 50 años de edad con el 16,4 por ciento; entre 18 años y más de 40 años de edad con el 7,7 por ciento y entre 21 años y 40 años de edad con el 4,1 por ciento.
Por otra parte, del total de puestos requeridos en el segundo trimestre de 2013, el 18,6 por ciento se solicitó para el sector de producción y mantenimiento; el 24,1 por ciento para gerencia, administración y sistemas; el 25,5 por ciento para el sector de ventas y comercialización y el 31,8 por ciento para el sector de servicios. Asimismo se observa que en 2 de los 22 grupos, los requerimientos estuvieron orientados en su totalidad al sector de producción y mantenimiento; en un caso se orientó totalmente al sector de administración, sistemas y gerencia. Y que en ningún caso estuvo orientado exclusivamente hacia los sectores de ventas y comercialización como tampoco hacia el sector de servicios.
Como se sabe, la demanda laboral insatisfecha que mide el Indec concibe ésta como la ausencia de oferta idónea de trabajadores para responder a un requerimiento específico por parte de las empresas, organismos públicos o cualquier otra organización que actúe como demandante de sus servicios.