El peronismo afila sus armas para el segundo turno electoral

ilustra schiaretti y llaryora en el corralEl peronismo festeja mesuradamente el triunfo electoral del domingo pasado. Destaca que sólo perdió tres departamentos, Totoral y Río Primero en manos del radicalismo, y San Martín ante el kirchnerismo. Pero lo que más resalta a estas horas es la victoria que consiguió, luego de 12 años, en la ciudad de Córdoba. En el resto del mapa ganó sin sorpresas.
A medida que pasan las horas y el acto electoral se aleja, los justicialistas comienzan a interpretar que la disputa de internas con dos listas fue positiva. Tras 14 años de gobierno provincial, es natural que haya enojados también dentro del peronismo. Muchos de esos que no miran con tanta simpatía al gobernador José Manuel de la Sota y al candidato a diputado Juan Schiaretti, pero son justicialistas, encontraron en la lista de Martín Llaryora una buena salida para no traicionar el partido a la hora del voto. El joven intendente de San Francisco terminó alcanzando el doble de las adhesiones que imaginaba conseguir.
El reglamento del Partido Justicialista de Córdoba obligó a Llaryora a cosechar votos que alcancen al menos el diez por ciento de la cifra lograda por Schiaretti, para poder formar parte de la lista que irá a la legislativa del 27 de octubre. Lo consiguió con buen margen.
Por estas horas en todos los equipos de campaña la duda es saber si cambiará mucho la cosecha de votos en octubre. Dejaron buena imagen el peronismo por el hecho de ganar y cortar la racha adversa en Capital. El PRO por haber alcanzado el tercer escalón del podio, dejando atrás al kirchnerismo. Y el Frente de Izquierda de los Trabajadores, por su paso firme en el segundo pelotón. El radicalismo seguramente sumará ya sin interna, aunque las dos boletas opositoras no hayan alcanzado el 25 por ciento como para sumar candidatos a la que encabeza Oscar Aguad. ¿Los enjundiosos radicales del sur que embatieron con Miguel Abella a la cabeza, pero con el intendente riocuartense Juan Jure por detrás, apoyarán con tanta energía a la lista de Aguad que tiene el visto bueno de Ramón Mestre? Octubre lo dirá…
Volviendo al justicialismo, públicamente Schiaretti aseguró que Llaryora se sumará a la lista con la que Unión por Córdoba participará en el segundo turno electoral.
Llaryora irá al cuarto escalón de la lista y María José Viola ocupará el séptimo puesto. ¿Quiénes saldrán de la boleta? ¿Agustín Callerí? ¿Elextenista ocuparía en breve un buen lugar en el gobierno provincial? Hoy es vocal de la Agencia Córdoba Deporte y está cargo de la actividad deportiva y recreativa en el Gabinete del Sur, que intenta ocuparse de los cuatro departamentos del sur provincial.
Con los resultados a la vista el peronismo cree que la incorporación de Llaryora tras la interna oxigenará al partido con miras a las legislativas, aunque nadie se anima a decir cuántos de los que votaron al intendente sanfranciscqueño el domingo pasado, votarán al peronismo ahora unido.
Un alto dirigente dirigente partidario cree que más de la mitad de los ciudadanos que adhirieron al Frente de Renovación (la lista de Llaryora) lo harán el octubre para Unión por Córdoba. Imposible de confirmarlo hoy.
En todos los partidos políticos es tiempo de ver el mapa de las elecciones pasadas. De analizar cómo se votó en cada lugar, ya sea en los departamentos o seccionales de la ciudad.
El peronismo deberá revisar qué ocurrió con el voto en Capital, más allá de haber ganado. ¿Qué pasará con los seguidores de Olga Riutort en la próxima, después del duro revés sufrido por la concejal? ¿Y con el puñado de voluntades que acompañaron al juecista Ernesto Martínez? ¿Qué destinó tendrá la decisión de los justicialistas que no quieren al PJ local y votaron a una Carolina Scotto, quien le mintió a los kircherista negando a Cristina y le mintió a los no peronistas haciéndoles creer que no era kirchnerista? Demasiado contradictorio terminó siendo su discurso. Quizá por eso fue superado por el macrista Héctor Baldassi. Otro detalle. El exárbitro de fútbol le disputó votos al peronismo en el algunos puntos del interior.
El escenario político espera la foto de De la Sota, Schiaretti y Llaryora. Es la que falta para cerrar una etapa electoral y comenzar a prepararse para la definitiva, la que pondrá a nueve diputados nacionales en el Congreso de la Nación.