Primer balance K: “peronizar” a Scotto

Por Juan Pablo Carranza
[email protected]

23 scotto evita saludando 12-08
La estrategia K de cara a octubre sería nutrir a la exrectora de conceptos justicialistas, no en términos de historiográficos (que de eso entiende), sino empáticos: “peronizar” a Scotto sería la consigna.

Para el Frente para la Victoria (FpV) el martes 13 se anticipó dos días. Cuando el domingo por la noche comenzaron a llegar los resultados parciales que señalaban que Carolina Scotto ocupaba el cuarto lugar detrás del árbitro Héctor Baldassi, en el búnker kirchnerista todo se convirtió en desilusión. El porcentaje total (10,89 %) y particularmente el cosechado en la capital (9,76) evidenciaron que, a pesar del despliegue territorial y la fuerte apuesta de la Casa Rosada en la última semana, la ungida de la presidenta no permeó entre los sectores más populosos. En un primer balance, los operadores apuntan a un cambio de timón. La estrategia sería nutrir a la exrectora de conceptos justicialistas, no en términos de historiográficos (que de eso entiende), sino empáticos: peronizar a Scotto sería la consiga de cara a octubre.
A nivel nacional, el resultado no fue alentador para el FpV, pero las expectativas en Córdoba apuntaban a conseguir un lugar en el podio, esa era la tendencia en las encuestas y también el discurso de Scotto antes de que el Ministerio del Interior diera a conocer los primeros datos. El retroceso que evidenció en todo el territorio nacional en relación a los comicios presidenciales, también se registró en la provincia, con el agravante de conquistar aquí el peor resultado de los 24 distritos electorales.
Pero en todo caso, el grueso de los votos obtenido ayer por el kirchnerismo son puros; es decir, ese es piso desde donde diseñar el camino a las generales. El desafió será perforar el techo del 11 por ciento. De todas formas su crecimiento tendría un tope. En función de esto es que la estrategia será apuntalar el discurso de Scotto y darle una tonalidad más cercana al peronismo, saliendo de la moderación académica.

Sumar voluntades
Con los resultados ya sobre la mesa, cada fuerza intentará raspar los votos que tenga más a mano. El FpV procurará sumar voluntades en el segmento de matriz peronista no delasotista, es decir, absorber una porción del electorado que se inclinó por Olga Riutort o Martín Llaryora el domingo pasado. Por ahora la figura de Scotto no se asocia directamente con la doctrina peronista, apuntan algunos operadores.
Para cubrir este déficit, los K habían diseñado un doble esquema. Pero la teoría de las dos canastas no dio resultado. La performance de Riutort, la lista muleto del kirchnerismo para erosionar el desempeño de Unión por Córdoba (UpC), deslució. Con sólo el 6,77 por ciento de los sufragios no alcanzó el corte para colocar un diputado en el Congreso.
Lo que en principio parecía que le hacía daño al oficialismo provincial, terminó jugándole en contra a los K, que dieron la ventaja a Olga al no tocar su caudal, compuesto de peronistas que simpatizan con la Casa Rosada. Sobre este electorado Scotto buscará sumar nuevas adhesiones.
Nadie puede atribuirse como propios los votos obtenidos por el FpV. Quizás el único con derecho a reclamar por su cosecha sea el intendente de Villa María, Eduardo Accastello, quien, si bien estuvo alejado durante un tiempo de los círculos K, es el único referente que logró una victoria: en el departamento General San Martín se impuso el kirchnerismo.
El resto de los intendentes también cumplió, en líneas generales, con su tarea. Fue por su resultado que el saldo final creció más de un punto por sobre el obtenido en capital. Esto habla de una diferencia de dos puntos entre el interior y el principal distrito electoral.
Esta semana posiblemente sea de asimilación del resultado, luego sobrevendrá el análisis y por último la rendición de cuentas y la nueva estrategia. El cuarto puesto duele; más sabiendo el responsable que dejó al FpV fuera del podio: un advenedizo que ingresó al ruedo político de la mano de Mauricio Macri y que casi sin aparato ni militancia desbancó al kirchnerismo. De querer revertir esta situación y tomar revancha en octubre, le tocará, entonces, a la ex rectora aprenderse la marcha de Hugo del Carril, que todavía no entonó completa en los actos de campaña.
Lo novedoso de las primarias en las legislativas hace imposible anticipar el comportamiento de los electores y sus proyecciones. Pero lo cierto es que todas las fuerzas buscaran mejorar este resultado. Además se abre otro interrogante: ¿cuánto durara esta foto del tablero político?