Llaryora se cubre ante posible baja cosecha de votos

14 llaryora paraguas 07-08El intendente de San Francisco, Martín Llaryora, en uso de licencia para la campaña electoral que lo encuentra como precandidato a diputado nacional por el Frente Renovador, asegura que está muy cerca de conquistar la primera minoría en las primarias abiertas que lo harían merecedor del cuarto lugar en la boleta que encabeza el exgobernador Juan Schiaretti. Al menos así lo asegura el peronista que decidió medirse este domingo con la nómina de Unión Por Córdoba.
Encuestas circulantes, de confiabilidad dudosa, ofrecen porcentajes que invitan a pensar que el espacio que lidera el dirigente departamental es el que “más ha crecido” en comparación con el de otros competidores. Ése es el mensaje que pretenden instalar los peronistas encolumnados tras Llaryora, que confirmaría el objetivo inicial de la incursión del sanfrancisqueño que enarbola las banderas de renovación del Partido Justicialista. Esto es: anclarse como el líder indiscutido de San Justo.
Sin embargo, este presunto “crecimiento”, que el escrutinio confirmará o echará por tierra, no tendría la suficiente fuerza empírica que permitiría a los jugadores internos del gobernador José Manuel de la Sota jactarse por sus logros antes de tiempo. Así quedaría demostrado con las últimas declaraciones de Llaryora en Brinkmann durante la mañana de ayer.
Allí, el precandidato se mostró confiado con los sondeos de opinión, aunque parece no desvelarlo la posibilidad de ocupar el cuarto lugar de la boleta de Unión Por Córdoba que competirá por alguna de las nueve bancas del Congreso de la Nación que se disputan en Córdoba. Llaryora aseguró que si ganan la primera minoría (para esto necesitan el 10 por ciento de los votos) ocuparán el espacio que les corresponde; pese a que no aclaró si será él u otra persona de su confianza quien finalmente aparecerá en la boleta llegado el caso.
No obstante, relativizó la importancia del tema afirmando que “el lugar” lo tenía asegurado “hace rato”. Y disparó: “Al cuarto lugar lo hubiésemos logrado con un café con De la Sota. Nosotros buscamos con nuestra presentación que escuchen los planteos y necesidades de la región”.
“Éste es un llamado a la renovación de la dirigencia del Partido Justicialista. Nos sentimos afortunados porque vamos por el camino marcado cumpliendo los objetivos, incluso superándolos. Y lo logramos con mucha valentía porque no es fácil parársele al gobierno provincial y nacional, pero tenemos que hacerlo por el futuro de la región”, remarcó Llaryora a La Radio.
Posiblemente, Llaryora esté abriendo el paragua ante la posibilidad una baja cosecha de votos este domingo. Las denuncias que siguen en su discurso a la actual gestión provincial van en sintonía con su necesidad de plantarse como referente regional y matizar las incursiones de sus competidores en sus zonas de influencia.
Llaryora aseguró que pondrá “un límite” por la presión tributaria y el estancamiento de obras de infraestructura. “No puede ser que no tengamos gas, que se nos corte todos los días la luz, que ciudades como Morteros tenga una subestación en el medio de la calle todo el verano, siendo que somos la región más productiva del país”, continuó.
Con respecto a las recorridas del candidato delasotista por la región, Llaryora enfatizó al mismo medio: “Pensaban que esto iba a ser un paseo y se les convirtió en una pesadilla. Está claro que están desesperados por eso vienen todos los días al departamento y hacen promesas tremendas que podrían haber hecho antes. Se creían que eran invencibles y que lo pueden todo, pero le vamos a poner un límite”.