Retruque gremial PJ a movida sindical K

DPP_0002[dc]E[/dc]l movimiento obrero es uno de los vértices del justicialismo. Allí reside una porción vital de su electorado. En plena campaña electoral, el respaldo del sindicalismo cordobés está en disputa. Hoy los candidatos de Unión por Córdoba, participarán de un evento en la sede Smata con el grueso de los dirigentes que comulgan con el Gobierno provincial. El convite puede entenderse como un retruque al acto que organizó el kirchnerismo en la Uepc a principios de esta semana.
Apenas pasado el mediodía el edificio de los metalmecánicos en 27 de abril al 600 será escenario de la presentación de los candidatos de Unión por Córdoba (UpC) de cara a las primarias. Está previsto que el ex gobernador Juan Schiaretti, Blanquita Rossi y Carlos Caserio arriben al encuentro minutos después de la una de la tarde.
Como vértice histórico del justicialismo, el PJ provincial cuenta con gran número de dirigentes encolumnados bajo su paraguas. Vale recordar que el binomio que conduce la CGT Regional Córdoba –de mayoritaria filiación delasotista- está compuesto por Omar Dragún (Smata) y José Pihen (Sep), y mantienen una estrecha relación con el Panal. El primero ocupó hasta hace poco tiempo el Ministerio de Trabajo de la Provincia, mientras que el segundo es legislador de UpC. Ambos concurrían hoy. También participará el nuevo titular de la cartera laboral, Adrián Brito, legislador en uso de licencia y titular de Canillitas.
Entre los convidados más importes de la dirigencia sindical también estarán: Rubén Urbano (UOM), Alfredo Peñaloza (UTA) y Miguel Herrera (AOITA). Aún no está confirmada la participación de Gabriel Suárez (Luz y Fuerza), quien siempre reivindicó su extracción peronista y los organizadores lo contaban entre los presentes. Alfil intentó comunicarse con él, pero no obtuvo respuestas. No es un dato menor para el gremio que conduce su participación en este mitin. Luz y Fuerza mantiene una resistencia para con el oficialismo luego del intento de reforma del Estado en 2001.
Si bien no será un acto gremial, se estima que gran parte de las dirigencias que integran la Regional Córdoba participen. La excepción la revisten los gremios denominados grandes, algunos de los cuales ya se reunieron con la candidata del Frente para la Victoria (FpV), Carolina Scotto.
Los secretarios generales de Uepc, Luz y Fuerza Regional Córdoba y La Bancaria estuvieron el martes pasado junto a otros pares en la jornada organizada por Scotto. Allí le hicieron saber su descontento por el Impuesto a las Ganancias.
No obstante, ninguno de estos dirigentes explicita su apoyo sin fisuras al FpV (todos tienen reparos), ni garantiza la movilización de las bases en esa dirección, como si lo hacen los alineados con el PJ. Ganancias complica cualquier alineamiento como quieren los K: sin cuestionamientos al modelo.
Es en el flanco sindical donde el kirchnerismo adolece de sustento. Por más positivo -desde lo declarativo- que haya sido el mitin en Uepc, fue sólo un encuentro con dirigentes. Hoy, en Samta, UpC buscará copar su acto con cuerpos orgánicos y trabajadores, es decir garantizar una movilización: folclore y marcha incluidos. Aquí, por más que lo intente, el FpV no puede competir con las destrezas del oficialismo provincial.

Saillén
Una de las posibilidades que evalúan los K cordobeses para atender a este déficit es la incorporación de Mauricio Saillén a su cruzada. El dirigente que tiene buena llegada a la Casa Rosada, a partir de las gestiones del abogado del Surrbac, Ricardo Moreno, aún no ha conseguido entablar un diálogo con los encargados de la campaña del FpV.
Hace una semana, casi la totalidad del arco gremial comulgaba en un reclamo conjunto, al rechazar el impuesto a las Ganancias y elaborar un pliego de reivindicaciones en un cabildo abierto. El plan de acción diseñado para plantear sus demandas revestía un carácter sindical. Ahora, las dirigencias parecen haberse metido de lleno en la disputa política. Resta menos de una semana para el cierre de la campaña.

Scotto y “sus” descamisados

A todos los sindicatos que se han reunido con Carolina Scotto les da vergüenza decir que son K. Se reúnen, parecieran que lo fueran pero tienen mucho cuidado en decirlo. Es comprensible. El gobierno nacional tiene un piso imponible del Impuesto a las Ganancias que es un verdadero impuesto al trabajo. ¿Quién puede ser kirchnerista a cara cescubierta en esas condiciones? La única que lo puede ser a cuerpo gentil es la propia candidata por el Frente para la Victoria. Primero, por razones profesionales, sino no podría ser candidata. Segundo, porque luego de ser dos veces decana y otras tantas rectoras, hubiera pagado Ganancias aún multiplicando el piso. Ya política profesional, su situación se prolongará si es electa diputada nacional.
Pero habría otros inconvenientes por los cuales Carolina Scotto no podría lograr un buen ensamble con los gremialistas, aparte de su sutil toque de perfume Carolina Herrera y el presumible olor a transpiración de los (no “sus”) descamisados. Ella es la principal responsable de la más absoluta desmovilización gremial que existe en la UNC en los últimos 30 años. Primero, se propuso y logró armar una lista adicta que compitió en las elecciones internas del gremio de los docentes, imponiendo a Pablo Carro. Luego, gestionó y consiguió dos postergaciones sucesivas del otro gremio de la UNC, los no docentes, que actualmente se encuentran virtualmente sin conducción.