Primera señal independentista de nicolacistas en el Concejo

Guillermo Farias
Guillermo Farias

El quinteto de concejales nicolacistas dio a conocer ayer un comunicado en el que adelanta su rechazo a cualquier aumento del boleto del transporte urbano que, eventualmente, pueda pretenderse.
El documento coincide con la posición ya manifestada por el intendente Ramón Mestre y por el secretario de Transporte, Juan Pablo Díaz Cardheilac. Así, no trae desde ese punto de vista ninguna sorpresa.
Pero como publicó Alfil el miércoles, los dirigentes de Fuerza Renovadora, el núcleo interno que comanda Miguel Nicolás, quedaron dolidos por la desembocadura del proceso de armado de listas, y no debía llamar la atención que hagan un gesto de “independencia”.
Los cinco concejales son Guillermo Farías, Eduardo Conrad, Jorge Nasara, Analía Romero y Aldo Vargas.
Los nicolacistas afirman que no quisieron integrar la lista que encabeza Oscar Aguad con apoyo de Ramón Mestre porque faltó un intento real de buscar la unidad, y aunque no señalan culpables de que eso haya ocurrido (y que compitan con el oficialismo el riocuartense Miguel Abella y el becerrista Dante Rossi), el tirón de orejas parece ser para el mestrismo.
Circuló la versión de que los nicolacistas romperían el bloque, pero desde el propio campamento de Fuerza Renovadora lo negaron. De todos modos, el comunicado de Los Cinco, sin la firma del presidente del bloque, el mestrista Javier Bee Sellares, es como un ceño fruncido en el rostro nicolacista.
El texto en sí mismo, no tiene demasiadas novedades.
Dicen los nicolacistas: “Desde el primer día de nuestro mandato, hemos sostenido que había que hacer lo necesario para brindarle a los cordobeses el transporte público que se merecen. Sabiendo el sacrificio que implicaba a los bolsillos de los vecinos acompañamos en su momento el aumento del boleto, pero los cordobeses no pueden seguir haciendo el esfuerzo. Por lo cual anticipamos que no vamos a acompañar un posible aumento del boleto del transporte urbano de pasajeros”.
“Hemos trabajado responsablemente -agregan- para que la ciudad tenga un nuevo marco regulatorio del transporte y una ordenanza que habilitó el llamado a licitación pública para un nuevo esquema en el transporte de la ciudad. Hoy un fallo judicial amenaza en dejar al municipio en una difícil situación económica, en virtud del exorbitante monto que se pretende pague por un aumento no concedido años atrás. El conflicto en cuestión tuvo su origen en una ordenanza votada por el Concejo Deliberante de aquel momento, creemos entonces y así lo vamos a solicitar, que este tema sea discutido por el actual Concejo”.
“Los vecinos han sido y serán los únicos beneficiarios de nuestro trabajo legislativo”, remataron.