UCR: tomarían examen de Carta Orgánica a la lista de Abella

miguel_abellaLa interna de la Unión Cívica Radical podría escribir hoy un nuevo capítulo, si la lista de candidatos a diputados nacionales que encabeza el riocuartense Miguel Abella es impugnada por haberse presentado sin el aval de un núcleo interno provincial. Cambio Radical pasaría a una posición defensiva, después de atacar durante semanas a la lista del oficialismo, que lleva como principal candidato a Oscar Aguad.
La Unión Cívica Radical tiene cinco núcleos provinciales permanentes: Confluencia (mestrismo), Fuerza Renovadora (nicolacismo), Alternativa y Renovación (negrismo), Identidad Radical (becerrismo) y Línea Córdoba (angelocismo).
Confluencia anotó la lista Oscar Aguad/Soledad Carrizo/Diego Mestre, Fuerza Renovadora no cerró un acuerdo con el mestrismo pero jugaría para el oficialismo partidario aunque sea apretando los dientes, Alternativa y Renovación se declaró prescindente, al igual que Línea Córdoba, mientras que Identidad Radical presentó su propia lista, con Dante Rossi como candidato número 1.
Abella no consiguió, entonces, que ninguno de los núcleos provinciales lo avale. Hasta último momento coqueteó y negoció con el negrismo, el angelocismo y el becerrismo, pero su intransigencia, que lo llevó a rechazar el tercer lugar de la lista que le ofreció el mestrismo, lo dejó solo.
De esta manera, la Junta Electoral de la UCR podría reunirse esta noche y dar por caída la lista Cambio Radical, dejando en pie las de Aguad y de Rossi.
El artículo de la Carta Orgánica que complicaría a Abella es el 122: “Para participar en las elecciones internas para elegir candidatos a cargos electivos y/o cargos partidarios los interesados sólo podrán hacerlo a través de los núcleos internos de afiliados regulados en este capítulo, salvo en la situación prevista en los artículos 104 y 114 (lista de unidad); y en el caso de las listas de subcircuitos en la cual sólo será necesario la presentación de la lista con la firma de los candidatos”. Además, en artículos sucesivos, la Carta Orgánica discrimina entre núcleos provinciales, departamentales y circuitales, dándoles a cada nivel distintas obligaciones para la presentación de las listas, lo que permite presumir diferentes competencias de participación electoral.
Abella habría acompañado la presentación de su nómina con los avales de núcleos departamentales y circuitales, porque considera que eso es suficiente para cumplir con la letra de la ley de las Paso y con la Carta Orgánica partidaria.
El mestrismo, que controla la Junta Electoral, estaría en condiciones de voltear esa lista opositora, pero habrá antes de ejecutar esa medida una evaluación política de daños y beneficios.
Difícilmente las listas de Abella y de Rossi puedan llegar a la minoría (el 25% de los votos válidos) como para disputarle bancas al oficialismo partidario. Pero la nominación de Aguad sigue dando lugar a réplicas judiciales (primero amenazó Dante Rossi y luego actuó una afiliada radical de otro grupo). La judicialización de la candidatura de Aguad resta a las aspiraciones de la UCR de llegar en buenas condiciones a las elecciones de agosto, cuando presume de poder vencer al peronismo.
Bajar la lista de Abella, entonces, tendría la desventaja de envalentonar todavía más a los partidarios de la judicialización de la interna. Competir contra el riocuartense, en tanto le daría al mestrismo la satisfacción de derrotar al intendente de esa ciudad Juan Jure, principal promotor de Abella. La batalla podría servirle al mestrismo, pero probablemente no a Oscar Aguad, que necesita que hasta agosto la interna radical sea una porfía de caballeros, de modo de no herir las chances en la general de octubre.
La decisión de la Junta Electoral ocurriría hoy o mañana, cuando vence el plazo para las impugnaciones de las listas anotadas para competir.