Cristina sólo participará del acto más populoso (no concurrirá al institucional)

DYN07.JPGEl kirchnerismo local se prepara para su primer gran evento ecuménico de cara las elecciones legislativas de octubre. Con la presencia ya confirmada de la presidenta de la Nación, Cristina Fernández, los festejos por los 400 años de la UNC – como lo fue el lanzamiento de las celebraciones hace más de un año- trascienden a la comunidad universitaria y tendrán, obviamente, una interpretación política.
Cuando hace 399 días, la ex rectora Carolina Scotto encabezó el “camino hacia los 400”, también llegó la esquela de invitación para la presidenta, que finalmente no pudo concurrir y envió a un emisario de confianza, el ministro de Educación, Alberto Sileoni. Esta vez, y con el tablero político más definido y a tres días del cierre de las candidaturas (el sábado 22 es la fecha límite para inscribir a los representantes), la Jefa de Estado llega a Córdoba para apuntalar el armado en Córdoba, en un territorio que siempre ha sido hostil al kirchnerismo.
No obstante, afecta a las demostraciones masivas, Cristina no participará del acto institucional en la Sala de las Américas con la presencia de rectores de toda la Argentina y también de otros lugares del mundo, previsto para mañana por la mañana. Su presencia se limitará al acto al aire libre que dará cierre a las celebraciones con la actuación de Fito Páez. Es decir encabezará el escenario más populoso, claramente el más importante en términos políticos y electorales.

Participantes
Se espera que en el escenario, montado a espaldas del Pabellón Argentina, sólo haya dos oradores: el rector, Francisco Tamarit, primero, y la presidenta, después, para concluir. Fuentes cercanas a la organización aseguraron que sólo habrá 7 sillas en la mesa principal. Además de Cristina y el rector, estarán también el secretario General de la Presidencia, Oscar Parilli; el asesor Legal y Técnico, Carlos “Chino” Zannini (el principal encargado de organizar la estructura en Córdoba); Sileoni y el ministro de Ciencia y Tecnología, Lino Barañao.
El lugar restante lo ocupará el intendente, Ramón Javier Mestre, quien por segunda vez en un año compartirá escenario con la mandataria. En la planta de cosechadoras de Fiat también fue uno de los convidados.
Se descarta la presencia del gobernador en el acto. Su reciente lesión, sumada a la hostilidad de la militancia K y la nula relación que mantiene con la Casa Rosada indican que no concurrirá, como lo hizo en la fábrica de Ferreira. Y aunque en aquella oportunidad tenía cuestiones de agenda, únicamente la vicegobernadora, Alicia Pregno, recibió a la presidenta en el aeropuerto de manera exclusivamente protocolar.

Candidatos
Los operadores K más esperanzados afirman que mañana, cuando la mandataria se llegue al aeropuerto de Pajas Blancas a las seis de la tarde, traerá en su memoria la lista de candidatos a diputados nacionales. Ya nadie duda que Scotto estará al frente de la boleta, el problema son los lugares siguientes.
Colocar una banca en el Congreso es el objetivo de los K (y también su única chance real). El segundo puesto de la nómina estará en función de esta necesidad: sumar votos. El intendente de Villa María, Eduardo Accastello, siempre sonó para ocupar un lugar de privilegio en la lista. Pero siempre lo descartó. Su negativa está sujeta a una condición: si llega un pedido expreso de la Rosada, el ex candidato a gobernador no se podría reusar. Además, en el último tiempo las acciones del villamariense parecen haber vuelto a subir en el mundillo K.

Folklore
A diferencia de los festejos lanzados el año pasado, hasta los kirchneristas más optimistas ven con dificultades repetir aquel marco de público, que concentró a más de 50 mil espectadores para ver el recital de León Gieco y Charly García. Ahora las proyecciones anticipan una concurrencia de entre 30 y 25 mil personas.
Otro contraste en relación a las celebraciones del 2012 será la movilización de la militancia. En la anterior oportunidad, la agrupaciones de Unidos y Organizados apenas eran un grupo minúsculo. Ahora, la presencia de la presidenta, posiblemente aliente mayor participación del territorio K.

La Franja se quedó con la 6ª banca en Famaf

Lo de las elecciones estudiantiles en Famaf es una historia rarísima. La Franja Morada, con timidez propiamente radical, se animó solamente a presentar un candidato (y su respectivo suplente) de los seis que representan al claustro estudiantil. Es la Facultad del rector Francisco Tamarit y había que ser cautos, entendían los morados.
Pero en los comicios del martes 11 de junio sacaron tantos votos como para colocar dos consejeros en el Directivo (y sus respectivos suplentes). Se armó un barullo en el que la Franja le reclamó dos (titularizando al suplente) a la Junta Electoral de la Facultad y este organismo, árbitro manifiestamente parcial, se la dio al Guri, que regionalmente suma a La Bisagra. Pero como no tenía los votos necesarios, los radicales fueron a la Junta de Apelaciones de la UNC y allí se la terminaron concediendo ayer a los franjistas. En consecuencia, la Franja terminó creciendo en los Consejos Directivos de 17 a 24 bancas (aumentó un 41%).
Una alternativa que se barajó pero que fue desestimada por caer fuera de las previsiones del Estatuto de la UNC, fue la de dejar el Consejo Directivo de Famaf con 17 consejeros, más el decano.
En la próxima sesión del Consejo Directivo de Famaf que preside la decana Esther Gallina, asumirán los dos consejeros franjistas. Aunque la personalidad del mundano Tamarit pueda indicar lo contrario, astrónomos, matemáticos y físicos son particularmente aburridos. Bueno, ahora tendrán la oportunidad de hacer debates más atractivos.