Aguad pidió a Congreso UCR que defina (¿puede ser re-reelecto?)

alejandro balian 001Por Alejandro Moreno
amoreno@diarioalfil.com.ar

[dc]O[/dc]scar Aguad envió ayer una carta a la Mesa del Congreso Provincial de la UCR para preguntarles a los miembros de la conducción del máximo organismo partidario si puede ser candidato a diputado nacional en las próximas elecciones.
En el mensaje, Aguad escribió a los congresales que fue “contactado” por dirigentes que creen que él debe ser el primer candidato a diputado nacional de la UCR.
Agregó que “hubo cuestionamientos”, que fueron “ventilados a la prensa”. Por eso, el diputado le manifestó a la Mesa del Congreso: “Me someto a vuestro dictamen”.
El actual diputado fue electo por primera vez en 2005, cuando la UCR formó la alianza EPEC (Encuentro Para el Cambio) con el Partido Socialista, y por segunda ocasión en 2009. De acuerdo con algunas interpretaciones no podría serlo en un tercer turno, porque se lo impediría el artículo 150 de la Carta Orgánica, que prohíbe más de una reelección consecutiva.
La carta de Aguad busca una respuesta positiva de la Mesa del Congreso, que gobierna en mayoría el mestrismo. En el guión fijado para que se concrete su candidatura, el aval de la Mesa es el paso posterior al respaldo otorgado por el intendente Ramón Mestre. En la asamblea de Confluencia, el jueves pasado, se aceptó apoyarlo a pedido del intendente de Córdoba, hubo referencias a una posible “consulta” al Congreso.
Mestre pretendía que sea el propio Aguad el que inicie el proceso. Aguad lo hizo, pero pidiendo una aclaración a la Mesa, como si fuera una acción declarativa de certeza.

Jurisprudencia nacional
Sin embargo, el criterio que predominaría no es el de modificar la Carta Orgánica partidaria, ni siquiera a través de una suspensión del artículo 150. Lo que se haría es responder que como se trata de una elección nacional hay una supremacía de la Carta Orgánica nacional de la UCR, y que en ella no se ponen límites a las reelecciones.
La jurisprudencia a la que apelarían es la de 2009, cuando Mario Rey quiso bajar de la banca de concejal a Ramón Mestre, una vez que éste fue ungido candidato a senador nacional (la Carta provincial prohibía la postulación y el cargo legislativo simultáneamente), y el criterio reconocido por la Justicia Electoral fue al que ahora se remitiría la Mesa.
No todos estarán de acuerdo en el radicalismo. Ayer, Dante Rossi, de Identidad Radical, y que también quiere encabezar la lista de candidatos, anticipó que una decisión de ese tipo de la Mesa sería “ilegal e ilegítima”.
La pelota cayó en la Casa Radical, pero los congresales (presidente, dos vicepresidentes y siete secretarios) resolvieron pasar la reunión para mañana. Hoy la reunión tendría alguna intensidad.