Histórico: Nadal x 8

Por Juanjo Antonelli
@juanjoantonelli

p16-1[dc]M[/dc]uchas veces pasa, en cualquier deporte. Mientras lo practicás, te das cuenta que todo lo que haces a tu oponente le viene bárbaro. Tu rival se siente cómodo, se mueve con soltura, te anticipa, ya sabe hacia que lado moverse e intuye perfectamente tus golpes. Son partidos. Son maneras de jugar. Lo que a uno le molesta, quizás a otros favorece. Virtudes propias, defectos ajenos. El deporte tiene ese plus de imprevisibilidad. Eso lo hace atractivo siempre.
Algo de esto, ocurrió ayer en París. Rafa Nadal obtuvo su octavo título en Roland Garros con una facilidad que aturde. Ferrer, un gladiador de mil batallas, accedió a su primera final de GS a los 31 años. Nada pudo hacer frente a quién, como nadie en la historia, hegemonizó la competencia sobre polvo de ladrillo. 59 triunfos (récord) y 1 sola derrota París. Ninguna otra estadística dice más que esta.
Dos horas y diecisiete minutos le bastaron a Nadal para quedarse otra vez con la copa de campeón en París. 137 minutos en los que apabulló a Ferrer: 6/3 6/2 6/3 en su decimocuarta final ante un jugador de su mismo país. Adivine el récord. Si, 14 a 0 en partidos decisivos ante españoles.
Intenso, soberbio, rápido, poderoso. Nadal puso en juego todos sus atributos para dominar a placer. Moviendo a Ferrer hasta la humillación, hizo lo que quiso. Solo la entereza del rival, que la peleó con dignidad, hizo que la final tuviera condimentos medianamente interesantes. Pero con final cantado. Todo fue de Nadal, con derechas en paralela letales, el revés cruzado que siempre hizo daño, profundidad en golpes para que Ferrer tuviera que jugar siempre en defensa. Fue un concierto del mallorquín con todos sus instrumentos bien afinados.

Una Hist8ria en París
Rafael Nadal debutó en el circuito profesional en 2002, con solo 15 años. Fue en Palma de Mallorca, a unos 50 kilómetros de Manacor, su ciudad natal y de residencia. Invitado por la organización del torneo, venció en primera ronda al paraguayo Ramón Delgado 6/4 6/4 para luego caer en segunda manga ante el belga Olivier Rochus 6/2 6/2.
En 2003 ganó y perdió finales de Challengers para ascender del puesto 203 al 48 en el ránking ATP. Curiosamente, dos argentinos lo dejaron con las manos vacías: Sergio Roitman lo venció en la final de Cherbourg (Francia) después de vencerlo 6/3 5/7 6/4 y Mariano Puerta le ganó en Aix En Provence (Francia) 3/6 7/6 y 6/4.
2004 fue el despegue. Final en Auckland (Nueva Zelanda), primer título ATP en Sopot (Polonia) y triunfo clave ante Roddick en cuatro sets para que España consiga su segunda Copa Davis. Todo eso con solo 18 años, mientras Gaudio y Coria zanjaban desaveniencias en París.
En 2005 se tornó imparable. Comenzó la “Era Nadal” sobre polvo ganando Montecarlo y Roma, las dos finales ante Coria. Llegó a París a jugar Roland Garros por primera vez y lo terminó ganando, proeza que comparte con el sueco Mats Wilander (que lo logró en 1982 venciendo en la final a Guillermo Vilas). Ese primer triunfo de Nadal en RG fue ante otro argentino, Mariano Puerta.
Después, hilvanó en serie triunfos en París: 2006, 2007 y 2008 ante Federer; 2010 ante Soderling (su único verdugo, que venció al español en octavos de la edición 2009); 2011 otra vez ante el suizo RF; 2012 frente a Djokovic; y la de ayer ganándole a Ferrer.
8 victorias en Francia, más la conquista en Australia 2009, Wimbledon 2008 y 2010 y el Us Open 2010. 12 Grand Slams que lo acercan a dos de Sampras (14) y a cinco de Federer (17) con ¿5 años más de carrera?. La supremacía Nadal tiene hoy un solo escollo, Novak Djokovic.