UTA cosecha más adhesiones afuera que adentro

Por Yanina Passero
ypassero@diarioalfil.com.ar

[dc]L[/dc]os delegados de la Tamse realizarán una conferencia de prensa a primera hora de la mañana para informar el día y la modalidad del nuevo paro contra la privatización de la empresa de transporte municipal. Con la lectura de una solicitada dirigida a los usuarios -únicos damnificados por la intentona antiprivatista que lidera la UTA- los representantes de los choferes pedirán disculpas por las molestias ocasionadas explayándose en las motivaciones de su accionar sindical.
Los oradores serán el secretario general de UTA, Alfredo “Cuchillo” Peñaloza, los delegados y sólo la Junta Ejecutiva Gremial de Tamse. Como se evidencia, el protagonismo será sólo de quienes se sienten perjudicados por la decisión de la gestión de Ramón Mestre de concesionar los corredores y activos de la firma estatal, tras el proceso de licitación pública que ya está en marcha. La foto de hoy no promete mostrar “unidad gremial” como ocurrió en la movilización del pasado lunes, donde sobraron gestos de apoyo de importantes dirigentes sindicales de la provincia.
Cabe recordar que los secretarios Generales de Luz y Fuerza (Gabriel Suárez), del SEP (José “Pepe” Pihen), UEPC (Juan Monserrat) y Canillitas (Adrián Britos) elevaron la bandera con la consiga “no a la privatización de la Tamse”. El gesto de dirigentes sindicales de primera línea, identificados con el peronismo cordobés, dieron otro impulso al que se anticipaba como un paro en solitario de los referentes de UTA. Como se dijo, parece que el próximo paro no contará con las adhesiones cosechadas el lunes a nivel interno.
Desde que terminó el primer paro parcial del 40 por ciento del servicio de transporte hasta anoche, los delegados de la firma municipal, con el acompañamiento de Peñaloza, discutieron las nuevas medidas de acción directa. El paro para el viernes era la opción más ponderada en las deliberaciones internas que tuvieron un nuevo capítulo ayer. Lograr el apoyo de los empleados de Ciudad de Córdoba y Coniferal era el objetivo fijado para la jornada de ayer.
Pese a las especulaciones, la conducción de UTA y el cuerpo de delegados resolvió pasar a un cuarto intermedio y comunicar en la mañana de hoy el “plan de lucha”. La prórroga se explicaría por un dato de último momento: las empresas privadas no se sumarían al paro. En esta oportunidad, los referentes de Tamse protestarán solos.
Podría inferirse que la decisión responde a la necesidad de salvaguardar el abultado presentismo laboral que cobran los choferes del sistema de transporte urbano. La solidaridad con los colegas de Tamse significaría resignar un 10 por ciento de la suma total de este bonus salarial -siempre y cuando paren una sola jornada; caso contrario la quita se incrementa progresivamente. No obstante, son muchas las voces internas y externas (funcionarios municipales) que aseguran que la falta de apoyo del resto de las prestadoras del servicio público o los vaivenes en la planificación de medidas de fuerza, responden a serios conflictos internos en la cúpula de la UTA.
La conducción niega una interna, al tiempo que asegura que sólo existen las discusiones propias de todo grupo de trabajo. Dicho esto, los dardos son disparados hacia afuera y se posan sobre un ex dirigente de la UTA, Ricardo Salerno. El ex secretario de Finanzas del gremio durante ocho años y actual delegado de la empresa Coniferal es señalado por miembros de la conducción y delegados de la Tamse como el responsable de operar en contra de los intereses generales del sindicato. A modo ilustrativo, Salerno obtuvo 1.500 votos menos que Peñaloza en las últimas elecciones.