Módica reanudación de concursos en municipio: 8 cargos

Por Yanina Passero
ypassero@diarioalfil.com.ar

2013-04-03SESMA[dc]L[/dc]a página web que la Municipalidad habilitó como canal de comunicación con los interesados en ofrecer sus servicios a la administración pública, contiene nueva información que indica que el proceso abierto el año pasado pretende seguir su curso pese al batacazo del Suoem y algunas inconsistencias propias del proyecto de la subsecretaria de Capacitación, Laura Sesma, que fueron subsanadas en la maquetación de la idea original. Según se consiga en el portal, el sábado 20 de abril se llevará adelante la prueba de oposición a alrededor de 1.500 aspirantes para cubrir ocho cargos a distribuir en Ambiente, Transporte, Tecnología en Información y Salud; todas vacantes que requieren un perfil del postulante altamente especializado.
La evaluación de los conocimientos teóricos y prácticos relacionados con la función del cargo que se concurse será de la modalidad de opción múltiple y se realizará en computadoras individuales. El lugar elegido para el examen será las Baterías D de Ciudad Universitaria, sin duda una elección inmobiliaria para nada azarosa, pues ése recinto de la alta casa de estudios dota al proceso de un look académico siempre bien ponderado.
Las preguntas de los cuestionarios fueron elaboradas por especialistas de la Universidad Nacional de Córdoba y será la Universidad Tecnológica Nacional la que proveerá el sistema informático que devolverá el resultado alcanzado al postulante, apenas finalice la instancia de evaluación.
Ahora bien, conviene remarcar que cada paso que da la gestión en materia de los concursos públicos implica acelerar un embate gremial inevitable por el ingreso a la planta permanente de 2.500 agentes municipales que se desempeñan como monotributistas, contratados por artículo 8 o 9. Si la gestión continúa con cada etapa programada para aplicar el nuevo régimen de ingreso al municipio, contraerá responsabilidades legales con los aspirantes que se someten a cada una de las instancias fijadas para asegurarse una plaza en el espacio laboral que ofrece una media salarial apetecible.
Como fija la legislación municipal, luego del periodo de prueba de seis meses el agente contratado debe ingresar a la planta permanente si cumplió con los requisitos y objetivos fijados por su jefe de área. No obstante, el gremio de los municipales pide lista de espera. Si la gestión accediera a este requerimiento, los ingresantes concursados estarían habilitados para iniciar acciones legales en contra de la Municipalidad.
El gremio ya dejó en claro que no se opone a transparentar el ingreso a la administración pública. Pero el reclamo por el pase directo de sus afiliados a la planta permanente es justificado y excede la causa por la que un agente logró el puesto. Si ingresó a las reparticiones municipales a dedo, heredó el cargo o fue contratado porque sus servicios realmente eran necesarios, son categorías que exceden la discusión. Como se señaló en varias oportunidades desde estas páginas, la responsabilidad del desmadre en los ingresos no es sólo del gremio. Bien se sabe que sin la vista gorda de los funcionarios de turno nada de esto hubiera sido posible. Así las cosas, la conducción sindical se siente habilitada para exigir. Y, en este sentido, el pedido es claro y no da lugar a interpretaciones sesgadas: con la contratación directa de 2.500 empleados ya no habría reparos para que la gestión desande la promesa de campaña del intendente Ramón Mestre.
Negociaciones
El Suoem se apartó de la Junta Fiscalizadora creada por decreto con la finalidad de monitorear cada instancia de los llamados a concursos. No obstante, aguardar que se complete el proceso convocado en el segundo semestre de 2012 –calculan que será entre junio y julio- para reanudar la presión por los municipales contratados.
Una calificada fuente municipal de diálogo directo con Mestre aseguró que la gestión estaría dispuesta a habilitar los ingresos de contratados, al menos en una pequeña porción para contentar al gremio de los municipales. Los médicos concursados para ingresar al Hospital de Sur durante la gestión de Daniel Giacomino encabezarían la lista de opciones, pero no se descarta efectivizar a empleados artículo 9 con varios años de antigüedad. Sería en este caso el Suoem el que debería realizar las sugerencias. En este último caso el impacto sería mínimo porque los trabajadores de esta categoría tienen los mismos beneficios que un empleado de planta.
Si esta opción efectivamente es considerada por la gestión como única salida a la instrumentación de los concursos conviene preguntarse si surgirá una nueva “amparista” que rebata acciones que contradicen las ordenanzas. En el pasado fue Sesma quien durante la gestión de Luis Juez y Germán Kammerath presentó recursos de amparos para frenar concursos cerrados. Hoy es la encargada de lograr la trasparencia en el ingreso al municipio.