Vuelve Torres y el jueves arranca paritaria con el Suoem

Por Yanina Passero
ypassero@diarioalfil.com.ar

ruben daniele218Con las asambleas que realizaron los empleados de todos los CPC de la ciudad el viernes y el lunes por deudas salariales impagas, equipamiento, flota y recategorizaciones, surge la tentación periodística de asociar la remake que consiste en resucitar conflictos recurrentes –luego de un verano de casi normal prestación de los servicios municipales- con la intensión de presionar al Poder Ejecutivo municipal y lograr un resultado salarial afín a las aspiraciones sindicales en una nueva pugna salarial que comenzaría a desarrollarse este jueves.
Sin embargo, si se tiene en cuenta que los negociadores por el Suoem han dado sobradas muestras de su eficacia, invariablemente de quién ocupe el principal despacho de la Municipalidad, sería más sensato prescindir de esa hipótesis y concentrarse en la previa de lo que será un nuevo desafío para la gestión del intendente Ramón Mestre, quien prometió reducir en su segundo año de gestión el porcentaje que se llevan las erogaciones salariales de los ingresos totales a las arcas públicas. Dicen que el objetivo será llevar esta incidencia a un 60 por ciento.
Mientras aún sigue latente el record de la administración del ex intendente Luis Juez, cuyo gasto salarial orilló el 73 por ciento, el gremio comenzó con las tareas previas al análisis de los fríos números. Ya se los puede ver a los principales referentes del Suoem acercarse a las oficinas de la Secretaría de Economía, que dirige el Diego Dequino, o a la Dirección de Recursos Humanos dependiente de la Secretaría General a cargo de Sergio Torres, con el objetivo de acopiar información sobre la recaudación municipal o precisiones sobre deudas salariales atrasadas (que según pudo conocer este medio sólo queda el saldo de compromisos asumidos por la actual gestión), entre otros ítems.
Es resumidas cuentas, ya comenzó la etapa en que es necesario recabar todo el material disponible que permita a los dirigentes afinar el lápiz para la reactualización salarial de este nuevo ciclo y repasar los recursos a favor para lograr una paritaria exitosa. Incluso, no están descartados posibles movimientos recaudatorios que lleven adelante los alfiles de Mestre para sustentar las proyecciones gremiales, más allá de los índices de inflación oficiales y privados o el mínimo no imponible del impuesto a las ganancias.
El secretario general de la Municipalidad volverá a sus funciones el jueves, luego de una breve ausencia con motivo de un encuentro de intendentes en Salamanca, España. Desde el gremio esperan concretar ese día una reunión para tratar las condiciones y formas de la negociación salarial. Como ocurre en otras oportunidades, es en esa instancia donde el Suoem aprovecha para refrescar otros puntos de la agenda sindical como lo son las deudas impagas o el reclamo por la incorporación de miles de agentes contratados antes que los ocho agentes concursados el año pasado.

Sin cifras
El secretario adjunto del gremio, Daniel Fernández, aseguró a Alfil que aún no tienen un porcentaje estimado sobre la pretensión que oficializarán al Ejecutivo municipal, aproximación que podría llegar a trascender luego de que se lleve a cabo el procedimiento de rutina en estos casos que contempla consultas a los afiliados en asamblea, la formación de la comisión paritaria y la discusión de la pretensión en el cuerpo de delegados del gremio.
Todo parece indicar que, como ocurrió el año pasado, la base sobre la cual partirán será el aumento obtenido el año pasado, cuya última cuota se cobró en febrero pasado (un sistema diferido inaugurado por la gestión de Daniel Giacomino que permitió al Ejecutivo ahorrarle algunas monedas). Pese a las especulaciones, desde el Suoem prefieren evitar hablar de cifras hasta tener un primer contacto con los negociadores de Mestre. No obstante, un importante funcionario municipal anticipó que desde el gremio estaban interesados en conocer la incidencia de un 26 por ciento de aumento en el gasto salarial de 2013.
Sin mayores precisiones, Fernández advirtió que aguardan el regreso de Torres para comenzar con las reuniones que anteceden la discusión porcentual, que es en definitiva la que importa a las partes involucradas; en distintas direcciones, claro. El hermetismo de las partes al respecto parece que seguirá siendo la constante.