Enroque Corto en Río Cuarto

Por Julieta Fernández
[email protected]

 

La balanza inclinada

El gremio que nuclea a los empleados del Poder Judicial de la Provincia convocó a un paro de 48 horas para el día de hoy y mañana. Los motivos señalados son varios pero el principal detonante habría sido la reforma jubilatoria aprobada el pasado miércoles en la Unicameral. Además del rechazo a esta medida, el comunicado de AGEPJ adelantaba que los principales puntos del reclamo tienen que ver con: recomposición salarial (aseguran que el TSJ les adeuda un 10% de aumento correspondiente a diciembre del 2019, los retroactivos correspondientes y el agüinado), el cese de algunos contratos en los últimos meses, un pedido para que se respeten los protocolos de bioseguridad y el rechazo a la suspensión de la feria judicial de julio (receso invernal).

En declaraciones radiales, el presidente del Colegio de Abogados, César Avendaño, sostuvo que se trata de “una medida desacertada” y afirmó que dependen de los recursos humanos del Poder Judicial y que “los empleados tienen que prestar servicios y estar a la altura de las circunstancias para que los profesionales vayamos realizando nuestros trámites”. Alfil dialogó con un empleado judicial respecto de la postura del Colegio de Abogados.

Periodista: Parece que medida de fuerza ha generado mucho descontento…

Empleado Judicial: Nosotros sabemos que este tipo de medidas siempre generan malestar y está bien que tengan sus opiniones, pero eso no tiene nada que ver con una cuestión de ser inoportunos o no. Este reclamo no es algo improvisado. Muchos de esos puntos los venimos reclamando hace meses. El Consejo Consultivo Provincial analizó bien esta situación y ya dimos a conocer los motivos que justifican totalmente esta protesta.

P: ¿Qué opinan sobre lo que han dicho en relación al teletrabajo?

E J: Escuché que dijeron que el trabajo que hemos realizado “no se notó” en los expedientes. Se olvidan que hubo personal trabajando en las unidades judiciales, en las oficinas de tribunales y otras dependencias y que el resto hizo teletrabajo. Por cierto, notamos que mucha gente trabajó más horas de las que les correspondía y tuvo que afrontar otros costos con esa modalidad. Si hablan de que el trabajo “no se percibió”, hay portales del Tribunal Superior de Justicia en los que se informan los números sobre la actividad que se realizó durante la feria extraordinaria.

P: Se les cuestiona mucho el pedido de suspensión del receso invernal. Dicen que sería una oportunidad para poner los despachos al día…

E J: Nosotros lo hemos dicho en varias oportunidades y debiera haber una autocrítica no solo de parte de los que estamos en el Poder Judicial sino también de los auxiliares de la Justicia. Hemos notado como los procedimientos solo avanzan a pedido de parte. Durante la feria extraordinaria se suspendieron los plazos procesales y éstos se reanudan a pedido de parte. Esto quiere decir que son los abogados los que tienen que accionar y muchas veces no lo hacen a tiempo.

P: ¿Por qué dijo Avendaño que el teletrabajo no ha sido de un volumen importante? Asegura que la mayoría de los expedientes están en papel…

E J: No sé si mienten o están desinformados pero a muchos empleados se les llevaron los expedientes en papel a su domicilio para que sigan trabajando. La feria extraordinaria se produjo por cuestiones sanitarias y para cuidar la salud de ellos también, aunque parezca no importarles. Nosotros no somos quienes dirigimos la Justicia, somos empleados que tenemos el derecho a reclamar según el Artículo 14 bis de la Constitución Nacional.

 

¿Qué  mensaje se quiere dar?

En declaraciones periodísticas, el candidato a concejal de Hacemos por Córdoba y directivo de Bio 4, Germán Di Bella, consideró que las elecciones municipales deben darse en un contexto en el que puedan llevarse a cabo de manera ordenada: “Si nos pasa lo que pasó en los bancos con la concurrencia masiva de jubilados, no lo hagamos. Yo creo que todo se puede hacer si tenemos cuidados, si usamos barbijo y tomamos distancia”, señaló Di Bella.

Aunque el empresario no se aventuró en afirmar de manera contundente que las elecciones podrían hacerse en junio (mes en el que se estima que se llegaría al pico de contagios a nivel nacional), habría dado “el visto bueno” a que se realicen en el corto plazo. O al menos eso es lo que perciben algunos dirigentes opositores.

Periodista: Hasta el momento pocos actores del oficialismo habían señalado esto públicamente, ¿Qué mensaje cree que se quiere dar?

Dirigente Cambiemos: Antes que nada, creemos que las condiciones no están dadas en lo absoluto para que los comicios se realicen antes del 2 de julio y lo seguimos sosteniendo.

P: Algunos dirigentes del PJ dicen que a la oposición “nada le viene bien”, que están en desacuerdo con la prórroga y con la intervención…

D C: Nosotros hemos manifestado que septiembre sería una buena fecha, la misma que Llamosas dio en un principio como fecha tentativa. También se habló de llegar a un acuerdo político para una prórroga, pero con un tiempo delimitado. No es cierto eso de que no hemos optado por ninguna de las alternativas ni que tampoco hayamos realizado propuestas.

P: ¿Cree que la gente participaría si se hicieran en junio? ¿Este tipo de posicionamiento de algunos dirigentes no perjudica al oficialismo?

D C: Creo que intentan poner a la oposición en un lugar de irracionales. Eso les daría margen para cortar todo tipo de conversaciones y terminar haciendo lo que ellos realmente quieren. No obstante, hagan lo que hagan, siempre se terminan pagando costos y ahora ellos están en un terreno complicado como gobierno.

 

Sin declaraciones

Ayer se llevó adelante un breve acto por el 25 de Mayo en Plaza Olmos y con las correspondientes medidas sanitarias, el intendente Juan Manuel Llamosas izó la bandera. Hubo algunos funcionarios presentes, pero Llamosas no brindó declaraciones a la prensa y en su twitter dio un mensaje instando a la unidad en estos tiempos de crisis sanitaria a nivel global.

El silencio de Llamosas ante los medios tiene su propia lectura de parte de la oposición: “Está claro que no hablan porque habría muchísimas preguntas que no sabrían o no querrían responder: elecciones, transporte, ingresos a la ciudad, por nombrar algunas cuestiones”, dijo un dirigente opositor.

 

Día clave para los puesteros

Tras la protesta de la semana pasada que los mantuvo encadenados más de 24 horas en el Palacio de Mójica y la charla posterior con el intendente, los vendedores de puestos fijos mantuvieron su palabra y no han ido a trabajar desde el día jueves. Las autoridades les habrían prometido una respuesta para hoy.

Periodista: ¿Ya les han adelantado algo o todavía esperan respuestas?

Vendedor: Hoy tenemos que ir al Centro Cívico donde funciona el COE. Ahí debieran decirnos qué se decidió.

P: ¿Creen que los van a autorizar?

V: Yo trato de ser optimista porque si nos dicen que no, entrarían en contradicción con lo que el propio protocolo dispuesto por el COE plantea. Nosotros entendemos que integramos el sector comercial y debiéramos poder volver a nuestros puestos.

 

Bocinazo sanitario

La protesta convocada por el personal de salud a nivel provincial tuvo un gran acatamiento en la ciudad. A modo de caravana, los profesionales de la salud se movilizaron en sus vehículos desde el Centro Cívico hacia distintos puntos de la ciudad. El principal motivo serían las imputaciones judiciales a médicos a raíz del brote de contagios en el geriátrico de Saldán. “Debería responsabilizarse al dueño del geriátrico, no a los médicos” señalaron los profesionales de la salud. Más allá del principal reclamo que convocó la caravana, los manifestantes se mostraron con carteles y mensajes en repudio al maltrato en general al personal de salud: “No somos ni héroes ni asesinos, somos humanos”, señalaban los carteles pegados en los automóviles. En este sentido, el ex director del Hospital Pediátrico de Córdoba, Daniel Pizzi, dijo en declaraciones a FM Gospel: “A veces la gente nos aplaude a las nueve de la noche, pero al otro día no nos deja entrar a nuestra propia vivienda”.