Enroque Corto en Río Cuarto: La lista de la discordia

Por Julieta Fernández
[email protected]

La lista de la discordia

Esta vez no es una manzana si no más bien una lista de 10 productos la que ha generado discordia. En este caso, entre verduleros y el Municipio. Tras la polémica suscitada por los incrementos exorbitantes en el Mercado de Abasto, varios sectores (incluyendo las propias verdulerías) le solicitaron al Municipio que regule los precios. El intendente Juan Manuel Llamosas junto a Defensa del Consumidor, Defensoría del Pueblo y AFIP, dispuso una lista de precios máxima a partir de la firma de un acta acuerdo con el presidente del Mercado de Abasto, Ernesto Guevara.

En relación a los cuestionamientos de algunos verduleros que aseguran que prefieren que los precios se regulen a partir de la ley de oferta y demanda, el periodista dialogó con un funcionario municipal que siguió bien de cerca el acuerdo de precios.

Periodista: ¿Escuchó lo que dicen algunos verduleros sobre la lista de precios acordada?



Funcionario municipal: Lo escuché pero me llamó la atención. Ellos mismos solicitaron que se determinaran precios de referencia hace unos días…

P: Algunos manifestaron que los costos de producción han aumentado en el último tiempo, ¿Se contemplará ese aspecto?

F M: Los precios se van a ir revisando porque hay artículos que tienen cierta estacionalidad y en cuanto a los costos, hay incrementos que se pueden justificar pero eso depende de cada estructura comercial. Ahora, con esta lista, el consumidor podrá ver cuánto es que se remarca por sobre ese precio de referencia.

P: ¿Hay posibilidad de que algunos puesteros no provean de ciertos productos ante una baja rentabilidad?

F M: Los verduleros se proveen sí o sí de lo que tiene el Mercado de Abasto. Y el Mercado está obligado, por la ley de Abastecimiento, a traer todos los productos. Nopueden desabastecer la ciudad. La ley es clara y si no se cumpliera, implicaría desde multas hasta clausuras. Los precios de la lista son exclusivamente para el Mercado de Abasto. De ahí, los comerciantes tienen que agregar los márgenes de rentabilidad que consideren de acuerdo a sus gastos, pero no puede haber desabastecimiento en el Mercado.

P: ¿Ya se están ejecutando esos controles?

FM: Se están haciendo, tanto a puesteros del Mercado de Abasto como a verduleros. Lo cierto es que esta lista sirve de herramienta para los consumidores, quienes han denunciado precios abusivos en varios productos de primera necesidad. Ahora está claro que el consumidor podrá ver cuánto le cobra o remarca cada verdulero al consumidor final y ahí será más fácil identificar quienes están teniendo comportamientos abusivos.

P: ¿Se han retrotraído los precios que habían aumentado en grandes porcentajes?

FM: Sí. Desde el lunes siguiente a que se detectaron esos abusos, comenzaron a bajar los precios y hacemos un seguimiento con las denuncias que los propios consumidores nos hacen llegar.

A prueba y error

Los hechos ocurridos el día viernes conformaron una triste postal que será difícil de olvidar. Sobre todo para aquellos oportunistas que, quizás hasta aguardaban un grave error de parte del gobierno nacional para hacerlo notar en plena crisis sanitaria (y económica). La aglomeración de gente en la puerta de los bancos, en su mayoría adultos mayores, puso de manifiesto lo que planteaba Zygmunt Bauman al hablar de la ética posmoderna: “Cuando la cantidad de personas involucradas es tan grande, la responsabilidad del resultado final queda flotando. Es un pecado sin pecadores, una culpa sin culpables. La responsabilidad flota sin encontrar su refugio natural o mejor dicho está tan extendida que ni el arrepentimiento de cualquiera de los ‘actores parciales’ lograría cambiar mucho el estado final de las cosas”.

El periodista dialogó con un dirigente sindical de los trabajadores bancarios y consideró que “lo que pocos dicen” es que la responsabilidad (más allá de ser atribuida en buena parte al ANSES y a un deficiente cronograma de pagos) es de la sociedad en conjunto.

Periodista: ¿Era realmente previsible lo que pasó el viernes? Porque si es así, no hubo suficientes advertencias…

Dirigente sindical: Creo que era previsible teniendo en cuanto que las planificaciones no estaban bien. Había muchos cobros pendientes del mes de marzo y todo explotó. Creo que sobre la marcha se van corrigiendo algunas cosas. El sábado y domingo han sido jornadas muy tranquilas. Creo que tampoco lunes y martes será así. Ahora bien, el miércoles hay que estar atentos porque puede llegar a ser similar al viernes con el cobro del Ingreso Familiar de Emergencia.

P: ¿A quién atribuye la mayor responsabilidad?

D S: Creo que hay funcionarios como Vanoli que no han estado a la altura de las circunstancias. Se debiera haber planificado mejor desde ANSES y el Banco Central pero en general no quiero puntualizar una culpa. Creo que siempre es más fácil culpar a los trabajadores bancarios que siempre pagamos los platos rotos pero hay una sociedad en general responsable de esto. No puede ser que haya adultos mayores que no tengan un hijo o nieto o amigo que les retire la jubilación. Nadie dice eso, sabiendo que un buen porcentaje de ellos y de las personas que cobran AUH tienen tarjeta de débito pero por alguna razón no la usan.

P: Pero hablar de la sociedad en general diluye un poco la responsabilidad…

DS: Sí, por eso creo que ANSES y el Banco Central principalmente fueron los que fallaron en la planificación de esta tarea. Pero ya está, ya pasó. Esto es a prueba y error.

P: ¿Coincide con aquellos que aseguran que los bancos nunca debieran haber cerrado?

DS: En cierta forma sí. Si uno lo piensa bien, estaban abiertas las ferreterías y no los bancos pero creo que lo que sucedió marca un camino para no volver a cerrar las puertas. Reitero. El error principal estuvo en la planificación y en el tema de las fechas de cobro. No creo que con solo mantener abiertos los bancos se hubiese garantizado que no ocurra lo del viernes. Acuérdese de esto que le digo: El miércoles, si no hay una buena planificación, esto volverá a ocurrir.

P: La seguimos el miércoles entonces…

D S: Estaremos en contacto.

Repartición de culpas

Y como todo hecho desafortunado, nunca faltan los oportunistas políticos y las redes sociales hacen eco de sus manifestaciones. Muchas de ellas, asegurando que el Municipio tendría buena parte de la responsabilidad del colapso en los bancos el pasado viernes.

Periodista: ¿Escuchó algunos de esos comentarios?

Dirigente sindical: No soy muy de las redes sociales pero me enteré de algunas cosas que se han dicho. Sinceramente no concuerdo. No sé qué más podría haber hecho el Municipio. Por mi parte, sé que estuvieron en contacto con La Bancaria y llevaron sillas, realizaron tareas de desinfección, vacunaron a algunos adultos mayores y llevaron ambulancias. Creo que dentro de todo el caos, el Municipio manejó bastante bien su parte.

Baja recaudación

La Provincia lleva más de un año y medio de caída en cuanto a recaudación y por supuesto no se puede esperar un escenario optimista en medio del parate económico actual. A nivel provincial se anunció una medida que implicaría eximir a municipios y comunas del pago de deuda de coparticipación.

Periodista: Hace poco se anunciaron medidas en línea con algunas exenciones y facilidades de pago, ¿Qué tan fuerte es el temor a la baja recaudación?

Dirigente PJ: Es un temor real y para nada infundado. Sobre todo sabiendo que venimos de una situación económica crítica y no le podemos pedir a la gente que haga frente al pago de los tributos en un momento como este.

P: ¿Cuánto implicaría la suspensión del pago de deuda en materia de coparticipación?

D PJ: Son cuatro meses y en total estaría llegando cerca de los 400 millones. Si lo trasladamos a cuanto implicaría en manera mensual son entre 90 millones y 100 millones aproximadamente. Aún no tengo los números concretos de Río Cuarto.