Suoem: baja definitiva al plan de regreso anticipado de Daniele

Fuentes internas del sindicato apuntan que la Asamblea General Extraordinaria que defina la Junta Electoral para las próximas elecciones internas del gremio sería convocada recién en septiembre. Los motivos: esperar la rehabilitación judicial de Daniele hasta último momento y evitar la superposición de la elección con las paritarias.

Por Felipe Osman
[email protected]

suoem-danieleLa enrevesada estratagema urdida por Rubén Daniele, allá por fines de 2017, para regresar a la Secretaría General del Suoem antes de que el mandato de Beatriz Biolatto llegara a su fin habría sido finalmente descartada por el histórico líder de la Lista Verde.

Según apuntan fuentes internas del sindicato, la Asamblea General Extraordinaria encargada de designar a la Junta Electoral que tutele los comicios del gremio sería convocada recién en septiembre u octubre, con lo cual la elección tendría lugar en las últimas semanas del año, con la actual conducción llegando al final de su mandato.

Habré quienes vean (o quieran ver) en esto un fracaso de Daniele, pero difícilmente sea esta la única lectura válida para el asunto. Si bien se mira, el avezado dirigente gremial ha logrado paralizar su sucesión durante nada menos que tres años -después de sobrepasar largamente la edad jubilatoria- manteniendo el control del sindicato aún después de ceder obligadamente el poder formal a Biolatto, su ex pareja.

Mas propio, en todo caso, sería apuntar en la columna de los perdedores a los todos los que esperaban suceder a Daniele al frente de la Secretaría General, que quedaron descolocados por la agilidad de manos del cacique de los municipales, y que han visto -y seguirán viendo- como los meses se convierten en años sin que el sindicato llame a elecciones, dejando a la regencia de Biolatto llegar a su fin.

Ahora bien, más allá de esto, debe decirse que la decisión de dejar correr el almanaque tendría más de un motivo.

El primero -el más obvio- es que Daniele aún no cuenta con un sí definitivo de la Justicia para lanzarse, otra vez, por la Secretaría General del Suoem. Tras un fallo favorable en primera instancia donde la jueza Sofía Keselman entendió que el decreto de Ramón Mestre que en julio de 2017 puso al gremialista en “estado jubilatorio” era nulo y la posterior apelación interpuesta por la Municipalidad, el panorama judicial de Daniele no ha quedado del todo despejado, con lo cual esperar resulta oportuno.

Otra de las razones apuntadas sería evitar la superposición del proceso electoral con las negociaciones paritarias que el sindicato debe encarar con al Palacio 6 de Julio y que, si el Ejecutivo Municipal es coherente con la composición de lugar que ha buscado trasmitir a los cordobeses, deberán ser particularmente duras, dada la presunta gravedad del estado de las cuentas municipales.

Así las cosas, Daniele intentaría su regreso a la Secretaría General del Suoem recién después de que Biolatto concluya su mandato, y si la Justicia no lo rehabilitara, sería la propia Biolatto la que iría por la reelección. En resumen, alguien que ya ha traspasado largamente la edad jubilatoria (Daniele) se postulará para conducir el sindicato -algo prohibido por su propia carta orgánica- y, en caso no contar con el sí definitivo de la Justicia para hacerlo, postulará en su lugar a otra persona que también habrá entonces traspasado con comodidad la edad jubilatoria, con la sola diferencia de que no pesa sobre esta última -de momento- un requerimiento expreso de retiro.

Para quien se pregunte qué pasaría si esta nueva -y disparatada- variante del plan Daniele no funcionara, lo que probablemente suceda -si a los antecedentes atendemos- será que el gremialista habrá puesto en el freezer la resolución de su sucesión hasta último momento y allí, sobre los hechos consumados, seguramente le resulte bastante fácil volver a designar al frente de la Lista Verde a quien más quiera, sin que los aspirantes al puesto tengan siquiera el reflejo de oponer la voz de alto.