La vendimia aleja a Negri del retiro radical en Villa Giardino

El principal opositor a Ramón Mestre faltaría a la cita anual de discusión de la UCR.

Por Alejandro Moreno
[email protected]

Los radicales acostumbran a encontrarse una vez al año, generalmente en Villa Giardino, para analizar los escenarios políticos y partidarios. En 2020 la cita será el viernes 6 y sábado 7 de marzo, pero todavía no confirman todos que concurrirán. Previsiblemente, Ramón Mestre ya confirmó que participará e, incluso, se espera de él un alto protagonismo.

El actual presidente del Comité Central planteará en Villa Giardino la conveniencia de la reforma de la Carta Orgánica de la Unión Cívica Radical para eliminar los núcleos internos como estructuras permanentes. La idea es que se constituyan para las elecciones, con lo que podría disminuirse, afirman, la inflación de colectividades internas.

Muchos dirigentes, no solo mestristas, comparten la iniciativa, aunque algunos consideran que no es el mejor momento, y que detrás del plan oficialista podría esconderse el intento de complicar la conformación de un eje antimestrista. ¿Y Negri? En cambio, no está claro qué hará Mario Negri, el otro gran protagonista de la interna radical. Negri está en el ojo de la furia mestrista porque en las elecciones de mayo del 2019 se presentó como candidato a gobernador por la alianza Córdoba Cambia, que integraron el PRO, el Frente Cívico y la Coalición Cívica-ARI, en contra de Mestre, el candidato de la UCR.



En la oficialista Confluencia hay quienes impulsan sanciones en contra de Negri y de todos aquellos que fueron en la lista de la coalición. Y hasta ya hay, a modo de anticipo o amenaza, un embate contra Patricia De Ferrari, a quien se suspendió en su cargo de vicepresidente 1° del Comité Central. Fuentes negristas aseguraron ayer a Alfil que el actual diputado nacional no estará en Villa Giardino, aunque le quitan dramatismo a la decisión. Negri está invitado por el gobernador de Mendoza, Rodolfo Suárez, a la Fiesta de la Vendimia, justo el viernes 6. En esa ocasión habrá una reunión de gobernadores y cabezas legislativas nacionales de Juntos por el Cambio.

La agenda le daría la excusa perfecta a Negri para no ir a Villa Giardino. Naturalmente, un debate entre los principales dirigentes nacionales de la alianza UCR/ PRO es una cita ineludible para dirigentes como Negri, que tienen altas responsabilidades en la oposición al kirchnerismo.

Decisión grupal

De todos modos, la actitud de Negri hacia el encuentro en Villa Giardino quedará exhibida por la presencia de otros dirigentes del grupo Morena, que formalmente no decidió todavía qué hará. Si hay un faltazo masivo, la lectura será ineludible. Pero hay soluciones intermedias, como por ejemplo enviar algunos dirigentes para que no se interprete la eventual ausencia de Negri como un desaire.
El radicalismo está con movimiento interno porque en agosto vence el mandato de las actuales autoridades partidarias, y las elecciones deberían realizarse en mayo. Mestre podría intentar ser reelecto en la presidencia del Comité Central, y en los últimos días pasó de negar esa posibilidad a dejar una puerta abierta. Ya manifestó su deseo de ir por la silla mayor del tercer piso de la Casa Radical el intendente de Bell Ville, Carlos Briner, y en los próximos días aparecerán otros que, por ahora, manifiestan sus aspiraciones en el off the record.

A Jujuy

Asimismo, ayer se confirmó que el miércoles la Mesa Nacional de Juntos por el Cambio y las autoridades de los bloques legislativos irán a Jujuy “en defensa del orden institucional, atentos al fogoneo que hay sobre el pedido de intervención de la Justicia de la provincia”, según informó el propio Negri.