Para adictos irrecuperables al cine

Una nueva Semana de la Cinefilia reivindica el placer de ver cine, aprender, hablar sobre películas, hacer críticas, conversar sobre cine local y otras sorpresas.De hoy hasta al domingo en el Cineclub Municipal.

Por Gabriel Abalos
[email protected]

“El mundo está lleno de secretos”, una narración hipnótica abre la II Semana de la Cinefilia en el Cineclub Municipal.

El cinéfilosuele ser un aficionado equiparable al melómano: gente con disposición entusiasta por series de obras artísticas, aunque también de productos que pueden distar de lo artístico, sin por ello dejar de encuadrarse en la tradición de lenguajes específicos del arte. La cinefilia debiera terminar, formalmente, allí donde comienza el mundo de arremangarse a hacer cine, aunque es indiscutible que grandes cineastas nunca dejaron de sertambién grandes cinéfilos. En suma, la cinefilia es una obsesión que puede abarcar desde el puro placer hasta el coleccionismo, la ciencia, la crítica, la erudición. Y como sin ella faltaría la sal de la vida del cine, el Cineclub Municipal Hugo del Carril despliega de hoy al domingo la Segunda Semana Mundial de la Cinefilia, evento cuya programación incluye una variedad de actividades y la visita de cinéfilos del país y del mundo,que vendrán a compartir sus películas favoritas, sus ideas y sus historias. Los cinéfilos y cinéfilas serán los homenajeados en estas jornadas en las que se realizarán encuentros con el cine cordobés y con el Museo del Cine Pablo Ducrós Hicken de Buenos Aires; un taller intensivo de crítica cinematográfica y cinefilia; invitados especiales que compartirán masterclasses y críticas en vivo, además de seleccionar programas dobles; habrá también proyecciones elegidas por los miembros de la revista de cine La vida útil, que organiza esta actividad de manera conjunta con el Cineclub.

Acercando la lente a las personas y los objetos que circularán durante estos cinco días cinéfilos, la primera actividad tendrá lugar de 11a 14 en el Auditorio Fahrenheit, con la apertura del Taller Intensivo de Crítica y Cinefilia que dictará La Vida Útil hasta el sábado. Allí se leerán textos claves de la historia de la crítica y se escribirá sobre las películas que se verán durante el evento, con devoluciones por los coordinadores del taller. Participarán asimismo como invitados críticos, cineastas y programadores.

A las 16 se proyectará un título seleccionado por La Vida Útil, en el Auditorio Fahrenheit: Road to Nowhere (EE.UU., 2010. 120’) dirigida por Monte Hellman. Este juego narrativo de cajas chinas, película dentro de película y viceversa, trata sobre un cineasta promisorio que recrea con su cámara un sonado escándalo financiero, reviviendo un sórdido caso criminal en el que acaba atrapado.



A las 18.30, siempre en el espacio Farhrenheit tendrá lugar un encuentro con el cine cordobés, sobre Cine y Cinefilias, donde críticos y cineastas locales dialogarán y debatirán sobre la última década de producción local, refiriéndose a experiencias cinematográficas y películas destacadas de esta nueva filmografía. Se indagará la importancia de la cinefilia en sus procesos creativos.Participarán de la conversación María Aparicio, Alejandro Cozza, Rosendo Ruiz y Lucía Torres Minoldo.

La apertura oficial de la Segunda Semana de la Cinefilia se hará en la sala mayor del Cineclub a las 20.30, con Función de gala en que se exhibirá The World Is Full of Secrets (EE.UU., 2018, DCP, 98’) dirigida por Graham Swon, con actuaciones de Ayla Guttman, Alexa Shae Niziak. La voz de una anciana narradora hilvana esta historia contada años más tarde, cuyas protagonistas son cinco muchachas jóvenes que pasan una noche en vela intercambiando experiencias sobre el horror, en un filme gótico narrado de manera onírica, hipnótica.

Las actividades y títulos de la primera jornada serán seguidas de muchas otras los días subsiguientes de la muestra, distribuidas en los diversos horarios y salas del Cineclub. Esto incluye, en el Auditorio Fahrenheit, Romancing in thin air (Hong Kong, 2012. 1.51’) dirigida por Johnnie To, con Louis Koo y Sammi Cheng. También se podrá revisar filmes de hace décadas, como es el caso particular de Prisioneros de la tierra, de Mario Sofficci (1939), con Ángel Magaña y Elisa Galvé, en versión restaurada por L’Immagine Ritrovata con la coordinación del Museo del CinePablo Ducrós Hicken y el apoyo de The Film Foundation. Previa a esta proyección, el domingo, habrá un Encuentro con el Museo del Cine, con presentación del sitio web y del libro Nitrato argentino. Una historia del cine de los primeros tiempos, en undiálogo con Paula Félix-Didier e integrantes del Museo Pablo Ducrós Hicken.

Otros filmes añejos se proyectarán en una selección a cargo de destacados visitantes, como Perro blanco de Samuel Fuller (1971),presentad             o por Paola Buontempo; Pánico en el Transiberiano, de Gene Martin, con Christopher Lee, Peter Cushing (1972), presentada por José Miccio; y Casta invencible dirigida por Paul Newman (1971), con su actuación y la de Henry Fonda, presentada por Álvaro Arroba.Otros títulos destacados de la programación son ¿La ciudad es una sola?(Brasil, 2012.80’) de Adirley Queirós, documental dedicado a la ciudad de Brasilia, o Que el diablo nos lleve (Francia, 2018. 98’) dirigida por Jean-Claude Brisseau, con Fabienne Babe e Isabelle Prim.

Actividades de los días que siguen incluyen Masterclasses, como El programador de festivales de cine absorto frente a la autoprogramación, que dictará el jueves Álvaro Arroba; Sobre El cuerpo del cine, de Raymond Bellour, por Paola Buontempo; Archivos audiovisuales y política pública, por Paula Félix-Didier; y Las canciones, por José Miccio.

Una modalidad que se integra a esta sucesión de propuestas fílmicas y teóricas será la inclusión de películas sorpresa, cuyos títulos serán develados cada día en el horario central, a las 20.30.

Cineclub Municipal, Bv. San Juan 49.