Aprueban en Ingeniería 5 tecnicaturas de salida laboral

Una demostración de que no es necesario multiplicar la burocracia para aumentar la oferta académica lo está dando por estos días la Facultad que con alguna imprecisión se designa como Ingeniería pero que, en realidad, es de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales.

Por Gabriel Osman
[email protected]

Decano Pablo Recabarren

Uno de los rasgos más distintivos –y onerosos- que se ha verificado en los últimos 20 años en la UNC es la verdadera “inflación” de Facultades sin que aumentara un ápice la oferta académica de la casa de estudios. Una verdadera contradicción que se explica, exclusivamente, en la necesidad de los distintos sectores políticos que animan su vida política de mejorar sus chances en las elecciones indirectas de rector y vice que se realizaban cada tres años.

Su último episodio fue en 2015, cuando su entonces rector, Francisco Tamarit, creo dos nuevas unidades académicas, Ciencias Sociales y Ciencias de la Comunicación. El tiro le salió por la culata porque sus respectivos Consejos Directivos no votaron al año siguiente, en 2016, y ya en 2019 se estrenaron las elecciones directas. Un beneficio marginal nada despreciable de la reforma electoral que impulsó el rector Hugo Juri.

Una demostración de que no es necesario multiplicar la burocracia para aumentar la oferta académica lo está dando por estos días la Facultad que con alguna imprecisión se designa como Ingeniería pero que, en realidad, es de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales. Vale la precisión porque con la creación de la FCEFyN, más Ciencias Médicas y el Observatorio Astronómico, Sarmiento y Nicolás Avellaneda le trajeron ciencia a “una universidad de teólogos y jurisconsultos”, según el cáustico lenguaje utilizado en el “informe Avellaneda” en los años 1870/1880.



La FCEFyN Y Médicas terminarían siendo “Facultades de Facultades”, porque de desprendimientos oportunos y necesarios salieron gradualmente la mayoría de las otras unidades académicas que componen la UNC, desagregando, obvio, los dislates de los últimos 20 años.

Esta Facultad que conduce Pablo Recabarren contiene en su seno carreras como Biología y Geología que poco tienen que ver con su estructuración sobre las Ingenierías. Si bien existe un viejo anhelo de los biólogos de crear su propia Facultad, que el actual decano no rechaza, las autoridades no se sienten paralizadas por estas circunstancias.

Para este año, por ejemplo, su Consejo Directivo ya aprobó –aún falta el tile del Ministerio de Educación- la creación de cinco carreras nuevas de pregrado y dos nuevas maestrías en el área de Posgrado:

Tecnicaturas de 3 años de duración y una carga de 1.400 horas:

  • Tecnicatura Universitaria en Sistemas Digitales
  • Tecnicatura Universitaria en Análisis Químico Industrial
  • Tecnicatura Universitaria en Gestión de Producción Aeronáutica
  • Tecnicatura Universitaria en Procesos Industriales
  • Tecnicatura Universitaria de Laboratorio en Ciencias Naturales y Ecología de Campo

Estas nuevas carreras de pregrado corresponden a lo establecido por el Art. 42 de la Ley de Educación Superior y tendrán alcances profesionales mientras que las otras carreras de nuestra casa responden a lo estipulado por el Art. 43 de la misma ley. Las nuevas tecnicaturas constituyen títulos pregrado de las carreras de grado: Ing. Electrónica, Ing. Química, Ing. Aeronáutica, Ing. Industrial y Ciencias Biológicas.

Estas nuevas ofertas académicas le permiten a los estudiantes que inician una carrera de grado, obtener un título intermedio con alcance profesional, lo que conlleva a la posibilidad de matricularse en un Colegio Profesional, en un corto plazo, permitiéndole trabajar mientras finaliza sus estudios de la carrera de grado.

Maestrías:

  • Generación de Energías Renovables.
  • Gestión de la Calidad y Evaluación de la Educación Superior.

La Maestría en Generación de Energías Renovables (RES-2019-3716) tiene una duración de dos años y se caracteriza por ser una Maestría Profesional. Es una carrera transversal a todas las Ingenierías y a la geología, por lo que está destinada a todos los egresados de esas carreras y a quienes acrediten formación equivalente. Actualmente, las Energías Renovables han tomado importancia a nivel mundial no tan solo por el cuidado del medio ambiente, particularmente en lo referido al Cambio Climático, sino porque son sustentables, se han transformado en fuentes de energía competitivas en los precios, tienen reducidos impactos ambientales y pueden, en muchos casos, ser generadas en los propios lugares de consumo.

La Maestría en Gestión de la Calidad y Evaluación de la Educación Superior (RES-2019-3158) es una maestría internacional interinstitucional de la UNC, convenida con la Universidad de La Habana y la Universidad Central del Ecuador (universidades socias) y con titulación múltiple, con sede administrativa en la Facultad de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales (FCEFyN) y co-gestionada con la Facultad de Ciencias Económicas (FCE). Tiene una duración de dos años, con el objetivo de formar profesionales en la gestión de la calidad de los procesos universitarios con un enfoque sistémico, para el desarrollo sostenible de las Instituciones de Educación Superior (IES).