Primera muestra de fuerza de línea Caserio con cumbre provincial

El senador nacional encabezará mañana un plenario provincial que tendrá lugar en un reconocido hotel capitalino. Allí se buscará darle marco formal a la estructura propia que delinean dentro del PJ y que pretenden convertir en el brazo político de Alberto Fernández en Córdoba.

Por Yanina Soria

Entre los dirigentes que ya son parte de la estructura que impulsa Caserio se encuentran Martín Gill, flamante secretario de Obras Públicas de la Nación; Walter Saieg, secretario de Transporte de la Nación; Gabriel Bermúdez, subsecretario nacional de Transporte; la concejala Olga Riutort; Adriana Nazario; Dante Heredia, funcionario de PAMI Córdoba; los legisladores Carlos Presas, Rodrigo Rufeil, Mariana Caserio, Gustavo Eslava, Tania Kyshakevych, Franco Miranda, Laura Labat, entre otros.

La estructura política sobre la que trabaja el senador nacional Carlos Caserio junto a otros dirigentes cordobeses que apoyan el proyecto político del presidente de la Nación, comenzará a tomar forma en las próximas horas.

Para mañana está previsto un plenario con toda la dirigencia que ya confluye en este sector del PJ Córdoba, con intenciones de proporcionarle un marco de formalidad.

El encuentro provincial que tendrá lugar en un reconocido hotel de esta ciudad, buscará dotar de organicidad a un espacio que pretende convertirse en el brazo político de Alberto Fernández en Córdoba. Y, por ende, desmarcarse de la posición nacional que tomó el gobernador Juan Schiaretti; hoy, único mandatario peronista no encolumnado en el Frente de Todos.



Desde el caserismo entienden que es momento de organizar la tropa y darle orden a una estructura política desde donde acompañar y apuntalar localmente las políticas de Fernández.

Las invitaciones que ya circulan por WhatsApp de los teléfonos de hombres y mujeres del justicialismo local, llevan la firma del ex presidente del partido quien convoca a “participar del plenario provincial en apoyo al presidente Alberto Fernández”.

Según pudo conocer Alfil, allí se discutirá desde si este sector tendrá denominación propia hasta qué posicionamiento tomarán frente a la inminente renovación de autoridades partidarias. Los mandatos actuales vencen el 30 de abril y, como se sabe, desde el Panal quieren una sola lista. ¿Habrá acuerdo?, es la pregunta que sobrevuela hoy en Hacemos por Córdoba.

Del plenario provincial previsto para el jueves a las 18, también saldrá la ratificación de pertenencia de esta porción del peronismo local a la estructura nacional del Frente de Todos. Y seguramente también se levantarán críticas a la postura de neutralidad que mantiene Schiaretti.

Si bien desde el caserismo insisten en aclarar que no tienen vocación de ruptura ni intenciones de partir al PJ, de inmediato justifican la necesidad de imprimirle con urgencia una identidad propia a esta movida. Aseguran que la decisión del Gobernador de vincularse con la Nación sólo desde lo institucional, no los contiene.

Como principal impulsor, Caserio busca armar una mesa de conducción que tenga representación en todo el territorio provincial y para ello cuenta con referentes de los distintos departamentos.

Ya un sector del bloque oficialista en la Legislatura de Córdoba le responde políticamente mientras ya se trabaja para hacer pie en la Capital cordobesa de la mano de dirigentes como Dante Hereda (actual funcionario de PAMI), Gabriel Bermúdez (subsecretario de Transporte de la Nación) y la concejala Olga Riutort.

Por otro lado, el armado político también cuenta con la participación de un sector del sindicalismo cordobés como el que lidera la ex legisladora y secretaria General de Obreros Gráficos, Ilda Bustos y del titular de UEPC, Juan Monserrat.

Desde el caserismo señalan que la de mañana será apenas la primera foto de una estructura política que se encuentra en plena fase de construcción pero que promete extenderse a lo largo y ancho de la provincia. Y según dijeron, ya cuentan con el respaldo de más de un centenar de intendentes y jefes comunales hoy enrolados en Hacemos por Córdoba.

Y aunque desde el Panal buscan bajarle el torno a la movida, siguen de cerca los pasos que dan desde ese sector para evitar, por todos los medios, que el desenlace sea una interna partidaria o un quiebre dentro del PJ Córdoba que, hasta ahora, se había mostrado siempre sin fisuras.